« Volver al glosario

Hipoteca


Mediante una hipoteca se garantiza el pago de una deuda comprometiendo un bien como garantía: en caso de impago por parte del deudor, el acreedor puede reclamar el bien para resarcirse de la deuda. Es frecuente que las hipotecas vayan asociadas a bienes inmuebles (viviendas, naves industriales) para cuya compra se ha solicitado un préstamo a una entidad bancaria.