Diana Pardo

Cómo calcular el IRPF y cuánto me tienen que retener


El IRPF (Impuesto sobre la renta de las Personas Físicas), es un tributo personal y de obligado cumplimiento que todas las personas que residan en territorio español tienen que afrontar, independientemente de cuál sea su nacionalidad u origen. Además está considerado un impuesto progresivo ya que cuanto mayores sean los ingresos que percibimos, mayor será también el porcentaje a soportar.

Es importante conocer las diferencias en su proceso de pago en función de si somos profesionales autónomos o trabajadores por cuenta ajena. En el primer caso la tributación será trimestral coincidiendo con la presentación del IVA y en el segundo, el pago será mensual mediante las retenciones en la nómina.
 

¿Cómo saber qué porcentaje de IRPF nos corresponde pagar?

Hay que tener claro el concepto de que cuando tributamos por este impuesto es como si estuviéramos haciéndole un adelanto a Hacienda. Esto quiere decir que si la cantidad que nos retienen todos los meses es superior a la que nos corresponde pagar, cuando llegue el momento de presentar la declaración de la renta nos saldrá a devolver mientras que si es inferior tendremos que abonar el faltante.

¿De qué depende el porcentaje de retención a aplicar?

El índice de impuesto a aplicar obedece a una serie de factores  entre los que se encuentran:

La cantidad de salario bruto mensual

El tipo impositivo aplicable

La situación personal y familiar de cada trabajador

Para que la empresa sepa que tramo de IRPF nos corresponde en función de nuestras características personales y familiares debemos de cubrir el modelo 145. En el caso de que de un año para otro hubiera una variación importante en estas circunstancias (aumentase o disminuyese la familia, personas a cargo, minusvalías, oscilaciones en el salario del cónyuge, etc), será necesario comunicarlo y actualizar el modelo.
 

Por regla general en caso de asalariados:

Al sueldo neto hay que restarle una cantidad según la situación laboral conocida como base de retención general y una vez aplicada pasaremos a imputar el tipo de IRPF que seguirá el siguiente esquema:

* Base imponible de 0 a 12.450 euros: retención del 19%

* Base imponible de 12.450 a 20.200 euros: retención del 24%

* Base imponible de 20.200 euros a 35.200 euros: retención del 30%

* Base imponible de 35.200 a 60.000 euros: retención del 37%

* Base imponible superior a 60.000 euros: retención del 45%

Tributación IRPF en profesionales autónomos

Los profesionales autónomos están sometidos a un porcentaje fijo de IRPF que deben aplicar en cada una de sus facturas de emisión. Este porcentaje por regla general es del 15% a no ser que se trate de profesionales durante los dos primeros años de actividad, en los que el porcentaje se reduce al 7%. Existen también algunas actividades como las de recaudadores municipales o mediadores en las que el porcentaje será también del 7%.

Por norma general en el caso de los autónomos el IRPF dependerá del tipo de actividad que realicen y también del tiempo que lleven ejerciéndola.
 

¿Cómo realizar la autoliquidación de este impuesto?

En el caso de los asalariados se produce con la retención de la nómina de cada mes pero si hablamos de autónomos es necesario presentar el modelo 130 (autoliquidación impuesto IRPF).

Esto deberá hacerse de forma trimestral teniendo en cuenta los ingresos y gastos percibidos abonando anticipos del 20% en concepto de retención. Estarán exentos de la presentación de este modelo todos los autónomos que hayan facturado con retenciones más del 70% de la facturación teniendo como destinatarios a empresas, autónomos y entidades jurídicas.

¿Qué gastos se pueden deducir del modelo 130?

Los gastos relacionados con la actividad del profesional autónomo del tipo materiales, sueldos y salarios de trabajadores a cargo, gastos de personal, cuotas de la seguridad social, alquileres de locales relativos a la actividad empresarial serán deducibles en el modelo 130.
 

¿Estimación directa simplificada o estimación directa normal?

Cuando hablamos del IRPF que afecta a los autónomos hay que tener en cuenta estos dos conceptos realmente importantes.

La estimación directa simplificada, será el método del IRPF a aplicar sobre el freelance que tenga una cifra de negocios inferior a 600.000€ durante el ejercicio del año justo anterior.

La estimación directa normal será el método del IRPF del freelance que tenga una cifra de negocios superior a 600.000€ durante el ejercicio anterior.

Para más información es recomendable consultar los tramos y tablas del IRPF para este 2020.

Como profesionales autónomos, empresarios o emprendedores el tiempo es el recurso más escaso que tenemos por lo que saber como optimizarlo será una gran ventaja en nuestro día a a día. El equipo de Billage pone a tu disposición un único software que  unifica facturación, automatiza procesos y aúna toda tu información en una intuitiva herramienta. Porque la gestión de tu negocio nunca fue tan fácil. ¿Hablamos?

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos