« Volver al glosario

Fondo de maniobra


El fondo de maniobra (o margen de maniobra) es la capacidad económica o ratio de liquidez que tiene una empresa en un momento determinado. Es decir, la capacidad económica de la compañía para hacer frente a obligaciones de pago inesperadas a corto plazo.

Definición de fondo de maniobra de una empresa

Este es un término que siempre debe estar sobre tu mente ya que si está saneado y goza de buena salud, tu empresa y tú estaréis tranquilos ante posibles incidencias de necesidad de cash o ante pagos no previstos. Es bueno que sepas y conozcas al detalle qué significa fondo de maniobra, cómo calcularlo y para qué puedes / debes usarlo.

El fondo de maniobra (o margen de maniobra) es esa cantidad económica o recursos económicos que deben estar disponibles en una empresa para hacer frente a imprevistos de cualquier tipo.

Dicho de otro modo, son los recursos financieros que tiene una empresa para continuar su actividad de forma normal a corto plazo supliendo y solucionando las posibles incidencias económicas no planificada.

El fondo de maniobra nos ayudará a solventar pagos imprevistos a proveedores, solucionar situaciones que no teníamos previstas como una sanción económica de la Administración o incluso, comprar una herramienta (ordenador, maquinaria) para sustituir otra que se haya roto y sin la que no podemos funcionar.

También otras definiciones consideran que el fondo de maniobra es “la parte del activo corriente de una empresa financiada con deuda a largo plazo (pasivo no corriente)”.  Pero esta definición es más rebuscada y solo apta para los que entiendan de terminología económica y financiera y nosotros preferimos hablar de forma que nos entendamos.

La importancia del fondo de maniobra

Un fondo de maniobra sano y solvente es fundamental en cualquier empresa. Hay compañías que han tenido que suspender su actividad e incluso cerrar porque no tenían este fondo de maniobra.

Por lo tanto, es de vital importancia que siempre tengamos el fondo de maniobra bien saneado y alimentado. Su cantidad dependerá de muchos factores incluyendo el momento temporal, las circunstancias, las previsiones, el circulante, etc. Hay que realizar revisiones periódicas de este fondo para estar tranquilos.

Tu gestión financiera debe ser siempre de primer nivel y una prioridad en tu compañía. Ya seas tú mismo o lo tengas delegado a otro profesional, fundamental que te marques en tu calendario, revisiones periódicas.

Cálculo del fondo de maniobra

Para que todo esté siempre fetén y más impoluto que una patena, debemos saber calcular nuestro fondo de maniobra. El margen que tendrás para como decimos, hacer frente económicamente a ciertas situaciones que pueda vivir tu empresa en un momento clave.

Lo primero que tienes que conocer son algunos datos de tu contabilidad para poder realizar el cálculo. Te ayudamos también a entender estos términos (clica sobre ellos si quieres conocerlos en detalle).

Activo corriente o circulante: las existencias que la empresa tiene previsto vender / consumir o que están dentro del ciclo de explotación. También lo que en un periodo de 12 meses se va a convertir en líquido (cash). Dinero en el banco, existencias a vender, inversiones…

Pasivo corriente / circulante: básicamente son todas las deudas de la compañía. Y como deudas también nos referimos a las obligaciones financieras de la empresa y que se tienen que cubrir – abonar en un plazo máximo de un año.

Con estos dos términos bien claros y con las cantidades determinadas que corresponden a cada uno en nuestro momento actual en la empresa, podemos realizar el cálculo del fondo / margen de maniobra.

Fondo de maniobra = activo corriente – pasivo corriente.

Más fácil no puede ser y con una simple resta, conocerás qué capacidad de reacción tienes en tu compañía.

Cómo interpretar el resultante del cálculo del Fondo de Maniobra

Cuando has realizado el cálculo del fondo o margen de maniobra tendrás una cantidad absoluta que se refiere a tu capacidad económica para hacer frente a posibles incidencias.

¿Qué significa esa cantidad económica con referencia a tu situación financiera?

  • Resultado igual a cero:

Si el cálculo te da cero… Preocúpate de la situación económica de tu empresa pero tienes margen para poder solucionarlo. No estás en peligro inmediato si no surge ningún contratiempo pero si existe, vas a tener problemas. Es el momento de realizar los ajustes necesarios para que tu fondo de maniobra sea positivo.

  • Resultado positivo:

Lo estás haciendo genial y es que gozáis de buena salud financiera. Tu margen de maniobra es positivo por lo que vas a poder hacer frente a todas tus obligaciones económicas en un plazo medio – largo. Ok, sigue así y no olvides revisar este cálculo cada cierto tiempo.

  • Resultado negativo:

Cuidado, mucho cuidado porque estás en situación real de riesgo. Debes más de lo que tienes y no puedes hacer frente. A corto plazo, tienes problemas así que idea un plan de contingencia para solucionar esta situación y que no se afecte más a la empresa de tal manera que no puedas revertirlo.

Ahora ya conocemos más sobre el fondo de maniobra y cómo puedes cuidarlo. Con billage sabrás en todo momento cuál es tu situación financiera sin que salten las alarmas.