Cómo marcar tus objetivos para el último cuatrimestre del año

28 Agosto 18

Llega septiembre y con él, la vuelta, la rentreé o llámalo x pero la cuestión es que septiembre es un mes clave en la vida de todos (y no sólo para los que tienen niños). En el mundo empresarial septiembre es vital porque hay que revisar todo lo conseguido hasta el momento en la primera parte del año y reajustar lo necesario para poder cerrar en diciembre con los objetivos marcados conseguidos y por qué no, superados. Es el momento entonces de revisar y marcar los nuevos objetivos para el último cuatrimestre del año.

Revisar y analizar lo conseguido hasta ahora

Lo primero, antes de tomar decisiones de cara al último cuatrimestre del año, es imprescindible parar un instante, echar la vista atrás y revisar qué ha ocurrido en nuestro negocio hasta el momento. Han sido ocho meses en los que habéis trabajado muchísimo y habéis desarrollado ideas, acciones, estrategias, lanzamientos, ventas… y seguramente también algún que otro error que hay que asumir y del que aprender. Por eso, es el momento de antes de nada, tirar de datos y analizar.

Este es el primer paso que deberás llevar a cabo para poder marcar los nuevos objetivos para el último cuatrimestre o en su defecto, continuar con los que ya tenías definidos en la estrategia del año (porque consideres que son los apropiados).

Recopilar información

Pero demos un pasito atrás y es que para poder analizar lo primero que tienes que hacer es recopilar información, documentación, datos, resultados… Todo lo que puedas ya que con cuanto más cuentes, más afinadas serán tus decisiones y andarás “sobre seguro”. Así que manos a la obra. Abre todas tus herramientas (desde billage puedes extraer analíticas, cuadros y resultados en diferentes formatos que te van a ayudar muchísimo). También mira todos los soportes donde has realizado algún tipo de acción / actividad (blog, redes sociales, google analytics…) y por supuesto, balances, todos los balances que puedas de ingresos – gastos – ventas – presupuestos emitidos / aprobados… Todo cuenta y todo es necesario. No escatimes, mejor que te sobre algo o que no lo utilices a que a la hora de ponerte a analizar, te falte información y tengas que parar el proceso.

Ahora sí, analizar

El siguiente paso para poder marcar los nuevos objetivos del último cuatrimestre del año es, sin duda alguna, con la información que has recopilado en el punto anterior, analizar. Sin un excepcional análisis no podrás jamás tomar decisiones acertadas y acordes a las necesidades de tu negocio.

Es fundamental que determines las kpis útiles de tu negocio, sin ellas, estarás analizando a cañonazos. Las kpis son esos parámetros clave que en tu negocio determinan si está funcionando bien, si no, el nivel de rentabilidad, etc… Esa información clave que en unas cuantas cifras te da una mapa general del estado de tu negocio en tiempo real.

Las kpis son tan importantes porque van al grano, directas a lo que realmente importa y son totalmente objetivas. Dependiendo de cual sea la tipología de tu negocio tus kpis pueden ser el ticket medio, la tasa de rebote, los presupuestos aceptados vs presentados… Tú debes marcar cuáles son las tuyas y las más útiles.

Genera tu cuadro de mando de analítica que te sea útil y sobre el que puedas ver el estado de tu negocio. En billage también puedes ver en tiempo real cómo está tu negocio con determinadas kpis que verás de forma muy clara y concisa en un único vistazo.

Objetivos de enero vs objetivos de septiembre

Tras esta recopilación de información y el análisis que has realizado, es el momento de poner sobre la mesa también los objetivos que os habíais marcado al comienzo del año, los de enero y ver cuáles habéis conseguido y con qué coste (porque hay que tener en cuenta que no siempre es un éxito conseguir un objetivo, también hay que valorar lo que ha costado en términos económicos, de esfuerzo, a lo que ha habido que renunciar) y valorar en términos generales y específicos los ocho primeros meses del año.

¿Han sido como esperabas? ¿Has conseguido lo propuesto? ¿El esfuerzo ha sido proporcional y dentro de lo previsto? Anota bien estas conclusiones porque es la hora de decidir.

Tienes que decidir qué objetivos que no has cumplido hasta ahora y que tenías previsto para este año vas a seguir trabajando hasta final de año (diciembre) o cuales vas a descartar y sustituir por otros que quizás ahora, con un posible cambio de rumbo, con otras circunstancias y con otras necesidades, son más importantes y prefieres que estén en vuestro horizonte.

Otra opción también muy válida es listar todos los objetivos que quieres conseguir de ahora hasta diciembre y eliminar – tachar aquellos que ya hayas logrado. Esta fórmula también te ayudará a levantar la moral y sentirte más satisfecho.

Sea como sea, piensa en septiembre como un mini-enero porque los cuatro meses que tienes por delante son imprescindibles para terminar el año por todo lo alto. Marca objetivos nuevos o revisa los que ya tenías planteados y divídelos en pequeñas metas a los que detallarle acciones y estrategias determinadas. No intentes ir a por el objetivo así, a la tremenda porque no llegarás y te desgastarás al primer suspiro. Y hazte con las herramientas más favorecedoras para el día a día. Billage estamos convencidos que será (si no lo es ya) una de ellas y tienes 14 días de prueba gratis para que podáis conoceros.

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos