Cómo facturar el IVA de una tienda online

03 Octubre 18

Vender en internet es una actividad cada día más común. Empresas de todos los tamaños han incursionado en el e-commerce y otras incluso, han nacido en el plano digital, sin conocer más medio de distribución de sus productos que el digital. Si estás considerando la idea para tu propio negocio, y te estás preguntando cómo se regula y se declara el IVA de una tienda online, con este artículo intentaremos ayudarte.

El IVA de los productos o servicios que se venden por Internet es muy parecido al de los productos que se venden telemáticamente (vía fax o telefónica), según los artículos 68.3, 68.4 y 68.5 de la Ley del Impuesto sobre Valor Añadido.

¿Debes facturar con IVA las ventas de tu comercio electrónico?

Recordemos que el IVA es un impuesto indirecto que grava el consumo doméstico final de productos y servicios independientemente del lugar en el que se produzcan los bienes o servicios. Por tanto, si hablamos de comercio electrónico, hablamos también de consumo.

La dificultad con las ventas en internet o comercio electrónico en general, está precisamente en saber si el consumo es doméstico o no.¿Dónde se está produciendo la transacción de compra o venta? En cualquier caso, como veremos más adelante, hay reglas fáciles de aplicar para saber cuándo tienes que facturar con IVA y cuándo no.

¿Estás obligado a declarar las ventas de tu tienda online?

La respuesta corta es sí. Si tienes un comercio online, seas persona física o empresa, tendrás que retener IVA y declararlo al estado. Ahora vamos con la respuesta larga:

  • Particular que vende de forma habitual: no importa que la venta sea de tu patrimonio, si es una actividad que ocurre de forma habitual, tendrás que pagar los impuestos y darte de alta bien como autónomo, bien como empresa y, tendrás las mismas obligaciones que este tipo de persona jurídica. Incluso si las ventas se producen en plataformas de venta online (Amazon, Ebay, Aliexpress).
  • Empresa/Autónomo que vende de forma esporádica: ante una venta online, deberás emitir la factura correspondiente reteniendo el IVA. Si es una venta puntual, no tendrás que modificar tu epígrafe de actividad ante la administración.
  • Empresa/Autónomo que vende de forma habitual: en este caso, claramente es obligatorio que factures con IVA. Si nunca antes habías realizado ventas por comercio electrónico, será de vital importancia que te des de alta en el epígrafe 665 (comercio al por menor por correo o catálogo) que es el más cercano a la actividad que se realiza. Además de esto, también tienes que darte de alta en el epígrafe que pertenezca al tipo de producto o servicio que vas a vender. Por supuesto, si vendes más de un tipo de producto y estos son distintos entre sí, deberás tener el alta en todos ellos. Debes modificar además tu alta y tu nueva actividad económica en el modelo 036 y 037.

A modo de resumen, casi con toda seguridad, si tienes un ecommerce, tendrás que aprender los entresijos del IVA de una tienda online.

Las reglas para facturar el IVA

En párrafos anteriores, decíamos que existen reglas fáciles que puedes usar para saber si emites una factura con IVA o no. La clave está en el lugar de residencia del consumidor final que vaya a adquirir el producto o servicio de tu tienda online.

Ventas dentro de la UE

Si vendes tus productos a empresas de otro país miembro de la UE, no tienes que facturar con IVA, siempre y cuando el cliente final posea un número de IVA válido.

Si vendes a consumidores finales de otro país y tus ventas NO superan anualmente los 35.000€ (100.000€ en algunos casos), NO tendrás que facturar con IVA. En caso contrario deberás inscribirte en el sistema fiscal de dicho país y facturar de acuerdo a sus tarifas de IVA.

Si vendes productos a empresas en las Islas Canarias, Ceuta o Melilla, debes saber que las ventas en este caso, siguen un régimen tributario diferente al del IVA. Las ventas se consideran exportación y están exentas de IVA. Si vendes servicios a empresas, no se considera exportación, pero sí operación no sujeta. Por norma general, estas ventas también están exentas de IVA aunque hay excepciones. Si tus clientes son personas naturales, SÍ tendrás que incluir el IVA en tu factura, aunque también, existen algunas excepciones a la regla. Y que sean territorios exentos de IVA no significa que las operaciones no estén gravadas con un impuesto indirecto. IGIC (Impuesto General Indirecto Canario) e IPSI (Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación) suelen ser de aplicación, si bien es conveniente que lo revises en cada caso.

Ventas Extracomunitarias

En este caso es más sencillo: Si vendes a clientes de fuera de la UE, no tienes que facturar con IVA.

Eso sí, en ventas a clientes que compran desde fuera de la UE, especialmente en América Latina, tendrás que hacer frente a otros impuestos o retenciones que hace el país en el que vive el comprador. No te sorprendas si, por ejemplo, en una venta a un cliente de Perú o de Colombia, estos países se quedan con el 10% o más de lo que el cliente te paga. La buena noticia, es que podrás deducirte ese montante de los impuestos en España. Una buena práctica si trabajas de forma usual con países fuera de la UE es mirar si existen acuerdos de doble imposición entre España y dichos países.

Esperamos que hayas aprendido algo nuevo acerca de cómo aplicar el IVA de una tienda online. En Billage, podemos ayudarte con esto gracias a nuestro software de facturación que te facilitará y agilizará los procesos.

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos