Guía de Impuestos para principiantes

08 Octubre 15

Conoce y comprende todos los detalles de los impuestos con esta detallada Guía para principiantes.   Cuando nos iniciamos en el mundo de los impuestos, nos surgen muchas dudas sobre qué debemos tener en cuenta o cómo tenemos que hacer las cosas. Lo primero que debemos tener claro es qué impuestos debemos pagar, ya que en función de esto nuestras obligaciones fiscales y contables serán unas u otras.  

Impuestos que debemos abonar

En el caso de que seamos trabajadores autónomos, los impuestos por los que tenemos que tributar, y que implicarán la asunción de determinadas obligaciones fiscales son principalmente el Impuesto de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto del Valor añadido (IVA). De cualquier modo, y aunque sólo son dos, implican diversas obligaciones fiscales y en diferentes momentos en plazos. ¡¡Consulta detenidamente qué obligaciones fiscales tienes como autónomo!! A este respecto de las obligaciones fiscales, te recomiendo revisar la diferencia entre exento y no sujeto, dado que en ocasiones sabemos que estamos exentos de un impuesto, y por ello nos olvidamos del mismo, pero estar exento implica necesariamente estar sujeto y ello trae consigo el cumplimiento de obligaciones fiscales relacionadas con dicho impuesto. Otro aspecto que debes revisar es el modo de tributación de tus impuestos, especialmente si realizas varias actividades que se encuentren, por ejemplo, incluidas en el sistema de estimación directo una y en el de módulos la otra, dado que algunas de ellas pueden no ser compatibles y requerir un estudio pormenorizado de cuál de las posibilidades te interesa más o, en su caso, cual te obliga la legislación a utilizar en la liquidación de tus impuestos  

Impuesto de la Renta de las Personas Físicas

El impuesto principal que todas las personas, autónomas o no, tenemos que abonar es el IRPF. Aunque en el caso de los trabajadores por cuenta ajena la gestión de este impuesto es más sencilla, en el caso de los autónomos tampoco es excesivamente complejo, por lo que no tienes de qué preocuparte. ¿Qué debes tener en cuenta sobre el IRPF? Pues principalmente son tres aspectos los que debes tener en mente para que no haya ningún problema:

Retenciones de IRPF:

Si eres trabajador por cuenta ajena, en tu nómina te realizarán retenciones de IRPF sobre el salario bruto que te abonan. Si por el contrario eres autónomo, las retenciones tienes que hacértelas tu mismo en las facturas que realices, por lo que debes conocer cuales son los tipos de retención a aplicar en tus facturas.

AVISO: ¡¡No siempre tienes que poner retención en las facturas!!

Debes recordar que sólo has de incluir retención de IRPF en tu factura si eres autónomo dado de alta en un epígrafe profesional (no empresarial) y estás facturando a alguien que no es consumidor o particular, sino que actúa como retenedor (empresas, otros autónomos, etc.) Este aspecto de realizar una actividad profesional o empresarial es un punto clavo que debes conocer cuando, al darte de alta, eliges el epígrafe del IAE (impuesto de actividades económicas) en el que encuadras tu actividad. Revisa bien esta elección ya que la misma tiene efectos a tener en cuenta.  

¿Cómo saber las retenciones que se te han realizado?

Conocer qué retenciones se han realizado en tus pagos, tanto si eres autónomo como sino, puedes conocerlas solicitando a la empresa para la que has prestado los servicios el certificado de retenciones e ingresos a cuenta del IRPF. En el mismo deberán aparecer todos los datos y serán un documento válido para acreditarlo ante Hacienda en el caso de que no cuadre la información que la Agencia Tributaria tiene y la que tienes tú.  

¿Cuál es el momento clave del pago del IRPF?

El momento clave del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas es algo que, si no has hecho ya algún año, a buen seguro has oído hablar de ello: la declaración de la renta. La declaración de la renta es el resumen anual del pago del IRPF, donde se ponen en común las retenciones realizadas, los cobros del año, las deducciones y bonificaciones, gastos deducibles, ingresos por intereses en el banco, etc. ¡Todos los ingresos que hayas tenido a lo largo del año! Para ello, y previamente a que se acerque el fin del año correspondiente a la declaración, es recomendable revisar los consejos para ahorrar en la declaración de la renta, donde valorar si hay algo que, no habiéndolo hecho ya, podemos hacer para reducir el pago en el momento de presentar la declaración de la renta o, incluso en su caso, aumentar el importe que nos devolverán. De cualquier modo, y cuando llegue el momento de presentar la declaración de la renta, la llamada “campaña de la renta”, no tienes qué preocuparte, simplemente has de prepararla y presentarla. ¿No sabes cómo hacerlo? Consulta cómo debes hacer la declaración de la renta si eres autónomo, te ayudará a prepararla y estar más tranquilo. te_ayuda_a_gestionar_tu_negocio

¿Has presentado la declaración de la renta y has detectado haber cometido algún error o haber olvidado algún dato?

Ante todo no te preocupes, ¡¡no pasa nada!!, todos cometemos errores o se nos olvidan cosas, incluso a Hacienda, así que no te agobies por ello. En este caso, solamente debes revisar qué es lo que ha fallado, principalmente para que no te ocurra de nuevo en otros años, y ver si tienes que presentar una declaración complementaria de la renta, de forma que subsanes el error u omisión cometido.  

Requerimientos tributarios e Inspección de Hacienda

En cualquiera de los casos, el mayor temor que se suele tener en lo referente a los impuestos es recibir requerimientos de la Agencia Tributaria o tener una inspección de Hacienda. El primero de los aspectos, los requerimientos de Hacienda, no son algo complejo, sino una labor más de la actividad de inspección que realizan las Administraciones Públicas. Lo importante a este respecto es saber cómo contestar estos requerimientos de Hacienda o la Agencia Tributaria para que, cuando nos lleguen, podamos dar respuesta y continuar con tranquilidad. Una inspección de Hacienda, aunque afortunadamente no es algo que podamos denominar habitual, tampoco tiene por qué ser algo malo o que no vayamos a superar, sino que debemos tomarlo con tranquilidad. De cualquier modo, y nos preocupe mucho que nos hagan una inspección, o simplemente lo tomemos como una cosa más, conviene saber qué debemos tener en cuenta de cara a una inspección de Hacienda, de forma que, cuando nos toque enfrentarnos a ella, estemos preparados.  

¿Cómo pago mis impuestos?

Si dudas cómo pagar tus impuestos, piensa cual es la forma más sencilla y rápida de hacerlo, y seguramente hayas deducido que la respuesta correcta sea el liquidar y pagar tus impuestos online. Para ello, y para otras muchas gestiones más, relacionadas con los impuestos y con otras cuestiones de tu actividad como empresario, es conveniente disponer de un certificado digital con el que poder actuar frente a cualquier administración pública.  

¡No puedo hacer frente al pago de los impuestos! ¿Qué hago?

Que en un determinado momento no podamos pagar los impuestos que nos corresponden es algo que pasa a muchas empresas y autónomos, por lo que no tenemos que preocuparnos por ello más allá de lo que propiamente es, una mala situación de tesorería, que conviene analizar y revisar a qué es debido, pero que si es algo puntual debe tratarse con completa normalidad. No poder pagar los impuestos en el momento debido significa tener que pedir un aplazamiento, por lo que debemos conocer cómo solicitar el aplazamiento del pago de un impuesto, así como debemos aplazarlo para que podamos hacer frente a su pago cuando corresponda una vez solicitado y concedido el aplazamiento.  

 ¿Te ha quedado alguna duda? En ese caso te recomendamos consultar el resto de guías para nuevos empresarios que tenemos publicadas, a buen seguro en ellas podrás encontrar la respuesta.

te_ayuda_a_gestionar_tu_negocio

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.