Luis Miguel Larriba

La Sociedad Unipersonal


La Sociedad Unipersonal es una opción más para autónomos que quieren limitar su responsabilidad.  

¿Qué significa que una sociedad sea unipersonal?

Una sociedad es unipersonal cuando únicamente tiene un socio, es decir, una misma persona, física o jurídica, es propietaria del 100% del capital social de la empresa, habiendo un socio único. Las sociedades unipersonales no existen en todos los países, donde si se quiere ser empresario y no se tienen socios para lanzar el negocio hay que optar por convertirse en empresario mediante la forma de trabajador autónomo, pero en cambio, en España, tenemos ambas opciones, tanto convertirnos en autónomos como constituir una sociedad unipersonal. Además, y para evitar la unipersonalidad y las consecuencias que ello conlleva, es relativamente frecuente optar por ceder parte de las participaciones sociales a un familiar, o ponerlas a nombre de alguna otra sociedad de la que se es titular, eludiendo por ello las obligaciones que una sociedad unipersonal conlleva.  

¿Qué ventajas tiene una sociedad unipersonal frente a ser autónomo?

La sociedad unipersonal surge como respuesta a la solicitud de los autónomos de poder limitar su responsabilidad. De este modo, con la sociedad limitada unipersonal por ejemplo, y al contrario de lo que ocurre a los trabajadores autónomos, existe una responsabilidad limitada en las operaciones mercantiles llevadas a cabo. Debemos recordar que, en la actualidad, existe una figura en la que se es trabajador autónomo pero se tiene limitada la responsabilidad, aunque no completamente: el Emprendedor de Responsabilidad Limitada. Mediante esta opción, aunque se responde con los bienes personales de las deudas contraídas en la actividad profesional, se protege, con determinadas limitaciones, la vivienda habitual del autónomo, constituyendo por tanto esto una limitación parcial de la responsabilidad por deudas. Billage te ayuda a llevar al día tus impuestos

¿Cómo se adquiere la unipersonalidad?

La unipersonalidad de una sociedad puede darse en dos situaciones, según el momento en que un único socio sea el titular de todo el capital social de la empresa:

  • Cuando directamente en el momento de la constitución de la sociedad hay un único socio.
  • Cuando, pese a que cuando se constituye la empresa hay varios socios, un único socio adquiere después la totalidad del capital

   

¿Qué implicaciones registrales conlleva tener una sociedad unipersonal?

Que una sociedad sea unipersonal implica que se tenga que realizar, notarialmente para su posterior inscripción en el  Registro Mercantil del domicilio social de la empresa en cuestión, una declaración de unipersonalidad, donde se manifiesta quien es el socio único de la empresa, titular de todo el capital social. Esta información sobre quien es el propietario de la empresa, al contrario del resto de casos en que existe más de un socio, es pública y aparece en la información del Registro Mercantil cuando se realiza cualquier consulta de la hoja societaria registral. De igual forma, y si llega el momento en que alguna de las participaciones o acciones de la sociedad unipersonal se transmite a una tercera persona, dejando por tanto la sociedad de ser unipersonal, será necesario avisar al Registro Mercantil, de manera que se notifique la pérdida de la unipersonalidad. Si el caso fuera que se transmiten todas las participaciones, y por ello sigue siendo unipersonal pero el socio único es otra persona, también es necesario notificarlo, dado que el nombre del socio único que aparece en la información pública registral ha de variar consecuencia de la transmisión de las participaciones. Adicionalmente, y en otro orden de cosas, las sociedades unipersonales, adicionalmente al libro de actas y libro de socios o accionistas que tienen todas las sociedades mercantiles inscribibles en el Registro Mercantil, deben llevar un tercer libro, denominado libro de contratos, y en el que deben aparecer todos los contratos celebrados por la sociedad con el socio único de la sociedad unipersonal.  

¿Qué otras implicaciones públicas tiene ser una sociedad unipersonal?

Las sociedades unipersonales tienen la obligación legal de hacer constar su unipersonalidad en todos los documentos, correspondencia, notas de pedido, facturas,  contratos, etc. donde aparezca la razón social o denominación de la empresa, de forma que puede indicar junto con el tipo de sociedad la palabra Unipersonal, o añadir la U al final de las siglas. Así, por ejemplo, si la sociedad se llama “Autónomos sin Fronteras S.L.” deberán hacer constar la U de la unipersonalidad al final indicando “Autónomos sin Fronteras S.L.U.”. De esta forma, cualquier tercero que se relaciona con la sociedad es consciente de esta unipersonalidad, ya que es una cuestión que debe ser pública y manifiesta.  

¿Consideras interesante constituir una Sociedad Unipersonal en lugar de ser autónomo?

¿Crees que es necesario que se haga público que la sociedad sólo tiene un socio?

¿Y si lo que tú quieres o necesitas es una Sociedad Cooperativa?

Billage te ayuda a llevar al día tus impuestos

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos