Guía para crear una Sociedad Limitada

27 Enero 17

Crear una Sociedad Limitada es un paso bastante importante en tu negocio. Quizás ahora que comienza el  año sea el momento adecuado. No puedes ni debes dejar nada al azar. Te mostramos el paso a paso de cómo hacerlo en tu startup.

Empezar

Empezar y lanzarse a la piscina suele ser la decisión más complicada. En ocasiones se toma de manera precipitada, lo que puede ayudarnos a tirar para adelante y con ello lograr hacer realidad nuestra idea o provocar que no se preparen las cosas adecuadamente. En otras ocasiones, las más frecuentes, precipitarse provoca cometer fallos que luego tendrás que buscar la forma de solventar y ver si no arruinan el paso dado. ¿Cómo evitar esto? Teniendo en cuenta unos determinados elementos con los que debes contar antes de lanzarte a montar un negocio, pues su simple elaboración o procesos te ayudarán a convencerte del éxito de la idea o de que no merece la pena y debes buscar una alternativa. El primero de ellos es elaborar el plan de negocio, ese business plan que analice el negocio y que contará con su resumen ejecutivo para ser presentado a terceros que se interesen por la idea o el negocio. El segundo es contar con el apoyo de terceros, siendo de gran utilidad las incubadoras de empresas, puesto que pueden aportarte ese complemento en áreas que no controlas y que te permitan tener una visión y análisis más completo del negocio y el sector. Pero sobre todo, no debes ponerte barreras a ti mismo. No es positivo contar con autobarreras, el presente y el pasado del emprendimiento es diferente y en la actualidad las únicas barreras son las que tu te pones, porque todo lo demás tiene alternativas ¡y si no existe alternativa a alguna cuestión, invéntala tu mismo, pues seguro que es un buen negocio!

Modelo de negocio

En las Startups es esencial el modelo de negocio escogido. Existen diferentes opciones, como el lean startup, pero la parte esencial para que un modelo de negocio sea exitoso es que creen valor a los clientes, que sea un producto que los clientes necesitan. Sino, si nadie necesita ese producto o servicio, ¿a quien te diriges? ¿Quién te lo va a comprar? Analizar el modelo de negocio a través de técnicas muy visuales e interesantes como el Business Model Canvas o la Value Proposition de Osterwalder son pasos muy importantes para ayudarte a aclarar tus ideas y a saber qué camino seguir. En el modelo de negocio, otro aspecto de gran relevancia y que suele ser crítico es el aspecto económico. Por ello, es necesario analizar los gastos, seguir consejos para reducir esos gastos innecesarios o excesivos, reducir costes y saber lo relativo a cómo y cuándo repartir dividendos en el caso de que logres beneficios. Para todo lo relativo a lo financiero te será de gran utilidad echar un vistazo a la cuenta de explotación de tu negocio y al análisis del flujo de caja, que parecen cosas complicadas, técnicas e innecesarias, pero que en realidad son sencillas y útiles. Te ayuda a gestionar tu negocio

Marketing y ventas

El marketing y las ventas son uno de los elementos esenciales de una empresa, sobre todo en sus comienzos, puesto que tiene que darse a conocer. Para ello, debes preparar un plan de ventas sobre tu negocio e ir mejorándolo a la vez que se desarrolla tu propio negocio. Además, debes seguir estrategias para lograr que los clientes hablen de ti, puesto que el boca a boca es la forma más eficaz de conseguir clientes fieles. La gente confía más en lo que le dice su pareja, hermano o vecino que lo que tu puedas contarle en un folleto publicitario. Todo ello debes realizando controlando, también en este aspecto de marketing y ventas, unas determinadas métricas básicas que te ayudarán a continuar con el mismo plan de ventas o a ver qué alteraciones necesitas realizar en el mismo. Aunque creas que eres el mejor comercial del mundo, sobre todo vendiendo tus propios productos o servicios, siempre se puede mejorar. Por ello, analiza si sigue todos los pasos para que una visita comercial sea efectiva y valora como incorporar aquellos que no se ajusten a lo recomendado Por último, y como elemento esencial, establece objetivos de ventas. Objetivos que no sean muy reducidos ni inalcanzables, pero que puedas medir y analizar periódicamente.

Financiación

Si necesitas financiación, ten en cuenta que además de las alternativas clásicas de acudir a un banco a pedir un préstamo existen cada vez más alternativas y cada vez más interesantes en el mercado, especialmente dado lo complejo de que te concedan un préstamo tradicional en la situación financiera que se ha vivido en los últimos años. Puedes acudir a préstamos ENISA o acudir a vías de financiación como los Business Angels, para lo que necesitas saber cómo puedes conseguir convencer a un inversor de este tipo y presentarles, además, las ventajas fiscales que tienen si apuestan por tu negocio emprendedor en lugar de focalizar sus inversiones en otro tipo de activos como los inmobiliarios o los financieros. En el caso de que consigas un inversor, necesitarás realizar un buen pacto de socios para regular todo lo que puede ocurrir a lo largo del desarrollo del negocio, las implicaciones y riesgos que tiene la ampliación de capital que deberás llevar a cabo en la empresa para la entrada del inversor y calcular correctamente la prima de emisión. Seguramente él cuente con expertos que le asesoren y tu no puedas costearte ese tipo de servicios, pero por ello debes revisar por ti mismo estos elementos para que no te engañen ni te sientas engañado.

Productividad

Para que un negocio, sobre todo en un inicio, sea exitoso hay una característica que es necesaria en el mismo, pues si no no avanzará al ritmo correcto y puede llevarla al fracaso: la productividad. Para medir y analizar la productividad debes conocer términos relacionados con la misma como el GTD o SCRUM. Parecen cosas raras, pero en cualquier caso son útiles por lo que nada te cuesta echarles un vistazo y ver en qué te pueden ayudar. Por supuesto, para ser productivo es necesario ser organizado y organizar y clasificar correctamente las tareas a realizar, para lo que te será muy útil llevar a cabo el método Kanban para la optimización de tareas. Por último, y aunque puedas verlo como algo demasiado profesional para ti, es positivo conocer el PMP (Project Managment Profesional) y ver qué cabida tiene en tu negocio emprendedor.

Herramientas

A la hora de gestionar tu negocio, inevitablemente, vas a necesitar ayuda. Tu sólo no podrás controlar diariamente todas las cuestiones en las que tienes que fijarte y que tienes que llevar a cabo. Por ello, y aunque siempre es positiva la ayuda de compañeros de viaje, hay tareas que puedes encargar a herramientas de ayuda que las hagan por ti y sólo tengas que encargarte de configurarlas y supervisarlas, pero no tengas que estar creando los modelos, elementos y repitiendo lo mismo todos los meses si es algo rutinario. ¿En qué tareas pueden ayudarme estas herramientas? Pues en cuestiones tan necesarias como la facturación, en la que Billage será tu aliado y te quitará de complicaciones por una reducida cuota o las redes sociales donde Postcron te ahorrá mucho tiempo con sólo dedicar un tiempo a darle las indicaciones sobre qué contenidos o enlaces publicar. Te ayuda a gestionar tu negocio

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos