Guía sobre aspectos importantes para crear una Sociedad Limitada

27 Abril 16

Revisa todos estos aspectos antes de lanzar tu empresa ¡Te ayudarán!   A la hora de constituir una empresa, debes tener en cuenta diferentes cosas que valorar y ponderar antes de ponerla en marcha. Revisa todos estos aspectos para planificar correctamente la creación de tu empresa.

La licencia de apertura

Si vas a montar un negocio físico, lo primero que debes conocer es si para abrir requieres de una licencia de apertura y con ello pasar las correspondientes inspecciones, o si por el contrario este primer trámite lo superas con el mero hecho de presentar la comunicación correspondiente al Ayuntamiento referente a la apertura del negocio. Esta cuestión dependerá principalmente del sector y tipo de actividad que vas a realizar, pero también influirá en cuestiones como los plazos y la documentación a entregar la localidad donde vayas a abrir tu negocio, por lo que es recomendable tenerlo en cuenta a la hora de hacer tus previsiones y, de este modo, evitar un bloque por cuestiones de licencia.

Constituir la sociedad

Una vez decidido que vas a montar tu negocio, en vez de a través del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, a través de una sociedad mercantil, debes elegir el tipo de sociedad que más se adecua más a tu actividad y necesidades, y proceder a constituir la misma. El proceso de constitución lleva varios aspectos a tener en cuenta, pero a día de hoy es posible constituir una Sociedad Limitada en tan sólo 18 horas hábiles, por lo que este paso, uno de los más relevantes, no debería necesariamente retrasar tu proyecto. Billage es el programa de gestión para autónomos

Planificar el coste de crear la sociedad

Decidido que constituirás una Sociedad para llevar a cabo tu actividad, debes conocer qué costes te supondrá esto para, en función de ello, destinar mayores o menores recursos a la vertiente legal de montar el negocio. Constituir la sociedad, si escoges la fórmula de la Sociedad Limitada, no conlleva un elevado coste, pero sí debes tener en cuenta que debes desembolsar el capital social de la empresa, 3000€ en el caso de la Sociedad Limitada. Si no dispones de esta cantidad, pero aún así prefieres optar por una sociedad en vez del régimen de autónomos, puedes acudir a la Sociedad Limitada de Formación Sucesiva, que no tiene capital social mínimo.

Impuesto de Actividades Económicas

Recuerda que como empresa, tienes determinadas obligaciones fiscales que cumplir. Entre ellas, se encuentra darte de alta en el censo de empresarios, acción que se completa mediante la presentación del modelo 036/037, que aunque supone darse de alta en el Impuesto de Actividades Económicas, también conocido como IAE, en realidad es un impuesto que, si algún día tuvieras que pagar, te aseguro que lo harás con gusto: sólo lo abonan empresas cuya cifra de negocios es superior al millón de euros.

 Posibles subvenciones y ayudas

Otra tarea de relevancia que debes realizar a la hora de poner en marcha tu sociedad es comprobar posibles subvenciones y ayudas que tu empresa pueda percibir por el mero hecho de emprender. Aunque esto puede parecer una tarea compleja pues después deben cumplirse determinados requisitos y entregar documentación para acceder y justificar la subvención, siempre viene bien una ayudita cuando das los primeros paros, además de que en muchas ocasiones el acceso a estas subvenciones es un respaldo para la empresa de cara a terceros (no siempre dan las subvenciones a cualquier empresa), así como una forma de dar a conocer tu empresa. ¡Aprovecha las oportunidades que las instituciones, públicas o privadas, ponen a tu disposición!

 Elegir un asesor y contable

Una decisión que indudablemente debes tomar a la hora de poner en marcha tu empresa es elegir quien te apoyará con las cuestiones contables y fiscales de la sociedad. Es posible que tu ya tengas determinados conocimientos en estos aspectos, pero si no está completamente seguro de que podrás llevarlo por ti sólo, contrata el asesoramiento de alguien, el coste no es elevado y a ti te quitará muchos quebraderos de cabeza, a la par de aprovechar para aprender de dicha persona y continuar desarrollando tus conocimientos en este área si estás interesado. Tomada la decisión de contratar a un asesor, debes decidir quien es el asesor más adecuado. Esta decisión va a depender de tus necesidades y hábitos. Hay personas que prefieren un asesor presencial, un lugar donde acudir, llevar sus facturas, conversar personalmente, etc. Otras, en cambio, consideran más útil y eficiente un asesor con plataforma virtual, donde el contacto es casi totalmente por teléfono e internet, lo que te permite contactar en cualquier momento y desde cualquier lugar. Por otro lado, deberás decidir qué servicios contratar. En este sentido tienes ofertas de todo tipo, desde quien ofrece sólo la realización de contabilidad y tu tendrás que presentar tus impuestos, hasta quien incorpora un paquete que incluye contabilidad, fiscalidad, laboral y asesoramiento legal. ¡Valora tus necesidades y el precio que te ofertan y escoge aquello que más seguridad te aporte!

 Contratos laborales de los empleados

Si no es al principio, a los meses, cuando el negocio vaya creciendo te verás ante la decisión de contratar a alguien que trabaje en la empresa. Para estar completamente informado cuando llegue ese momento, te recomiendo conocer, aunque sea por encima, los tipos de contrato de trabajo que existen. Esto te ayudará a que cuando llegue el momento te sea más sencillo tomar la decisión, así como valorar esta posibilidad antes de que sea demasiado tarde, pues sabrás que existen contratos que puedes realizar para sobrecargas de trabajo por pedidos puntuales, para sustituciones, etc. y en consecuencia no esperar a tomar la decisión cuando estés agotado y al que tengan que sustituir por sobrecarga sea a ti mismo.

Negocio Online

Si la idea de negocio que vas a llevar a cabo es un negocio online, o si siendo un negocio presencial tiene opción de distribuirse también por vía electrónica, revisa que requisitos y necesidades tienen este tipo de negocios. Es una de las formas de emprender más sencillas y baratas, pero eso no significa que puedas hacerlo sin pensar en determinadas cuestiones y preparar determinada documentación y requisitos que la legislación exige para la venta online.

Régimen de remuneración de los socios y administradores

Por último, y si creas una sociedad, tendrás que nombrar un órgano de administración en la sociedad, y habrá unos socios. Por ello, es importante saber si dicho administrador y socio o socios deben estar dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), y en el caso de tener que convertirte en autónomo societario, saber si puedes tener nómina en la empresa.   Sabemos que además de esto hay innumerables cuestiones que revisar, pero al menos teniendo en cuenta estos aspectos tendrás una buena base con la que avanzar. ¿Qué más cosas consideras relevantes tener en cuenta? Billage es el programa de gestión para autónomos

2 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.