« Volver al glosario

Pasivo


El pasivo de una empresa está formado por el capital de dicha empresa y las obligaciones que ésta haya contraído. Las obligaciones mencionadas incluyen las deudas con acreedores, los préstamos concedidos por una entidad bancaria, las coberturas de posibles pérdidas…

¿Cómo se clasifica el pasivo de una empresa?

El pasivo de una empresa se divide en dos grandes grupos:

  • Pasivo circulante (pasivo corriente): se trata de los compromisos de pago con vencimiento a corto plazo (1 año), y por lo general se dedican a finanzar el activo circulante de la empresa. El pasivo circulante incluye provisiones y deudas a corto plazo, acreedores comerciales, cuentas a pagar
  • Pasivo fijo (pasivo no corriente): incluye los compromisos de pago con vencimiento a largo plazo (superior a 1 año) y suelen dedicarse a finanzar el activo fijo de la empresa. El pasivo fijo incluye las provisiones, deudas y préstamos a largo plazo.