¿Tienes objetivos estratégicos?

17 Junio 16

Antes de entrar en materia, empecemos por una definición de Wikipedia: «Se denomina objetivos estratégicos a las metas y estrategias planteadas por una organización para lograr determinadas metas y, a largo plazo, la posición de la organización en un mercado específico, es decir, son los resultados que la empresa espera alcanzar en un tiempo mayor a un año, realizando acciones que le permitan cumplir con su misión, inspirados en la visión.» En cristiano: Un objetivo estratégico es un plan para conseguir un resultado que cambie tu negocio, ya sea porque aumenta tus ventas, tus márgenes o porque abre nuevos mercados. En general, es de medio o largo recorrido y tenemos tendencia a dejarlos «para mañana» indefinidamente, bajo riesgo de que nuestros negocios se pudran como agua estancada. En el mundo corporativo, los objetivos estratégicos son aquellas líneas maestras que se deciden desde un sitio muy muy lejano y que impactan en tu día a día. Cuando el objetivo estratégico es cerrar una fábrica o externalizar tu departamento, te afecta de lleno. En el mundo de los autónomos y pequeñas empresas, «objetivo estratégico» sigue significando una meta a alcanzar, pero consiste en algo mucho más palpable, como: «vamos a facturar el doble», «vamos a empezar a vender online», «voy a contratar un experto en redes sociales». Si nunca te has sentado a escribir lo que harás en los próximos 12 meses, te urjo a que lo hagas. Tómate una horita libre en un sitio tranquilo y haz los ejercicios que te propongo a continuación.

La lista inicial

Es fácil. Te sientas con un papel en blanco y describes la situación de tu negocio dentro de 12 meses. Aquí tienes algunas ideas:

  • ¿Cuánto quieres facturar?
  • ¿Cuántos empleados quieres tener?
  • ¿Cuántas horas quieres trabajar?
  • ¿Quieres lanzar algún producto o servicio nuevo?
  • ¿Vas a hacer algún cambio importante en tu negocio como una alianza o abrir la venta online?
  • ¿Vas a inventar algo que le dé la vuelta a tu sector?

La única norma es que apuntes TODO lo que, de manera realista, quieres conseguir en 12 meses de duro trabajo. No se trata de hacer una lista interminable de lo que deberías hacer para tener el negocio perfecto, sino de lo que puedes y vas a hacer en 12 meses para poner tu negocio donde quieres que esté. Te ayuda a gestionar tu negocio

¿Que es larga tu lista?

Tranquilidad. Cuando nos ponemos a planificar con todo el año por delante, a todos se nos acentúa el síndrome de Supermán. Nos ponemos encima una lista larguísima de pendientes que nos va pesando como una losa a medida que pasan los meses.

¿Que te han salido menos de 3?

En ese caso: # O tienes 3 megaobjetivos del estilo «Voy a cambiar radicalmente el enfoque de mi negocio, reorientaré el marketing, dividiré mi negocio en 3 marcas comerciales y crearé 5 productos nuevos». # O estás tan consumido por el día a día que ya no te quedan huecos para pensar en el futuro. En el primer caso, parte el objetivo en trozos más pequeños. En el segundo, te recomiendo empezar a liberar horas porque tu negocio te necesita pensando, no ejecutando.

¿Cómo separar lo imprescindible de lo deseable?

¿Y cómo saber si nuestros objetivos estratégicos son planes realistas o la lista a los Reyes Magos? El mejor método que conozco para diferenciar los dos tipos es el de Simon Sinek y su Círculo dorado.

¿Qué es el Círculo dorado?

«Todas las empresas saben QUÉ hacen, muchas saben CÓMO lo hacen, pero muy pocas saben POR QUÉ lo hacen. Sólo aquellas que tienen un porqué sólido son capaces de convencer y vender a una gran cantidad de seguidores.» A pesar de que el mensaje de Simon Sinek va dirigido principalmente al emprendimiento y al marketing, su Círculo dorado aplica muy bien a la hora de separar los objetivos inamovibles de los flexibles. Si quieres saber más sobre el Círculo dorado, te dejo al final del artículo el enlace a uno de sus videos con subtítulos en español.

¿Cómo valorar tu lista de objetivos estratégicos?

Plantéate las 3 preguntas de Sinek:

  • QUÉ es lo que haces: bolsos de artesanía, servicios de coaching, suministros industriales, etc.
  • CÓMO lo haces: venta online, venta offline, servicio personalizado, cuotas mensuales, etc.
  • POR QUÉ lo haces: este es el «porqué» profundo de tu emprendimiento. Si te cuesta encontrarlo, te recomiendo una frase del gran Samu Parra: «Si todo el mundo tuviera acceso a tus productos/servicios, ¿por qué el mundo sería un sitio mejor?». ESE es el porqué de tu negocio.

Ahora vuelve a sentarte y repasa los objetivos estratégicos para llegar a donde quieres estar dentro de un año. Ten presente el GRAN PORQUÉ cuando vuelvas a leer la lista. En cada objetivo de tu lista, escribe al lado en qué contribuye a tu porqué, cómo lo vas a conseguir y qué quieres conseguir. Te doy un ejemplo personal para que veas cómo funciona:

  • Mi GRAN PORQUÉ es conseguir un mundo más digital, más justo, más transparente, donde la tecnología permita a los pequeños negocios competir en igualdad con las grandes empresas.
  • CÓMO: la mayoría de mi público no está digitalizado, así que mi estrategia de venta y contacto es más offline que online (aunque parezca extraño).
  • QUÉ (objetivos estratégicos de mi lista):
    • Tener 1.000 seguidores en Twitter y Facebook.
    • Facturar el doble.
    • Crear un evento presencial de transformación digital para pequeñas empresas.
    • Montar cursos online de venta en la web.

¿Cuál de los 4 te parece más importante? Piensa en cuál tiene mayor impacto sobre el PORQUÉ, no sobre la facturación. La teoría del Círculo dorado de Simon Sinek habla precisamente de esto: Cuando eres coherente con el PORQUÉ y lo transmites en todo lo que haces, la facturación se consigue porque comunicas y actúas de forma coherente, y eso engancha a tus clientes. Según Sinek este es el secreto de las grandes marcas y a partir de ahora también puede ser el tuyo :-)   Para saber más sobre Simon Sinek, puedes ver una de sus charlas pinchando aquí. Te ayuda a gestionar tu negocio  

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos