Diana Pardo

IVA en España: tipos


Además de lo que consumimos a título personal todos los profesionales independientes y empresas en su actividad diaria asumen el pago del IVA en todos los productos que adquieren o servicios que contratan. El IVA no es un impuesto plano sino que engloba diferentes tipos en función de lo que grave.En este artículo abordaremos qué es exactamente el IVA, cuál es su función y qué tipos existen en nuestro país.

¿Qué es el IVA y que papel juega en el consumo?

El IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) es un tributo indirecto cuya finalidad es gravar mediante impuestos el consumo, ya sea de bienes o servicios. Se comporta de forma diferente a otros impuestos como por ejemplo el IRPF que se aplica directamente sobre la renta. El IVA grava cualquier bien de consumo durante todas sus fases: fabricación, distribución y venta. Esto implica que afecta directamente al precio final que soporta el consumidor final que en definitiva somos todos.

En España el IVA se aplica en toda la geografía nacional, excepto en el archipiélago Canario (que cuentan con su propio impuesto IGIG), Ceuta y Melilla. 

Aunque el IVA afecta a toda la población en general, los particulares lo pagarán y las empresas y autónomos lo gestionarán para finalmente ingresarlo en la Administración. 

También se le conoce como un impuesto regresivo ya que se aplica a todos el mundo por igual sin tener en cuenta la renta particular. 
 

Segregación del IVA

El IVA está compuesto por tres elementos:

*La Base Imponible: es el importe total de la contraprestación de las operaciones sometidas al tributo (bienes o servicios)

*El tipo impositivo: es un porcentaje que se aplica a cada contraprestación para determinar el importe del mismo.

*La cuota del IVA: es la resultante de aplicar el tipo impositivo a la base imponible.

El Impuesta del valor añadido cuenta con su propia legislación. Está recogida en la ley 37/1992, que el 28 de diciembre de 1992 entro en vigor con su publicación en el BOE..

¿Que tipos de IVA existen en España?

Dentro de un mismo país lo habitual es que existan diferentes tipos de IVA ya que en función del sector al que pertenezca el bien o servicio que grava, cambiará su importe. De esta manera se potencian unos más que otros.

En nuestro país existen tres tipos de IVA: El IVA general (21%), el IVA reducido (10%), el IVA Superreducido (4%).
 

IVA General (21%)

Como su nombre indica es el tipo de impuesto más aplicado a todos los bienes y servicios en general. Excepto que alguno esté categorizado dentro de categoría reducido o superreducido, se gravará al 21%.

Ejemplos comunes son el calzado, la ropa, servicios de mantenimiento, publicitarios, etc.

IVA Reducido (10%)

En esta categoría se engloban prácticamente todos los bienes y servicios relacionados con el sector alimentación excepto los que están dentro de la categoría superreducida.

Alimentos de consumo humano y animal (exceptuando las bebidas alcohólicas), productos o servicios del sector agrícola, ganadero, forestal (semillas, fertilizantes, insecticidas, servicios agrícolas, etc), servicios de suministro y consumo de agua para la alimentación humana y animal, productos sanitarios (material equipamiento, instrumental, etc), viviendas incluidos garajes y anexos, etc.

También se aplica este porcentaje de IVA a servicios de limpieza urbana, obras de renovación y reparación en viviendas, hostelería, asistencia sanitaria, etc.

Con el ultimo cambio en esta ley una parte de bienes y servios que antes pertenecían a esta categoría reducida han pasado directamente a la general pasando a gravarse con un 21%. Es el caso de los servicios de peluquería, estética, floristerías, compra-venta de arte, servicios de radiodifusión, funerarias, entradas a eventos de ocio como conciertos, discotecas, etc.

Igualmente otras actividades consideradas anteriormente como generales se han bajado a categoría de IVA reducido como es el caso de los servicios culturales y algunos de ocio (cine, teatro, eventos deportivos, parques de atracciones, etc).

IVA Superreducido (4%)

Este tipode IVA se aplica a entregas, adquisiciones intracomunitarias o importaciones de algunos bienes como: alimentos básicos (pan, agua, leche, frutas, verduras, etc), libros, periódicos, revistas, medicamentos, prótesis, vehículos para movilidad reducida, viviendas de protección oficial, etc.

¿Cómo gestiona el IVA las empresas y autónomos?

Actúan como meros intermediarios recaudadores entre el consumidor final y la Administración. Deben incluir este impuesto en todas sus facturas emitidas para posteriormente abonárselo al Estado. 

Se debe diferenciar entre el IVA soportado y el repercutido. El soportado es el que se paga por la adquisición de un bien o la contratación de un servicio relacionado con la actividad empresarial, y el repercutido es que el que se incluye en las facturas para su cobro y posterior pago a Hacienda.

Una vez calculados ambos, cada trimestre tendrán que presentar mediante el modelo 303 (Declaración del IVA), el importe resultante.

 El impuesto del IVA siempre ha sido objeto de polémica en nuestro país ya que todavía existen muchos bienes y servicios relacionados con la cultura u otros sectores básicos que se siguen gravando al tipo general cuando la petición colectiva es su traspaso a un régimen reducido.

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos