« Volver al glosario

Tarjeta de crédito


Una tarjeta de crédito es un objeto físico (suele ser un rectángulo de plástico con una banda magnética) mediante la cual la entidad bancaria emisora de la tarjeta otorga crédito a su titular, lo que le permite realizar compras y no pagarlas hasta pasado cierto tiempo. Por lo general, la tarjeta de crédito permite acumular compras realizadas en un mes, que se pagarán al mes siguiente. Dicha acumulación no podrá exceder en ningún caso el límite máximo de la tarjeta, que variará en función de las características de ésta y del titular en cuestión. Mediante la tarjeta de crédito también puede retirarse dinero en metálico de los cajeros de la entidad bancaria, siempre respetando el límite máximo de la tarjeta.