Ejemplos de objetivos de una empresa

30 Enero 19

Objetivos de tu empresa. ¿Los marcaste en diciembre? Bueno, quizás te pilló el toro, estabas hasta arriba de trabajo y se te juntó con los mantecaos. Ahora que ya ha pasado enero, el arranque, la vuelta y el cierre del año anterior y los impuestos, toca en serio, marcar objetivos para tu empresa. ¿Cómo? Pues poniéndote a ello. Echando mano de guías e instrucciones.

Analizando tus años anteriores y proyectando. Pero si hay algo que puede ayudarte a marcar objetivos eso es siempre, ver ejemplos de otros.

Y es que ver como lo hacen otros nos ayuda a verlo todo más claro. Por eso las experiencias de usuarios y recomendaciones cada vez cuentan más. Por esa razón cuando viajamos vamos a esas páginas webs en la que los demás escriben sobre el hotel donde han estado. Y es que los ejemplos “de éxito” pero también de “fracaso” de otros, nos ayuda y mucho. Ver y saber cómo lo hacen otros.

En esto de marcar objetivos, también. Empresas hay millones y cada una “de su padre y de su madre”. Cada uno desarrolla su negocio como sabe, como quiere y como cree que es mejor. Cada uno construye su camino de una u otra forma y en ese camino, si hay algo que realmente funciona, es marcar objetivos.

¿Por qué hay que marcar objetivos? Evita el fracaso

Porque si no los marcas, no sabes donde tienes que llegar. Y si no sabes cuál es tu destino, ¿cómo vas a hacer el camino? Es imposible. Te pongas como te pongas, si no sabes dónde tienes que ir, jamás podrás llegar.

En tu empresa es igual. Si no tienes unos objetivos, unas metas, sean las que sean, ¿cómo vas a determinar las acciones para llegar? Sin objetivos estarás todo el año perdido. No tendrás rumbo. Irás haciendo día a día de forma impulsiva. Solo te dedicarás a apagar fuegos y ya está. No tiene sentido sobre todo porque esa fórmula de no tener objetivos está avocada al fracaso más absoluto.

Todos tenemos, en nuestra vida personal y profesional, objetivos. Estén marcados de forma más consciente o no, los tenemos. Estén escritos y diseñados sobre números y analíticas o sean más del estilo “sueños”… Tenemos objetivos. Todos queremos conseguir algo, todos queremos llegar a algo, aunque sea vivir a otro ritmo más tranquilos. Ahí tienes un objetivo.

En tu empresa es importante que esos objetivos, estén un poco más medidos, pensados y planificados. Porque es tu negocio. Porque trabajas con inversión (tuya o externa). Porque tienes un equipo de gente y vendes cosas (productos / servicios). Por eso, porque un negocio son “palabras mayores” y puede afectar a toda tu vida, hay que marcar objetivos de forma más consciente y responsable.

¿Cómo marcar objetivos en tu empresa?

Pues ante todo y sobre todas las cosas… De forma responsable. Sé autocrítico y marca objetivos que sean alcanzables. ¿Sabes esto de objetivos SMART? Pues es de verdad y funciona. Tus objetivos deben ser:

  • Específicos (Specific)
  • Medibles (Measurable)
  • Alcanzable (Achievable)
  • Relevante (Relevant)
  • Tiempo límite (Time Bound)

Y si no son así, ni te molestes porque no sirven. Porque sin objetivos pero sobre todo, sin objetivos bien marcados… LAS EMPRESAS FRACASAN. Ya lo hemos dicho antes y no nos cansaremos. Si no marcas bien tus objetivos, estás comprando tooodos los billetes para que tu negocio tenga menos vida que una mosca.

Así que ahora, ponte manos a la obra para marcar objetivos pero antes, recopila toda la información de tu negocio. Analiza qué ha ocurrido en años anteriores y cómo. Saca conclusiones útiles y aplícalas a la hora de marcar los nuevos objetivos.

Y si puedes, para determinar los nuevos objetivos… ¡Sal de tu oficina! Hacerlo fuera de tu escenario habitual es muy saludable. Estarás respirando otro aire y evitarás dejarlo cuando la cosa se ponga complicada para volver a tu rutina.

Los tipos de objetivos que toda empresa debe tener: 6 ejemplos

Al margen de cómo marques objetivos, hay unos que todos deberíamos tener bien presentes en nuestro horizonte. Son ejemplos de objetivos generales que tú después tendrás que aterrizar y acotar para tu negocio en particular y según tus circunstancias.

Rentabilidad del negocio – Modelo de negocio al alza

Márcate como objetivo que tu negocio sea rentable. Si no, ¿para qué? Para nada. Tienes que conseguir que tu negocio, en un tiempo prudencial y coherente, sea rentable, se auto financie y de hecho, crezca.

Empieza sobre seguro. Deja eso de lanzarte a la piscina sin agua para los valientes que quieren abrirse la cabeza. Tú haz tu Plan de Negocio o Business Plan si eres muy de english. Planifica, analiza, echa cuentas y marca tu ruta. Tú sobre seguro y bien de herramientas que luego la montaña, se hace muy cuesta arriba.

Fidelidad de tus clientes

A ver, esto lo decimos siempre… ¡Es 6 veces más fácil hacer que un cliente repita que conseguir uno nuevo! Deja de macharte. Sé listo. Fideliza a esos clientes que ya te compran y que están contentos. Cuídalos, convierte clientes en súper clientes.

Haz un plan de fidelización y márcate como objetivo de tu empresa que tus clientes se conviertan casi en familia. Que estén contigo mucho tiempo… Esto es oro y además, tener comerciales gratis porque hablarán bien de ti.

Marketing: ten una estrategia de marketing

Dónde vas sin markenting… ¡A ningún lado! A perderte en la nada. A no saber qué hacer en redes, en el blog, en la web… Ahí, sin ton ni son. Si no sabes quién es tu público objetivo, si no sabes a quién le hablas ni cómo es ni qué necesita. Si no sabes en qué canales tienes que crear contenido ni qué contenido hacer… Pues apaga el chiringuito y a la playa que te va a salir más a cuenta.

Plan de marketing… tatúatelo. Sin marketing, no eres nadie. Porque eso de vender a puerta fría, ¡se acabó! Es antiguo, de rancios y nadie te va a escuchar, que estamos muy ocupados.

Consigue ser eso que todos quieren, que te busquen y que necesiten consumirte.

Ser referente en tu sector

Porque además de molar… ¡Vende! Sí, si eres referente en tu sector, si despuntas de la competencia, si te diferencias y te pones en la cabeza, tus ventas lo van a notar.

Márcate como objetivo diferente al de vender el de ser referente. Y marca una hoja de ruta para transmitir confianza, para aportar valor, para que la gente (tus futuros clientes) te busquen para consultarte… ¡Ahí tienes una gran clave!

En el momento que te posicionas ahí arriba, verás cómo todo funciona de otra manera, sin tanto esfuerzo. Y es que generar confianza es de un poder… Inigualable.

Tener un equipo potente – da igual el tamaño pero potente

Si uno de tus planes es crecer como negocio, necesitarás equipo. Así que márcate como objetivo que sea un buen equipo, el mejor si es posible. Para eso tendrás que diseñar un plan de formación, capacitación, mejora continúa.

Tienes que estar bien atento a incluir procesos de trabajo, fórmulas que hagan aumentar la productividad y felicidad del team… El equipo en sí mismo es un objetivo, un reto y un trabajo.

Ventas cada vez más y mejores

Y por supuesto, vender, vender más y sobre todo, mejor. Porque no se trata sólo de vender más… Sino de que cada venta sea más rentable. Y con rentable no sólo hablamos de margen de dinero sino también en el esfuerzo que empleamos en la venta, en los recursos que ponemos, en lo que transmitimos y dejamos “plantado” para otras ventas futuras… Por eso, debes marcarte el reto de vender más pero también… ¡Mejor!

Ahora ya sí que sí estás preparado para marcar tus objetivos sabiendo qué hacen otros y cómo. Con estas pautas es más sencillo. Sólo tienes que seguir la hoja de ruta. Puedes utilizar para crear tus objetivos el Gestor de Proyectos de billage. Piensa que marcar objetivos en un proyecto en sí mismo. Determina las fases que te va a llevar y evalúa el tiempo que le has dedicado. Si aún no tienes billage, puedes probarlo gratis ahora.

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos