« Volver al glosario

Activo: cuáles son los diferentes clases de activo de una empresa


El activo de una empresa son los bienes, derechos y otros recursos que posee dicha empresa y que le aportarán beneficios económicos. En el activo se incluyen tanto los bienes materiales e inmateriales de la empresa como las inversiones que ésta realiza para obtener rendimiento (donde también se incluyen las ventas realizadas pendientes de cobro).

¿Qué elementos incluye cada tipo de activo?

En primer lugar tenemos el activo corriente que comprenderá:

Los activos vinculados al ciclo normal de explotación que la empresa espera vender, consumir o realizar en el transcurso del mismo.

Con carácter general, el ciclo normal de explotación no excederá de un año. A estos efectos se entiende por ciclo normal de explotación, el periodo de tiempo que transcurre entre la adquisición de los activos que se incorporan al proceso productivo y la realización de los productos en forma de efectivo o equivalentes al efectivo. Cuando el ciclo normal de explotación no resulte claramente identificable, se asumirá que es de un año.

Aquellos activos, diferentes de los citados en el inciso anterior, cuyo vencimiento, enajenación o realización se espera que se produzca en el corto plazo, es decir, en el plazo máximo de un año, contado a partir de la fecha de cierre del ejercicio. En consecuencia, los activos financieros no corrientes se reclasificarán en corrientes en la parte que corresponda.

Los activos financieros clasificados como mantenidos para negociar, excepto los derivados financieros cuyo plazo de liquidación sea superior a un año.

El efectivo y otros activos líquidos equivalentes, cuya utilización no esté restringida, para ser intercambiados o usados para cancelar un pasivo al menos dentro del año siguiente a la fecha de cierre del ejercicio.

En cuanto al activo no corriente, y aunque la definición de su contenido sea por exclusión, debemos tener en cuenta que los demás elementos del activo se clasificarán como no corrientes.

Otros elementos del activo son aquellos considerados como intangibles, que constituirían el activo intangible de la empresa. Dentro de él, lo más relevante son los inmovilizados intangibles son activos de vida útil definida y, por lo tanto, deberán ser objeto de amortización sistemática en el periodo durante el cual se prevé, razonablemente, que los beneficios económicos inherentes al activo produzcan rendimientos para la empresa.

Por su parte, una clasificación adicional del activo podría ser el activo fijo

El activo fijo de una empresa son aquellos elementos que, si bien forman parte del activo de la sociedad dentro de su balance y le dan valor a la empresa, no son fácil o rápidamente convertibles en dinero, es decir, no se pueden transmitir con facilidad o con sencillez y con ello constituyen una parte fija de la empresa.

Por ejemplo, no es lo mismo transmitir un inmueble, que podría considerarse, según el sector de la empresa, un activo fijo, que las propias existencias que tiene la empresa para su venta.

El nivel de rotación del activo fijo es muy bajo, es algo excepcional, por lo que permanece fijo en el desarrollo de la empresa dentro de su balance, lo que precisamente le da esa denominación de activo fijo frente a otros elementos que varían de manera más frecuente o continua y que constituirían el activo circulante de la empresa.