Ideas innovadoras: consejos

25 Abril 19

Tienes la cabeza saturada. Toda la información que tenemos alrededor ha llegado, en lugar de sumar, a taladrarte la mente. Estas en dique seco de ideas, ni te planteas tener el siguiente paso de tener ideas innovadoras. ¿Qué ocurre? Pero lo más importante, ¿cómo volver a tener grandes ideas de esas que hasta tú mismo dices… ¡Guauuuuu!? Vamos a echar juntos un vistazo a los tips más habituales y más interesantes pero sobre todo, útiles para que vuelva a ti la creatividad.

¿Qué es una idea innovadora?

Una idea innovadora no es algo súper impresionante como si hubieses inventado el cómo ir a la luna en 2 horas. No es eso. No hay que volverse loco queriendo inventar un Facebook mucho mejor en el baño de tu casa. Dejémos de matarnos la cabeza buscando ese huevo de oro que ocurre muy pocas veces en la vida y no sólo es fruto de una idea sino también de un proceso.

Una idea innovadora es esa idea que puede ser un proyecto si se pone en marcha de la forma adecuada, que exactamente igual no existe (puede haber algo parecido pero no exactamente igual) y que además, una vez puesta en marcha, será rentable. Eso es una idea innovadora.

Esa idea, se tiene que poder transformar en negocio porque si no, sí, puede que sea muy innovadora y muy chula pero, ¿de qué te sirve más allá de creerte que eres lo más? Pues de poco la verdad. Si esa idea es convertible en un negocio y además rentable, es innovadora.

Además, un detalle muy importante y que queremos dejar más que claro es que una idea innovadora no es por obligación algo impresionante y único (que puede que sí pero no necesariamente). Una idea innovadora puede ser, como decíamos, una modificación positiva a algo que ya existe. Puede que hayas visto durante un tiempo un negocio, una app, un producto en el mercado, algo que tú mismo uses y se te ocurra el desarrollo de un nuevo parámetro que lo mejora para el usuario y lo hace como negocio, más rentable.  Ahí tienes una idea innovadora.

Es importante que tengamos claro lo que es una idea innovadora para que no desechemos ciertas ideas que nos aparecen en la cabeza. A veces pensamos que no son de calidad o innovadoras y las eliminamos sin ni siquiera, darles una oportunidad. No lo hagas. Si te ha aparecido, dale un par de vueltas porque puede que haya algo debajo.

Ideas innovadoras que vienen y van

Las ideas innovadoras no son algo constante. No hay personas “generadoras de ideas” 24 horas al día, 7 días a la semana. Las ideas, vienen y van. Nos aparecen en momentos determinados y luego, parece que hemos entrado en el desierto de las ideas. Es algo totalmente inconstante.

Es cierto que quizás parezca que hay personas que son más creativas y tienen más ideas que otras. No es precisamente así. La cuestión es que hay personas que están más predispuestas a tener ideas y sobre todo, reconocerlas que otras.

Porque desde niños se hayan desenvuelto en ambientes creativos donde las ideas que tenían eran “escuchadas” y se les daba espacio (hay muchos niños que se les coarta sus “ideas locas” y eso, se arrastra de mayor). Porque nuestros padres fuesen “de ideas creativas y emprendedores” y hemos crecido con la percepción de que tener ideas es bueno y no al contrario. Porque seamos personas muy conscientes en identificar nuevas oportunidades. Viajar, leer, hacer cosas creativas fuera de la rutina también favorece tener ideas innovadoras…

Haber hay muchos factores por los que pueden aparecer más o menos ideas innovadoras. Pero la realidad es que a todos, nos van y nos vienen. Puede que las atendamos o que no. Todo depende de cuán despiertos estemos y conectados.

Ideas innovadoras en la historia… ¡Miles!

A lo largo de la historia hemos visto ideas innovadoras sin parar… Y lo que nos queda. Personalmente, aunque dicen que está todo inventado, yo creo que queda muchísimo. Tanto como personas y tiempo exista.

Y es que para ver ideas innovadoras no sólo hay que centrarse en el creador de Mac y sus iphones o el de Netflix o “inventos” actuales. Desde los inicios hemos visto ideas innovadoras a las que le hemos quitado el efecto de ¡fantástico! Simplemente porque ya las tenemos instaladas en nuestra vida diaria.

La fregona, el teléfono, la bombilla, la rueda… son solo algunos ejemplos de ideas realmente innovadoras para su tiempo y que se han convertido en elementos imprescindibles en nuestra vida. Después ya vinieron las mejoras con otras ideas innovadoras.

Cómo volver a tener ideas innovadoras – Ideas innovadoras para los negocios

Pero centrémonos en lo que nos importa, ¿cómo volver a tener ideas innovadoras? Ay, ese gran secreto. Todos, en nuestras empresas, para continuar, necesitamos tener ideas innovadoras que nos ayuden a seguir evolucionando. Son necesarias e incluso, imprescindibles diría yo.

Literatura al respecto no te va a faltar y es que hay numerosos libros que te ayudan a encontrar el proceso perfecto para generar ideas innovadoras. ¿Son efectivos estos métodos? Sí, lo son pero ante todo, si hay algo que funciona a la hora de tener ideas innovadoras es tener la cabeza limpia, despejada, sin estrés y sin preocupaciones. Sí, es algo imposible pero bueno, en la medida de que podamos hacerlo, verás que vuelven a surgir ideas.

Por esto, porque cuando estamos tranquilos surgen mejores ideas, las vacaciones son ese momento en el que parece que nos han pulsado el botón de “generador de ideas y mejoras para nuestro negocio”. Y es que estar tranquilos y fuera de la zona de confort habitual (que no siempre es buena) es altamente recomendable.

Lo que también funciona para generar ideas innovadoras cuando estamos en dique seco es:

  • Brainstorming

Esta técnica es “forzar” tener ideas. Se hace cuando se necesita una idea concreta para un proyecto determinado (interno – externo). Es en ese momento en el que se reúne al equipo para sacar esa idea magistral con la que poner en marcha ese proyecto. Es como digo para mi punto de vista, forzar la aparición de una idea. Pero en el sentido positivo de la frase.

Los brainstorming son una gran herramienta y suele aportar grandes resultados. Congregar en una habitación, con un objetivo común, a mentes preparadas para algo en concreto, solo puede generar grandes y buenas ideas.

  • Cuaderno – notas a mano

Una idea aparece cuando menos te lo esperas. Sobre todo, como decíamos, cuando estamos tranquilos. De hecho, durmiendo, surgen muy buenas ideas. Ten siempre a mano un cuaderno, un bloc de notas o allí donde sea que tú anotes ideas (teléfono móvil, ipad, papel…).

Lo mejor es anotar siempre esa idea por mala que te parezca al principio. Al escribirla le darás un sentido diferente, la verás con otros ojos, no se te olvidará y no harás esfuerzos sobrenaturales para que no se te pase.

  • Leer – viajar

Leer y viajar son  dos de los grandes placeres de nuestra vida. Y además, son ambos muy enriquecedores. Seguro que si viajas y lees mucho, estarás abriendo tu mente a un sin fin de in-puts de que de otra forma, ni de lejos verías. Lectura no te va a faltar al alcance de tu mano. Actualmente, ni tienes que comprar libros si no quieres. Internet te pone a tu disposición lecturas para aburrir. Y viajar… ¡Ay viajar! Eso sí, recuerda llevar y tener siempre a mano tu libreta de anotaciones.

  • Grupos de negocios – emprendedores

Aprende de otros. Comparte con otros. Los otros tienen mucho que ofrecerte. De una simple reunión de cervezas entre emprendedores, una frase puede ser el desencadenante de una gran idea. Aprovéchalo. Sal ahí fuera, relaciónate y genera el espacio perfecto en tu mente para tener nuevas ideas.

  • Técnicas en grupo

Trabaja en grupo en tu empresa, en tu círculo… Hay muchas y muy buenas tácticas de generación de ideas innovadoras para poner en práctica en tu negocio, con tu equipo. El libro de Bryan W. Mattimore, "Idea Stormers: How to Lead and Inspire Creative Breakthroughs" es un gran ejemplo.

Así que ahora, ponte manos a la obra para en cualquier momento de tu vida, tener la posibilidad de generar ideas innovadoras y sobre todo, poder identificarlas. Recuerda, el orden es importante para generar ideas así que aprovecha y pon en tu vida profesional, billage para planificar tus proyectos, ideas, tareas y todo lo que tengas en la cabeza. ¡Pruébalo gratis y verás como surgen cientos de ideas!

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos