María Alcaraz
María Alcaraz

Trabajadores por cuenta propia


Un trabajador por cuenta propia es lo mismo que un trabajador autónomo. Es decir, un trabajador independiente que no está contratado por un tercero para realizar sus tareas profesionales. Trabaja de forma “libre” o freelance mediante relación de obra y servicio. Pero, ¿qué es exactamente un trabajador por cuenta propia y qué características tiene su trabajo a efectos de contratación?

¿Qué es un trabajador por cuenta propia?

Un trabajador por cuenta propia se define como aquel trabajador que realiza sus tareas profesionales sin tener ninguna vinculación a medio – largo plazo con la parte contratante más allá de lo acordado entre ambas. No existe una vinculación como la que hay cuando se realiza un contrato de trabajo y somos “empleados” de un tercero (persona o empresa).

Por lo tanto, un autónomo es un trabajador por cuenta propia. Trabaja “para él” mismo y ofrece sus servicios y productos a los demás a cambio de una retribución económica puntual. Carece de una vinculación contractual, ni un pago recurrente, ni podrá ser despedido y tampoco disfrutará de los beneficios que otorga el tener un contrato de trabajo.

Relacionado: ¿Qué es Categoría profesional y Grupo de Cotización?

En resumen, un trabajador por cuenta propia realiza su actividad profesional con un fin lucrativo pero fuera del ámbito de una organización – empresa. Él mismo, el profesional por cuenta propia, es la empresa que ofrece el servicio / producto.

¿Cómo realizar tu trabajo por cuenta propia?

Ante todo y sobre todo, debes tener una idea de negocio. Sin idea y por supuesto, sin plan, es imposible que puedas mantener en el tiempo una actividad empresarial como para que te de frutos y tenga un recorrido saludable.

Es imprescindible que comiences pensando en ese proyecto que consideras que se puede convertir en una forma de vida por cuenta propia. Que le pongas nombre y sobre todo, un ritmo y unos objetivos. Así empecerá algo que tendrá proyección y que se mantendrá en el tiempo.

Relacionado: Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos (RETA)

Tendrás que analizar qué necesitas para poder trabajar por cuenta propia, qué materiales – productos – infraestructura tendrás que implementar en tu rutina y proyecto para poder avanzar. Hacer un plan de recursos económicos es imprescindible para también conocer al detalle tu situación económica y cómo puede avanzar en los próximos meses con lo que ahora tienes.

Profesional independiente: requerimientos oficiales

Para ser un profesional independiente a efectos “legales” y oficiales, tienes que estar dado de alta en el Régimen General de Autónomos en el epígrafe que corresponda a tu actividad profesional.

En este post relaciona sobre profesionales independientes puedes encontrar más detalles de cómo hacer “legalmente” y qué pasos hay que seguir para poder realizar tu actividad laboral por cuenta propia. Aquí encontrarás las claves para ser tu propio jefe, los puntos a favor y los que aunque sientas que no van tanto alineados en lo positivo, representan un reto y por supuesto, un aprendizaje.

Pero siguiendo con los trámites oficiales, no son tantos como parecen sobre todo si los tienes bien identificados y marcados en tu calendario de forma periódica. Un autónomo tendrá que hacer frente a ciertas obligaciones fiscales para con la Administración. El IVA y el IRPF serán tus compañeros inseparables de viaje y elaborar – presentar los trimestres la rutina “más tediosa” que atender. Eso sí, para que no sean tan pesado te recomendamos llevarlo todo en orden desde el minuto 1, ¿cómo? Con Billage.

Billage es la solución perfecta para trabajadores por cuenta propia ya que desde tu móvil o cualquier dispositivo puedes gestionar tu negocio en pocos clics: programa de facturación, fiscalidad, gestión de proyectos, crm de ventas y con una cuota súper ajustada y accesible. Tu tiempo es tu mayor tesoro así que empléalo en algo realmente útil para tu negocio. ¡Pruébalo gratis ahora!

Las ventajas y desventajas de ser un profesional por cuenta propia

De la experiencia de numerosos profesionales autónomos podemos concluir que ser trabajador por cuenta propia es una gran elección si es realmente lo que quieres. De quienes lo prueban y se lanzan, muy pocos vuelven a trabajar por cuenta ajena (a no ser por causas muy justificadas y necesarias o por decisión voluntaria pero motivado por otros factores externos).

Ser profesional independiente o trabajador por cuenta propia no es fácil, ni de lejos como ser trabajador a nómina pero tiene sus ventajas que son realmente “de peso” para quienes profesan como dicen algunos “esta religión” de ser autónomo. Y es que en este momento, ser autónomo es un ejercicio de fe y confianza en uno mismo. Necesitarás de empuje, de arrojo, de motivación propia, de paciencia, de aceptación, de esfuerzo… para arrancar, para lanzarte y para persistir pero estamos convencidos por experiencia propia que merece la pena.

Uno de los grandes regalos y aspectos positivos de ser trabajador por cuenta propia es que gozarás de una libertad inigualable. Ningún trabajo por cuenta ajena puede proporcionarte que tú seas el dueño y propietario de tu tiempo. Como trabajador por cuenta propia podrás organizar tu día, tu jornada, tus horas y tus momentos como quieras. Tendrás la libertad de elegir qué trabajo y qué cliente quieres para tu desarrollo.

Evaluarás tus finanzas en tiempo real, para decidir si es el momento de atraer y buscar más clientes o si prefieres estar más tranquilo con lo que tienes para vivir más tu momento o tomarte un descanso.

¿Qué es lo más complicado o lo menos agradecido? Seguramente la inseguridad que puede causarte la situación de no tener una nómina a final de mes. Lo que suele ocurrir es que como trabajador por cuenta propia ganes incluso más que como autónomo pero es cierto que por cultura, estamos habituados a considerar que la seguridad es mejor y más saludable. Esto es lo que más miedo nos va a dar (su ausencia) cuando nos embarcamos en ser autónomo y profesionales independientes. Para superarlo te aconsejamos trabajar en pro de generar una bolsa económica de recursos “de seguridad” y de ahí, seguir con tu plan para tener trabajo de forma continuada y regular.

Ser trabajador por cuenta propia es toda una oportunidad para tu crecimiento no solo profesional y laboral sino por supuesto personal, intelectual y emocional. En nuestro blog de  encontrarás infinidad de de Consejos y Noticias para Pymes y Autónomos para no sentir que estás solo/a en este viaje y tener a mano las respuestas perfectas en el momento clave de necesidad.

This post is also available in: Spanish

0 ComentariosEsta publicación no tiene comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos