« Volver al glosario

Aval


Un aval es un compromiso por escrito en el que una persona (el avalador o avalista) se compromete a hacer frente a las obligaciones económicas que otra persona (el avalado) tiene contraídas con un tercero, en caso de que el avalado no cumpla con ellas. Dichas obligaciones pueden incluir desde el pago de un préstamo hasta la compra a plazos de mercancía para la cadena de producción de la empresa. Ofrecer una garantía como avalador es una operación muy arriesgada, ya que en caso de que el avalado no hiciera frente a sus obligaciones financieras, toda la responsabilidad a nivel económico recaería sobre el avalador.