¿Cómo comunicar el domicilio social y fiscal a la Agencia Tributaria?

03 Abril 18

En muchas ocasiones, tanto empresas como autónomos trasladan sus domicilios fiscales o sociales y no caen en la cuenta de comunicárselo a la Agencia Tributaria, bien por olvido, bien por desconocimiento de que deben hacerlo o simplemente por que no conocen cómo se hace.

La falta de actualización del domicilio social o fiscal en la Agencia Tributaria puede conllevar graves problemas para los contribuyentes como que se les esté remitiendo notificaciones al domicilio que consta en la Agencia Tributaria y ellos, al haberse trasladado, bien no reciban las comunicaciones quedando abandonadas en el buzón del antiguo domicilio, bien se de por desconocido al destinatario en ese domicilio y se proceda a la publicación de las notificaciones en un boletín público, lo que a la postre, acaba significando igualmente en la mayoría de los casos que no se conozca tampoco la existencia de la notificación.

En la actualidad, y con el uso obligatorio de las notificaciones electrónicas para las empresas, se ha disminuido el número de notificaciones perdidas por no comunicar el cambio de domicilio, ya que se notifican telemáticamente y no se manda una carta física, pero la no comunicación del cambio de domicilio puede implicar problemas cuando acude un agente tributario en persona a notificar o incluso cuando se procede a comparecer para una inspección tributaria, no localizando al contribuyente.

De igual manera, en el caso de las personas físicas, si una vivienda es tu domicilio habitual pero la Agencia Tributaria lo desconoce por que no se lo has comunicado, puede provocar que en la declaración de la renta te imputen rentas por dicho inmueble (tener una vivienda que no sea tu domicilio y que no esté arrendada supone pagar por ella en la declaración de IRPF) cuando en realidad no deberías pagar nada por ello.

Por todo esto, además de por ser una obligación legal, es conveniente comunicar a la Agencia Tributaria cuando nos mudamos de domicilio o cuando una empresa traslada su domicilio social o fiscal.

¿Cómo se comunica el nuevo domicilio social a la Agencia Tributaria?

La modificación del domicilio social de una empresa, por necesidad legal, supone la modificación de los estatutos de la sociedad y por ello el otorgamiento de una escritura pública y la correspondiente inscripción de esa modificación en el registro mercantil correspondiente.

Por ello, la modificación del domicilio social no tiene efectos frente a terceros hasta que se ha producido la inscripción registral de la misma.

Una vez producida dicha inscripción registral es necesario presentar en la Agencia Tributaria, junto con la escritura de traslado de domicilio social debidamente inscrita en el registro mercantil correspondiente a la provincia del nuevo domicilio social, un modelo de declaración censal 036 donde se indique el nuevo domicilio social.

En este caso, de traslado de domicilio social, necesariamente hay que hacerlo con el modelo 036 o el modelo 037 (que es el simplificado del 036), no existiendo un sistema más rápido como con el fiscal que veremos a continuación.

¿Cómo se modifica el domicilio fiscal en la Agencia Tributaria?

En el caso de que lo que deseemos modificar o comunicar el cambio a la Agencia Tributaria sea la modificación del domicilio fiscal de la empresa o del propio trabajador autónomo, podremos hacerlo de dos formas.

La primera de ellas es mediante el modelo 036 o modelo 037 al igual que comentábamos antes con el domicilio social, no teniendo en este caso que adjuntar documentación alguna, ya que el domicilio fiscal no se cambia en escritura pública ni altera los estatutos de la sociedad en el caso de las empresas.

La segunda forma, más rápida y sencilla, es entrando con el certificado digital en la sede electrónica de la Agencia Tributaria y en el apartado mis datos censales, existe una opción de modificación del domicilio fiscal en la cual, con sólo completar ese formulario con los nuevos datos y darle a guardar, se produce el cambio del domicilio fiscal de manera inmediata.

¿Qué implicaciones tiene el domicilio fiscal?

Hay que tener en cuenta que al igual que el cambio de domicilio social puede significar el traslado del registro mercantil que le corresponde a la empresa, en el caso del domicilio fiscal, éste es el que determina que administración de la Agencia Tributaria es competente para nuestras declaraciones y comprobaciones fiscales, lo que puede implicar que al cambiar el domicilio cambie también la Administración asociada y los trámites personales deban realizarse en una delegación diferente a la que se venía realizando.

¿Has cambiado alguna vez el domicilio social o fiscal? ¿Has tenido algún problema? ¿Sabías que era necesario modificarlo?

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos