Método Kanban para la optimización de tareas

19 Noviembre 15

El método Kanban te ayudará a optimizar el tiempo de implementación de las tareas de tu equipo y también la calidad. Optimizar los procesos de producción dentro de la empresa y más, cuando se trabaja en equipo, es el objetivo que todos perseguimos en nuestros negocios. El tiempo es el que es y no se puede estirar por lo que siempre deseamos que cada minuto sea lo más productivo posible, evitando fugas de trabajo, aumentando el nivel de calidad para que sea excelso sin que esto implique más recursos y consiguiendo eliminar los atascos en un punto de la cadena de tareas para que así el resto del equipo pueda continuar. Solucionar los denominados “cuello de botella” de un equipo es siempre algo que todos deseamos. ¿Cómo hacerlo? Esta es la gran pregunta.   Actualmente tenemos a nuestra disposición desarrollados modelos de gestión de proyectos online que nos ayudan a ordenar el día a día de nuestros equipos pudiendo monitorizar al minuto qué están haciendo, cómo, en qué nivel de producción estamos, qué necesidades existen, y por supuesto, medir así también la calidad de la tarea para que el producto o servicio sea perfecto en cada estadio. En esta línea hoy vamos a indagar y conocer mejor el método Kanban, con K y B, (que no con C y V como el de desarrollo de negocio Canvas).  

¿Qué es el método Kanban?

Es sin duda el método que puede cambiar tu sistema de producción en tu negocio. Optimización del tiempo y la gestión, aumentar la productividad y conseguir un nivel muy alto de calidad y de eficiencia, serán los objetivos conseguidos si implementas este sistema y lo llevas a cabo (decimos esto último porque muchas empresas ponen en marcha numerosos sistema de gestión y optimización pero no consiguen sacarle resultados positivos por no implementarlos de forma correcta o no hacer el seguimiento adecuado). El método Kanban en si es un sistema de organización de la producción por el cual conseguirás la optimización de tareas y procesos del equipo así como obtener un nivel de calidad muy elevado en cada fase del proyecto. Evitarás los denominados “cuellos de botella” que antes reseñábamos o atascos en la producción, aprender gestionar tu tiempo laboralcada tarea deberá ser finalizada antes de poder pasar a la otra lo que obligará a toda la cadena a implementar correctamente su sección en el tiempo estipulado para que esto no acarree consecuencias en otros. Con ello darás por olvidados los habituales caos en las organizaciones pero sobre todo, el gran logro de este método es la calidad en las tareas ya que ninguna de ellas pasará a la siguiente fase si no solo no se ha terminado sino que se ha hecho satisfactoriamente. En resumen, el métododo Kanban mejora todos los procesos de la empresa facilitando la optimización en las diferentes actividades de la empresa a través de técnicas que han derivado de la ingeniería, algunas tan importantes como la organización del área de trabajo, el manejo de multiprocesos u otras. Gestiona tus proyectos y tareas con billage

¿De dónde viene el método Kanban?

Kanbas es una palabra japonesa que significa “cartel o panel”, algo que todos deberíamos trabajar en las empresas ya que no solo son de gran ayuda sino que nos permiten visualizar todo el proceso productivo de una vez. Esta palabra y todo lo que significa fue utilizada por primera vez en la fábrica de coches nipona Toyota en la que David J. Anderson, su creador (del método), implementó un nuevo sistema de organización para su planta persiguiendo la necesidad de  optimizar los procesos y aumentar la calidad de los mismos así como de los productos que salían de la misma.  

¿Cómo se pone en marcha el método?

  • Lo que haces ahora mismo es lo más importante para comenzar. El éxito del método radica en que es un sistema para optimizar la producción (no para decirte cómo hacer lo que haces). Plantea las tareas que haces tu y tu equipo, cómo las hacéis y el sistema os dirá si las desarrolláis correctamente o si debéis cambiar algo.
  • El cambio es lo mejor que os puede pasar. No te ancles al obsoleto dicho de que si “algo funciona, déjalo así” porque no es cierto. Puede que aunque te funcione, siempre haya una forma mejor de hacerlo así que ábrete al cambio y mejora tus procesos con los cambios que sean necesarios.
  • Respeto a lo que existe y a los demás. Cada uno sabe lo que tiene que hacer así que respeta las tareas de los demás y sus responsabilidades. Esto es fundamental para que un proceso tenga éxito. Olvida esto que nos gusta tanto en la empresa española de todos hacemos todo y céntrate en lo que te corresponde a ti dejando que cada uno haga lo suyo.
  • Iniciativa y gestión. Estas son las palabras claves para llevar a buen término este método. Gestiona tus tareas de forma óptima y toma la iniciativa para completarlas de la mejor manera.
  • Flujo de trabajo. Tenlo siempre presente, no lo pierdas de vista, piensa en los carteles o paneles en los que tienes todo descrito y especificado y vas viendo los avances. Quién hace qué, cómo, cuándo y qué te corresponde serán las cosas que siempre debes tener claras para así poder proseguir.
  • Empieza una tarea y termínala antes de empezar otra. Esto es fundamental para que el sistema funcione.
  • Mejora del proceso. Siempre, todo, se puede hacer mejor y optimizar. Así que no lo dudes, también con tu método podrás hacerlo y deberás implementar las mejoras que ayuden a que todo funcione aún mejor, porque cada equipo es un mundo y también intervienen las facetas personales, no lo dudes, visualiza siempre el proceso, tenlo presente y revisa todo lo que pueda cambiarse.

¿Sirve para todas las empresas?

El método se pensó y creó originariamente para los procesos de producción industriales y también para aquellos que intervienen stocks o inventarios. Posteriormente de la mano de Microsoft pasó al entorno del software pero realmente, toda empresa con un equipo o incluso una sola persona, puede ponerlo en marcha e implementarlo. La clave está en hacerlo bien y adaptarlo a las necesidades de cada uno, de cada producto o servicio y al equipo. Cuanto más definidas estén las reglas del proceso, mejor funcionará el método (de ahí que sea idóneo para los entornos mecánicos) pero si identificas bien los roles de cada uno, qué debe hacer, cómo, en qué momento y delimitas todo en tareas muy medibles, el método será un éxito siempre que lleves un exhaustivo control del mismo.   Gestiona tus proyectos y tareas con billage

2 comentarios
  • Enrique
    Enrique 5:37:22, 25 Noviembre 2015
    Responder Autor
    Excelente artículo! El método Kanban me parece muy útil para gestionar proyectos de cualquier negocio. Es visible y funcional para seguir los avanzes de tareas y para limitar trabajos en curso con el fin de evitar saturaciones. En mi empresa usamos este sistema con una herramienta muy fácil de manejar que se llama Kanban Tool.
    • María Alcaraz
      María Alcaraz 5:39:06, 25 Noviembre 2015
      Responder Autor
      Hola Enrique. Muchas gracias por tu comentario. Nos alegra que te haya gustado. Nosotros lo estamos implementando en la nueva versión de Billage y la verdad es que resulta muy útil. Gracias también por el aporte de la herramienta. Le echaremos un vistazo sin dudarlo.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos