Contrato de compraventa: ¿misma validez que una factura?

21 Agosto 19

En algún momento o incluso en varios de la vida de tu empresa puede que te encuentres con un contrato de compraventa y te asalten numerosas dudas sobre todo, a efectos fiscales y contables. ¿Tiene la misma validez que presentar una factura? Sí y no. Veamos las condiciones particulares de este documento y cómo tratarlo.

Contrato de compraventa, ¿qué es?

El contrato de compraventa es ese documento que regula la transmisión de un bien. Alguien vende algo que otra persona compra y entre ambos se realiza un contrato – documento que acredita la compra y sus condiciones – características.

Un contrato de compraventa debe incluir toda la información necesaria que acredite la transacción como: datos de los participantes (nombres y apellidos / razón social, Nif, domicilios…) así como todo lo que concierne a la compra-venta en particular: lo que se vende – compra, el importe, fecha de la transmisión…

Y los impuestos. Sí, en el contrato de compraventa hay que incluir los impuestos a los que esté sujeta esa operación.

A priori es por este dato, porque incluye los impuestos que normalmente se tiene en consideración fiscal y como suficiente el propio contrato y no se requiere de una factura.

Pero para que esto sea así primero deberíamos analizar los impuestos que incluye el contrato y segundo, las últimas particularidades legales al efecto.

¿Es suficiente el contrato de compraventa como factura fiscal?

Un contrato que podemos hacer en un momento determinado con un proveedor de servicios / productos no tiene, en ningún caso, validez legal en efectos fiscales. Es decir habrá, en cada caso y en cada transacción que se haga que aportar la consecuente factura con el desglose de iva e impuestos. Este será el único documento válido a la hora de realizar una correcta gestión de nuestros gastos – pagos – compras a proveedores.

Pero, si realizamos una compraventa, el caso es distinto. Este contrato sí que tiene validez a estos efectos (con particularidades). Si vendemos – compramos un vehículo para nuestra actividad laboral o un local por ejemplo, ese contrato debe incluir los impuestos y por tanto, ser válido.

Particularidades de la validez fiscal de un contrato de compraventa

Toda compra-venta está sujeto al Impuesto de Valor Añadido – IVA con lo que necesitas un documento que acredite esa compra o venta para incluirla en tus cuentas fiscales.

Además, la normativa del IRFP y sociedades marca que “el justificante fiscal imprescindible para que un gasto sea considerado deducible es la factura o documento equivalente”. ¿Es el contrato de compraventa un documento equivalente? Esta es la gran duda.

Y sí, es un documento equivalente a una factura. Por lo tanto, estamos ante el caso de que el citado documento de compraventa sería válido a efectos fiscales del mismo modo que una factura. En IRPF estamos cubiertos.

Pero, en el caso del IVA, la cuestión tiene más “miga” y todo se torna más exigente y estricto. Esta Ley, la del IVA, exige estar en posesión de una factura como tal (no un contrato, una factura) para que sea válido el reconocimiento de este impuesto.

Una factura que debe contener todo lo que incluye una factura habitual y que cumpla con las normas de facturación.

Si esta factura es o está incorrecta puede incurrir en la anulación de la deducción de este impuesto.

Si la factura ni siquiera existe, ahí la vida se nos complica aún más y ya dependerá del día que tenga el inspector de Hacienda (en caso de inspección) de considerar que con el contrato de compraventa el gasto esté o no lo suficientemente acreditado.

Por lo tanto, ¿para qué arriesgarse? Pide y emite siempre una factura añadida al contrato de compraventa y regístrala en tu panel de billage. Todo en orden. Ahora puedes probar billage gratis y ver cómo funciona… Tus facturas serán hasta felices.

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos