El pasado y el presente de las mujeres emprendedoras

25 Mayo 15

Hoy mientras desayunaba estaba leyendo eldiario.es y he visto una noticia que me ha parecido muy interesante. Hoy vamos a hablar un poco de la situación actual y pasada de la mujer en el mercado laboral, y un poco más concretamente, de la mujer autónoma y la mujer emprendedora. ¿Te imaginas como está el panorama? Para que te hagas una idea, hace poco más de un año se presentaron alrededor de 27 proyectos de negocios, con la esperanza de convertirse pequeñas empresas, para la aceleradora SeedRocket, ¿Sabes cuantos estaban dirigidos por mujeres? Solo uno. En las carreras técnicas, la afluencia de mujeres suele estar alrededor del 30% de los alumnos, sin embargo, en el sector de la ingeniería informática este porcentaje cae hasta el 15%. Según los expertos, estas cifras se deben a que las mujeres no encuentran referentes en este sector, además ya sabes como es la sociedad de hoy en día, los prejuicios y las ideas pre-establecidas también tienen un peso muy importante. En general, para las mujeres, convertirse en autónomas o dirigir pequeños negocios siempre es más complicado que para los hombres, y no es por una cuestión de capacidades ni mucho menos, es por un problema social, que aunque vamos mejorando poco a poco, aún arrastramos desde hace tiempo.

Conocer el presente de las mujeres emprendedoras ayudará a vislumbrar cómo será el panorama en el futuro

La opinión de las CEO españolas

A pesar de todo, hay mujeres que se arman de valor y empiezan un proyecto como autónomas o se lanzan a la aventura con su pequeña startup. Una de ellas es Marta Esteve y actualmente está dejando su huella en el sector de las tecnologías de la información. Hasta el momento hemos podido ver el nombre de Marta entre las mejores CEOs de España varias veces, y no es casualidad, Marta es el vivo ejemplo de que con fuerza y empeño todo el mundo puede gestionar su idea de negocio hasta llevarla al éxito. En el caso de Marta fue una idea la que se cruzó en su paso y  en el de su marido, decidieron volver a España desde Bélgica, país en el que tenían sus respectivos trabajos, y lo dejaron todo para dedicarse únicamente a su pequeña empresa aquí en España ¿Digno de admirar no? Una ventaja con la que contaba Marta Esteve es que estaba muy relacionada ya con el mundo de la tecnología, esto le permitió escoger las herramientas necesarias para empezar su pequeña aventura como emprendedora, como por ejemplo, un buen CRM online desde el que poder gestionar todos los proyectos desde un mismo cuadro de mandos. Y digo proyectos porque Marta no tenía suficiente con una sola startup, se lanzó a por todas y para empezar creó dos empresas diferentes, por un lado estaba la empresa Rentalia, y por otro lado Toprural. Posteriormente, Marta vendió ambas empresas y creó una nueva startup nombrada Soysuper, como podéis ver y como dice el amigo Josef: Where is the limit?  

¿Cómo se superan las barreras?

Como Marta, otras muchas mujeres emprendedoras fueron entrevistadas, y estas afirman que siguen existiendo barreras por el simple hecho de ser mujeres. La mayoría de las emprendedoras solo pueden sobreponerse a este hecho gracias a su gran fuerza de voluntad y madera de líder, sin embargo, no todas ellas son discriminadas cuando se lanzan a por la aventura emprendedora, especialmente si son ellas mismas las que aportan la inversión para sus pequeños negocios. También las mejoras en el sistema educativo ayudan a que cuando un profesional llega bien preparado no se le discrimine por ser hombre o mujer. Un prejuicio muy común está relacionado con las horas de compromiso laboral, aún se sigue asociando la mujer a esa figura más familiar que suele pasar más horas en casa que en el trabajo. Por este motivo, para ciertos trabajos en los que se necesita una persona totalmente dedicada a su oficio, la figura de la mujer es constantemente discriminada sin motivo real aparente. Por otro lado el mundo del emprendedor supone estar de algún modo 24 horas pendiente de tu negocio, sin embargo, esas mismas mujeres también tienen más flexibilidad horaria por si algún imprevisto surge durante la jornada laboral. Sin embargo, si hablamos de la situación en las universidades por lo que a las titulaciones más científico-técnicas respecta, muchas de las mujeres encuestadas afirman de forma contundente no haber notado ninguna discriminación en cuanto a género. No obstante la igualdad no perdura si hablamos de las salidas laborales de estos sectores, paradójicamente para solucionar este problema, según las encuestadas habría que poner más énfasis en el paso previo a la universidad, el bachillerato. En muchos centros, y lo más seguro es que sin ninguna intención, se tiende a encasillar a las mujeres en una serie de carreras solo porqué se ha venido haciendo así hasta el momento. te_ayuda_a_gestionar_tu_negocio  

La poca presencia de las mujeres en el sector científico-técnico

Accenture elaboró una encuesta que demostraba que el porcentaje laboral  mujeres trabajando en el sector de la informática era de alrededor del 25%, sorprendentemente durante la década de los ochenta el porcentaje de mujeres en este mismo sector era de entre el 30% y el 40% . Interesante... ¿Verdad? La encuesta fue realizada en Estados Unidos y la explicación de este hecho un tanto insólito se encuentra en las Universidades. Durante ese mismo tiempo se produjo un descenso considerable de las matriculaciones femeninas en estas titulaciones, a raíz de este fenómeno surgieron organizaciones y movimientos que promovían la matriculación de las mujeres en estas titulaciones. ¿Crees que esta situación se dio por un tema de preferencias de la mujer o realmente existió la discriminación por género? Yo opto por la segunda pero tu me puedes contar tu opinión con un comentario. Actualmente, aunque se trate de una minoría en este sector, no es porqué estas mujeres no estén correctamente cualificadas ni porque les falte ambición. ¿Sabes qué porcentaje del total de mujeres encuestadas afirmó que tenía en mente ascender profesionalmente en los próximos 3 años? ¡Un 85%! Si esto no es ambición... De este 85%, más de la mitad tenían un referente profesional o se habían marcado un modelo a seguir, hay que decir que ellas tampoco discriminan por género, entre los modelos a seguir de las encuestadas había tanto hombres como mujeres. En cuanto a los modelos femeninos ¿Sabes a quien citaron más las encuestadas? A Marissa Mayer. Marissa Mayer llegó a lo más alto cuando le fue otorgado un alto cargo dentro de la estructura corporativo del gigante de internet Google. Posteriormente, y lejos de conformarse con eso, Marissa se convirtió en la nueva CEO de Yahoo allá en 2012 ¿Cómo te quedas? Menuda carrera la de esta mujer... Bajo su liderazgo, Yahoo lanzó una estrategia de expansión y actualización para ponerse al día y no perderle la cara a la lucha con Google, y desde luego Marissa consiguió que esta estrategia diera buen resultado. Tú qué opinas, si se estima que el valor profesional ronda los 330 millones de dólares es que algo estás haciendo bien en tu trabajo ¿No? Pues este es el caso de Marissa Mayer, desde luego todo un ejemplo a seguir tanto para mujeres como para hombres. Existen otros muchos casos de mujeres jóvenes ocupando cargos de importancia en empresas en el sector tecnológico, quizás no son tan mediáticos como el de Marissa Mayer, pero también están allí.

El sector tecnológico es quizás uno de los que menos representación femenina tiene o se reconoce

Una mirada al futuro femenino

Si bien la evolución de esta situación aún no está del todo clara, y menos en España, donde los partidos de la derecha siguen siendo muy conservadores y en algunos casos hasta opresores, si que se observa una tendencia positiva a la valoración profesional de las mujeres en aquellos sectores más dominados por los hombres. Digo dominados en el sentido de mayoría de empleados, que quede claro. No obstante no deja de tener un punto de tristeza, el hecho de que las mujeres hayan tenido que fundar su propio negocio para mostrarle a la sociedad que son tan valiosas como cualquier hombre en este sector. Desde un punto de vista objetivo podemos afirmar que deberían haber tenido las mismas oportunidades que todos, sin embargo ya se sabe, es parte del juego de una sociedad injusta en la que en algunos sectores hay que esforzarse más de la cuenta si quieres destacar y no entras en los estándares de ''la mayoría''. La norma general, que nos incluye a ti y a mi, es que tenemos que estar atentos y denunciar cualquier tipo de discriminación laboral por una cuestión de género. Digo estar atentos porque más que erradicarse totalmente los prejuicios por género, lo que está pasando es que se están sutilizando, haciéndolos más difíciles de detectar y provocando que a veces lo veamos como algo dentro de lo ''normal''. Por lo tanto vamos a hacer un esfuerzo entre todos ya que no cuesta nada, hoy en día para denunciar algo ya no tienes que ir a la comisaría, vas con compartir o re-tuitear un contenido para que tenga un gran impacto público. Ya sabes amigo, como siempre, si no estás de acuerdo conmigo o tienes algo que añadir te animo que comentes mis artículos y abrimos el debate.   Gestiona tu startup con billage

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos