María Alcaraz
María Alcaraz

Programa de facturación para mujeres


Si estás emprendiendo, tienes un negocio y/o trabajas por tu cuenta como profesional independiente, necesitas una solución hecha a tu medida. Es el momento de incluir en tu rutina de trabajo un programa de facturación para mujeres. ¿Es diferente al que usarían los hombres? En realidad no porque si algo tenemos claro en billage es que trabajamos y creamos soluciones para personas, independientemente de su género y/o condición. Pero hoy queremos enfocar nuestra herramienta de facturación para mujeres.

Programa de facturación para mujeres, ¿por qué para mujeres?

Como decíamos antes, en billage apostamos por soluciones que ayuden a cualquier tipo de persona que necesite aquello que la herramienta puede solventar. No nos guiamos por el género. Lo que sí trabajamos mucho son por ejemplo, las verticales de áreas de trabajo y es que no son las mismas necesidades las de un abogado que las de un creativo. Las formas de trabajar son diferentes, los objetivos, los proyectos y lo que facturan (horas de trabajo, reuniones, asesorías, desarrollo de proyectos…). De ahí que sí que en billage nos enfoquemos en dar respuesta a todas las necesidades.

Por eso, hoy queremos ampliar información sobre billage y en realidad lo que cualquier programa de facturación debe cubrir si pretende cubrir las necesidades de las mujeres emprendedoras, empresarias y autónomas profesionalmente.

Las mujeres tienen otro ritmo de trabajo, otros timmings y otras necesidades. Las mujeres tienen otras cualidades y otras características intrínsecas. Y no son ni mejores ni peores que las de los hombres, son diferentes. Ya sea por motivos de naturaleza, sociales, culturales… por los que sean (no nos vamos a meter en este debate aquí y ahora), las mujeres cuando trabajan tienen otras necesidades. Y en billage somos muy conscientes porque nos encanta rodearnos de personas con muchas y muy buenas cualidades como las mujeres.

Una mujer emprendedora tiene (a día de hoy y apoyamos el proceso de cambio de este escenario) que enfrentarse a una vida mucho más intensa si quiere tener un negocio de éxito. Su faceta profesional está totalmente ligada y unida a la de mujer – madre – esposa – hija – amiga… Y es que aunque la sociedad, su entorno (pareja, familia, etc) no se lo exija, la mujer parece que tiene un gen que la obliga a ser Súper Women y llegar a todo.

La mujer empresaria tiene que enfocarse en todo a la vez y además, dar lo mejor de sí misma… Y más. Tiene que tener éxito porque si no, el fracaso se castiga muchísimo más (afortunadamente cada vez esto ocurre menos pero necesitaremos cambios generacionales para que esto se asiente de forma saludable y normalizado). Una mujer que pone en marcha su negocio tiene que ser capaz de estar a todo, de llegar a todo, de solucionar todo.

Este es hoy en día el escenario de la mujer trabajadora y desde billage trabajamos para que cambie. Deseamos que en muy poco tiempo tengamos que hacer una gran rectificación de este post en positivo y añadiendo que no es por ser mujer, sino por las cualidades de su trabajo – proyecto.

La facturación en la mujer emprendedora

Uno de los puntos fuertes de cualquier proyecto y/o negocio (esto ya lo sabemos que lo hablamos siempre aquí en tu/nuestro blog) es la facturación. Para que todo funcione de forma excepcional y como un reloj, tienes que atender a tus clientes (utiliza un buen CRM), gestionar como una diosa los proyectos que tengáis entre manos para dar la mejor solución a los mismos (un gestor de proyectos pro es y será tu mejor aliado) y por supuesto, hacer una facturación fetén (un programa de facturación para mujeres es tu mejor soporte).

Sin ayuda, sin soporte, sin herramientas que te hagan todo más ágil y fácil, llevar un negocio no será poner en marcha tu sueño sino una hipoteca imposible de pagar. Un dolor constante, un sufrimiento que puedes aliviar y muchísimo sumando soluciones que realmente funcionen. Y la facturación es una de las patas claves de tu negocio. Sin ella, la mesa se va a caer. No ingresarás, no facturarás, no ganarás dinero y no podrás soportar mucho tiempo la empresa.

Por eso, para no caer en errores de facturación, no estar hipotecando tu tiempo a tareas tediosas de facturación y contabilidad que no solo te quitan tiempo sino también energía… Es el momento de sumar a tu negocio un programa de facturación para mujeres. Una solución que realmente “soluciona” tus necesidades de facturación. Una herramienta que se convierta en tu mano derecha a la hora de controlar la salud financiera de tu negocio.

Qué incluye un programa de facturación para mujeres

Un programa de facturación, ya sea para mujeres o para hombres, lo más importante que tiene que cubrir es la facturación íntegra de tu negocio. A partir de aquí, según las particularidades de tu negocio, tu forma de trabajar, los objetivos marcados o las necesidades estipuladas, podrás elegir entre uno u otro programa de facturación de los disponibles en el mercado. Pero sí o sí, la base, siempre será que con él puedas hacer todas las tareas propias de la facturación.

¿Cuáles son esas tareas básicas que debe cubrir un programa de facturación para mujeres?

  • Realizar facturas: si un programa de facturación no hace facturas, no estás haciendo nada con él. Es básico que el programa de facturación para mujeres te permita hacer facturas y que incluya, de forma automática, toda la información que necesitan las propias facturas, las líneas a facturas así como los cálculos automáticos de los impuestos, retenciones y totales.
  • Facturas proformas: hay muchos negocios que trabajan con facturas proformas por lo que ten en cuenta que tu programa de facturación también te permita hacerlas.
  • Facturas rectificativas: en cualquier momento puedes necesitar emitir una factura rectificativa porque cambies las características de lo facturado, por un error, una modificación de fechas y/o conceptos… Poder hacer una rectificativa y que entre dentro del cómputo general de facturas es fundamental para un orden saludable y bueno en tu facturación.
  • Control numérico y en orden de las facturas: toda contabilidad necesita tener todas las facturas ordenadas y con una correlación de numeración. Es tan necesario para nuestros negocios que con Hacienda tendrás la obligación de que tus facturas tengan un orden establecido. Tu programa de facturación para mujeres deberá de forma automática, generar facturas con la numeración que corresponda en cada instante.
  • Incluir gastos realizados: los gastos. Necesitamos poder incluir gastos en nuestra contabilidad de forma rápida y eficaz. Que cada uno de los gastos que realizamos esté contemplado es fundamental porque cada euro cuenta.
  • Generar los documentos para que tu asesor prepare los impuestos (trimestrales y anuales): porque no hay nada más tedioso que tener que enviar a tu asesor las piezas del trimestre por separado. No lo vuelvas loco y no trabajes en exceso. Con un programa de facturación para mujeres completo como billage, al finalizar el trimestre solo tendrás que exportar la facturación y los gastos y enviar los documentos resultantes a tu asesor.
  • Conciliación bancaria: poder conectar tus cuentas bancarias con tu solución de facturación para que todo esté sincronizado y no tengas que estar cambiando de herramienta para consultar tus saldos, movimientos o saber qué factura se ha pagado.

 

A partir de aquí, todo lo que tu programa de facturación para mujeres haga como extra, será un añadido para que tu vida laboral sea mucho más fácil, ágil y eficaz. En billage estamos muy enfocados en cubrir necesidades de cada colectivo profesional por lo que si tienes algo que necesitas que la solución haga y no lo ves, no dudes en escribirnos. Contemplaremos la necesidad y nos pondremos manos a la obra.

This post is also available in: Spanish

0 ComentariosEsta publicación no tiene comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos