Cómo hacer una factura con retención

11 Junio 19

Si eres autónomo y estás desarrollando tu actividad profesional, tienes que incluir en tus facturas la famosa retención de IRPF. Esa bonita (léase entre líneas nuestro tono irónico) que todos tememos porque es “dinerito” que hacienda nos quita y se queda para esos impuestos que todos estamos obligados a pagar.

Sea como sea y donde vaya destinado ese dinero, la realidad es que si somos autónomos tenemos que incluir en nuestras facturas esa retención. ¿Todos los autónomos? No, todos no. Lo vemos. ¿Todos los que tenemos que incluir la retención ponemos la misma cantidad? Pues tampoco. Vamos a ver todas estas cuestiones y también cómo hacer esa retención paso a paso en una factura.

¿Qué es la retención IRPF de autónomos?

La retención IRPF que los autónomos deben incluir en sus facturas es esa cantidad económica que se “retiene” en nuestras facturas y que representa el impuesto sobre la renta de todas las personas residentes en España.

Es un impuesto “progresivo” lo que significa que cuanto más factures – ganes, más irpf vas a pagar. Es decir, el porcentaje aplicado a tus facturas será mayor según tu negocio progrese y más estés facturando. Si ganas más, más tributas – más pagas a Hacienda.

Lo más habitual y fijado además desde este año 2019 es un tipo impositivo para autónomos del 15%. Esto quiere decir que en tus facturas de autónomo hacia un cliente por un trabajo realizado tendrás que incluir el 15% de irpf.

Dicha cantidad, tu cliente al pagarte te la va a retener. Posteriormente, en la liquidación del trimestre, tu pagador tiene la obligación de abonar esa cantidad retenida a Hacienda. Es como si todos hiciéramos de recaudadores para la Administración primero recopilando ese dinero y después, entregándoselo.

  • Si eres nuevo autónomo, se puede facturar con un 7% de irpf durante los primeros años (los tres primeros años) de tu actividad. Pero ten cuidado ya que si tus ingresos son altos, es mejor pasar al 15% en cada factura o en tu Declaración de la Renta te saldrá a pagar.

¿Cómo se liquida el IRPF?

Como autónomo tienes que tributar ese IRPF a través del modelo 131. Ese modelo es una declaración trimestral (se hace junto al IVA) y concierne al beneficio de tu actividad económica mediante estimación subjetiva.

Dependiendo del régimen en el que estés acogido puede que tu caso sea el de realizar el modelo 130 (si tu estimación es directa- módulos). Cada caso es particular y debes conocer bien los detalles de tu situación derivada de tu actividad profesional.

*Para conocer todos los detalles de los tramos de IRPF a los que puedes estar sujeto, clica aquí. En este post te lo explicamos con detalle.

¿Cómo hacer una factura con retención?

Cuando ya tenemos claro qué retención hay que aplicar y qué IRPF es el indicado y apropiado para nuestro caso en concreto, es el momento de hacer la factura en cuestión.

En billage, es fácil, ágil y sencillo. Esto ya lo sabemos y si no trabajas con billage, te invitamos a probarlo ahora gratis. Verás como te cambia la vida porque dejarás de emitir facturas con errores y además, te asegurarás que todo es correcto.

Ah, y lo más importante… Al facturar con billage se acabó tirar de calculadora. Eso pasa a la historia. Lo único que tienes que hacer es poner los costes – precios netos y billage se ocupa del resto. Lo tenemos más que aleccionado para que haga cuentas en segundos, de forma automática y sin el más mínimo error.

Facturar con retención en billage

En billage sólo tendrás que indicar en tu panel de características qué irpf es el tuyo, ese al que estás sujeto. Si el tuyo es del 15% o del 7%, se lo indicas y a partir de ahí, todas las facturas que generes, tendrán ese porcentaje aplicado.

Poco más hay que decir porque billage se ocupa de todo. A partir de este momento, no tendrás que preocuparte por nada más. Todas tus facturas se emitirán con el IRPF marcado por ti y sin el más mínimo error.

Al terminar el trimestre, exporta tus facturas a Excel y envíaselo a tu asesor fiscal para que se ocupe de presentar los impuestos. Tus clientes tendrán la obligación de liquidar las retenciones que te hayan realizado y… ¡listo!

Facturar con retención en excel  

Sí, aunque estamos luchando para eliminar esta acción, aún hay quien sigue facturando en Excel. No lo entendemos muy bien, la verdad. Teniendo herramientas como billage que te hacen la vida más fácil y te evitan errores… ¿por qué utilizar Excel para facturar?

No lo sabemos. Tenemos pendiente hacer un estudio sociológico sobre el apego al Excel para facturación. Mientras, como sabemos que dejar a un antiguo novio por otro, te explicamos también como facturar en Excel con retención. Pero eso sí, recuerda, que aunque pueda dar miedo… el novio nuevo es más guapo, más esbelto y mucho más maduro.

Lo más fácil para facturar en Excel con retención de irpf es incluir en tu plantilla la fórmula del porcentaje que vayas a retenerte. Ya sea el tuyo el 7 o el 15%, determina una celda para ese valor y aplícaselo en relación al neto facturable.

Y en cada factura, te saldrá de forma automática. Normalmente se pone debajo del iva. Es decir: neto total + iva – irpf = total.

Con estas instrucciones facturar con irpf debe resultarte coser y cantar. Si aún tienes dudas, siempre puedes preguntarnos y como no, probar billage totalmente gratis.

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos