¿Qué es el Lean startup?

23 Octubre 15

El principio del Lean startup define que una empresa es una organización temporal con el objetivo de encontrar un modelo de negocio viable, a través de una serie de intentos que nos servirán para ir aprendiendo al mismo tiempo que avanzamos.   La metodología del Lean startup es compatible con Lean Canvas o con el Business Model Canvass, dos herramientas geniales para desarrollar modelos de negocio.

¿En que se basa el Lean startup?

El Lean startup es una metodología, que como muchas otras, se concentra en el cliente en lugar de mantener el producto como obsesión principal. Esto significa que no es necesario tener el producto totalmente acabado para empezar a ponerlo a prueba con a través de las experiencias de los clientes. De este modo llegamos al concepto de MVP, que no es otro que minimun viable product, o producto viable mínimo. El MVP es aquel punto en la vida de nuestro producto o servicio en el que satisfacemos las necesidades de nuestros clientes potenciales, y que por lo tanto nuestro producto empieza a ser viable. Esta metodología contrasta con las técnicas de desarrollo convencionales, a través de las cuales se desarrolla el producto de principio a fin, y a partir de ese momento se empieza a testear con los clientes. Es por este motivo que a través de la metodología del Lean startup se desarrolla un ciclo de aprendizaje, en lugar de un ciclo de desarrollo como en el método clásico que te ayuda entre otras áreas a gestionar proyectos online de forma más efectiva. te_ayuda_a_gestionar_tu_negocio

El ciclo de aprendizaje del Lean startup

Podríamos decir que como la mayoría de ciclos, el ciclo de aprendizaje empieza con las ideas. Además, podemos dividirlo en 3 apartados claramente distinguidos y que definimos en pocas palabras a continuación: Construcción: A partir de las ideas iniciales se construye el MVP que intentarás probar mediante tus hipótesis. Medición: A través de los datos y las métricas adecuadas podrás empezar a medir los primeros resultados orientados al desarrollo del producto/servicio final. Aprendizaje: Gracias a los datos obtenidos y a las métricas podrás sacar conclusiones que te permitirán aprender cada día a medida que avanza el proceso de desarrollo de tu producto. Estamos hablando de un proceso que es iterativo, por lo tanto cada vez que tenemos que probar una hipótesis debemos desarrollar un nuevo MVP o una versión actualizada del mismo. Este sistema te funcionará muy bien para probar diferentes hipótesis a partir de procesos de desarrollo cortos. A partir de los MVP's podrás descubrir si el proceso de desarrollo tiene algún problema, posteriormente podrás testear las diferentes soluciones posibles, o incluso ver como impactan en el resultado final pequeñas modificaciones del producto o servicio final. A realizar este proyecto te ayudará mucho gestionar tus proyectos online, tal y como explicamos en este post.

Lean startup: Conservar o modificar el modelo de negocio actual

Gracias al aprendizaje que podemos tener con los MVP's, finalmente podemos tomar una decisión final sobre si preservar las líneas básicas de nuestro negocio o modificarlas. Como ya sabrás, la inestabilidad y la poca precisión a la hora de predecir el futuro del negocio son algo normal si hablamos de una startup. Esto sucede como consecuencia a un mercado tremendamente cambiante, y por este motivo deberás ser flexible con la estructura de tu negocio cuando haga falta serlo. Normalmente recibirás señales sobre si tu idea de negocio está funcionando o no, es importante saber ver cuando algo no funciona, ya que aunque a ti te parezca una idea de negocio brillante, no te va a dar de comer si los clientes no llegan nunca. Eso no significa que tengas que hacer borrón y cuenta nueva cada vez que encuentras un problema, pero si que indica que hay que hacer alguna modificación en las bases del modelo de negocio. Gracias a los experimentos que te permite hacer el Lean startup, podrás ver mucho más rápidamente cuáles son aquellos aspectos que te van a dar buen resultado de cara al futuro, como por ejemplo, nuevos segmentos de mercado o nuevas prestaciones del producto o servicio final. Incorporar el Lean startup a tu modelo de negocio (al igual que contratar un Project Management Software) es algo que deberías hacer desde el principio para evitar desperdiciar tiempo y recursos económicos. Esto no quiere decir que los métodos tradicionales no funcionen, pero es cierto que no hay que caer en la rigidez de la metodología y no intentar adaptarse a las nuevas tendencias y a las nuevas tecnologías en general. Como ves el Lean startup es una metodología que puedes aplicar a muchos modelos de negocio y proyectos distintos sin importar el sector o las características del mercado. Lo que si es cierto es que esta metodología cobra un peso especial cuando hablamos de mercados inestables e imprevisibles, lo que suele ser más común en el mundo de las startups y los trabajadores autónomos. Como en todos mis artículos te animo a que tomes parte y nos dejes tu consulta o comentario. te_ayuda_a_gestionar_tu_negocio

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos