« Volver al glosario

¿Qué es La financiación para empresas?


¿Qué es la financiación para empresas?

La financiación para empresas es el acto de dotar  de dinero / crédito a una compañía para la realización de actividades de la misma. Es decir, la contribución monetaria que se requiere para comenzar – concretar – prolongar – desarrollar un proyecto, un negocio o una actividad comercial – empresarial concreta.

Las fórmulas habituales para obtener financiación para una empresa es a través de créditos, préstamos, también las conocidas como rondas de financiación o incluso, la participación de business angels.

Sea como sea se trata de la obtención de dinero que posteriormente hay que devolver con intereses pactados previamente y según los plazos acordados.

Clasificación de los tipos de financiación para empresas

La financiación para empresas puede ser de diferentes tipologías según diferentes criterios de evaluación. En este caso nos adentraremos en la clasificación de financiación según su procedencia y es que puede venir de forma interna (que la misma empresa financie una actividad con sus propios recursos) o externa (una entidad exterior aporte el dinero).

Financiación interna

Si es interna se refiere a que la financiación proviene de la propia compañía. Son sus propios fondos los que servirán para “soportar” económicamente una nueva acción, actividad o necesidad de la empresa.

Esta financiación por lo tanto saldrá de las reservas económicas, de las posibles amortizaciones, los beneficios, etc. Será una decisión sobre las inversiones de la compañía que tendrán que igualmente, retornarse una vez utilizadas.

Financiación externa

En este caso es una fuente externa a la compañía la que se encargará de la financiación necesaria para un determinado proyecto o necesidad. ¿Cómo podemos conseguir el dinero?

Si la clasificación del tipo de financiación lo hacemos según los propietarios, tendremos los medios de financiación ajenos entre los que podemos encontrar multiples productos o sistemas como créditos, emisión de obligaciones, hipoteca (en una o diferentes monedas), tarjetas de crédito o notas de crédito etc. Forman parte del pasivo exigible, porque en algún momento deben devolverse (tienen vencimiento), así como los medios de financiación propia, que serían la tesorería de la empresa, el efectivo del que dispone, con la precaución de que no se encuentren bloqueados por constituir parte de un aval, no quedarse sin liquidez . Todo ello, además hay que realizarlo con precaución para no llegar a una situación de suspensión de pagos o la quiebra de la empresa y siempre revisando el apalancamiento financiero.

Crowfounding

Es una fórmula colectiva de financiación a través de la cual personas totalmente desconocidas para la compañía pueden aportar una cantidad económica a cambio de una compensación (normalmente de producto).

Se trata de una vinculación emocional y con la que se han sacado adelante determinados proyectos muy representativos. Normalmente se hace con productos nuevos y que carecen de apoyo económico o proyectos sociales.

Leasing

Mediante un acuerdo entre dos empresas, una cede a la otra un bien determinado a cambio de una cuota de alquiler. Así la empresa inicial tendrá un ingreso extra que le permitirá financiar determinadas actividades.

Un dato importante del leasing es que quien alquila, al finalizar dicho alquiler tendrá la opción de comprar el bien descontado lo ya abonado por alquiler o desvincularse del mismo.

Factoring

En este caso la empresa que necesita liquidez le va a ceder a otra las facturas que ha generado por la venta de producto y esta, se va a encargar de cobrarlo para subsanar el dinero prestado.

Estas empresas que asumen las facturas suelen ser los bancos y ya se encargan del cobro para saldar la deuda con ambas partes.

Descuento comercial

Los derechos de cobro del adeudo se van a transferir al banco que adelanta dicha cuantía (eso sí, restando antes los intereses, las comisiones y cualquier cantidad que grave la final).

Préstamo

El de toda la vida, lo de siempre: pedir a un banco o a una persona – empresa una cantidad económica determinada para nuestro proyecto que devolveremos con intereses previamente negociados.

Sociedades de Garantía Recíproca

Son unas sociedades creadas para ayudar a las pymes a obtener la financiación que necesiten. Van a actuar como “intermediarias” y facilitarán el trabajo a ambas partes.

Modalidades de financiación

Además de la financiación a la que podamos optar por las vías anteriormente descritas, la financiación para empresas también se puede clasificar en dos modalidades diferentes según el tiempo necesitado para retornar lo prestado.

A corto plazo

En esta modalidad, el dinero que nos ha sido prestado deberemos devolverlo en un plazo máximo de 1 año.

Esto afectará a los intereses que serán menores ya que el tiempo del que disponemos para utilizar el dinero y devolverlo es relativamente muy poco (1 año).

A largo plazo

A la inversa que en el caso anterior, el dinero se tendrá que devolver en un plazo especificado por ambas partes pero con más tiempo que el corto. Como mínimo tendremos más de un año para dicha devolución.

Fuentes de financiación

Por último pero no menos importante tenemos que atender a las fuentes de financiación y es que tendemos para este efecto dos grandes grupos:

Patrimonio neto

Son esos bienes propios de la empresa así como las aportaciones de los socios o las reservas de la compañía.

Patrimonio pasivo

En el pasivo tendremos que tener en cuenta las obligaciones que tiene la sociedad ya adquiridas como préstamos bancarios, deudas con posibles proveedores, etc.

Todas las empresas (o al menos, el 90%) necesitan en algún momento de su vida, algún tipo de financiación. Antes de buscarla o pedirla es importante realizar un buen análisis de las necesidades y así ajustar al máximo qué financiación de empresas vamos a necesitar sin que con ello, perdamos nuestra identidad o se convierta en un fracaso.