Todo sobre la contabilidad para emprendedores

05 Junio 15

La contabilidad es la medición, el procesamiento y la comunicación de la información financiera en relación a las entidades económicas. A través de la contabilidad se miden los resultados de las actividades económicas de una organización y se transmite esta información a una variedad de usuarios, incluyendo a inversores, acreedores, a la Administración y a los reguladores.

Podemos dividirla en diversos campos, incluyendo la contabilidad financiera, la de gestión, auditoría y la fiscal. Todas son importantes para llevar al día los estados financieros de una empresa.

¿Por qué es tan importante la contabilidad para emprendedores?

La contabilidad es importante para los emprendedores porque permite el registro sistemático y completo de las transacciones financieras que pertenecen a una empresa. También se refiere al proceso de resumir, analizar e informar sobre estas transacciones. Los estados financieros que resumen las operaciones de una empresa, la situación financiera y los flujos de efectivo durante un período particular, son un resumen conciso de cientos de miles de transacciones financieras que podría haber contraído dicha compañía durante un período X. La contabilidad es una de las funciones clave para casi cualquier negocio y, por consiguiente, para el autónomo que lleve y maneje los libros contables de la empresa, si esta es pequeña, o para el departamento financiero con empleados a cargo de la empresa, si esta es de mayor tamaño.

Por eso, la contabilidad es tan importante y es necesario saber para qué sirve.

¿Para qué sirve la contabilidad?

La contabilidad sirve para captar, elaborar y comunicar periódicamente información útil a los usuarios de la misma, con el fin de proporcionarles un marco adecuado que permita la toma de decisiones en las mejores condiciones.

El objeto material contable es el patrimonio, la finalidad del emprendedor es medirlo y representarlo correctamente. Debes registrar las transacciones financieras, además de almacenar, clasificar, recuperar, resumir y presentar la información en varios informes y análisis, tanto para los propios socios y usuarios de la empresa, como para Hacienda.

Esta parte de la contabilidad que se centra en la presentación de la información en forma de declaraciones de propósito general financieros (balance, cuenta de resultados, etc.) es muy interesante, ya que trata de mostrar la imagen fiel al exterior. Estos informes externos deben ser preparados de acuerdo con los principios contables generalmente aceptados en el Plan General de Contabilidad (PGC) y denominadas Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).Billage te ayuda a llevar la contabilidad al día

Qué importancia tiene la contabilidad para emprendedores

Es tan importante, que desde el año 2012, se pretende que todas las grandes economías -inclusive fuera de España- sigan planes para converger hacia unas Normas Internacionales de Información Financiera comunes.

El Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas es quien se encarga de la actualización y vigencia del PGC en nuestro país. En el PGC se deciden los criterios a seguir a la hora de elaborar la contabilidad.

La importancia de la contabilidad para emprendedores es máxima; por tanto, es obligatorio mostrarla tan fiel y rigurosamente como sea posible y, según el tamaño de la empresa, en los términos temporales establecidos por la ley. Todas las sociedades mercantiles están obligadas a llevarla. Se incluyen aquí las Sociedades Anónimas, las Sociedades Limitadas, las Sociedades Laborales y las Sociedades Cooperativas.

A pesar de lo cual, si eres un profesional autónomo o trabajador por cuenta propia puedes llevar la información contable por iniciativa propia, pero no estás obligado a ello (Comunidad de Bienes incluidas). Lo necesario, en este caso, es llevar la facturación, llevar un registro permanente de ingresos o facturas emitidas y de gastos o facturas recibidas.

Principios contables

Estos principios son los que cualquier empresa o trabajador contable debe tener en cuenta para transmitir la información de forma precisa y correcta.

  • Principio del Devengo: tiene como objetivo reflejar la imagen fiel de la empresa. El PGC establece el principio del Devengo como uno de los principios obligatorios en el registro contable de ingresos y gastos, estableciéndolo de la siguiente manera: «la imputación de ingresos y gastos deberá hacerse en función de la corriente real de bienes y servicios que los mismos representan y con independencia del momento en el que se produzca la corriente monetaria o financiera derivada de ellos». La aplicación del principio del devengo proporciona una información más fiable y relevante que el principio de caja, porque aunque una empresa tenga un ingreso o un gasto que no haya sido aún pagado o cobrado se tiene que contabilizar (hacer el asiento contable) en el momento que nace y no cuando haya movimiento de dinero, es decir, no cuando se cobre o pague. Es clave.
  • Principio de Uniformidad: este principio establece que una vez asentados unos criterios para la aplicación de los principios contables deberán mantenerse siempre que no se modifiquen las circunstancias que propiciaron dicha elección, siendo consecuentes. Si una empresa realiza cambios constantes en el método que utiliza en cada periodo corto, dificultará la interpretación y comparación de los estados financieros, afectando sobre todo a los resultados presentados, con variaciones notables. También se deben registrar las perdidas cuando se conocen.
  • Principio de Prudencia: establece las pautas para registrar los ingresos en el momento que se devenguen y los gastos en el momento que sean conocidos. Este principio se ejemplifica diciendo: «contabilizar todas las pérdidas cuando se conocen, y las ganancias solamente cuando se hayan realizado».
  • Principio de No compensación: según la normativa contable no se permite compensar cuentas de activo con las de pasivo, ni gastos e ingresos aunque compartan el mismo origen. Establece la prohibición a la hora de compensar unas cuentas con otras.
  • Principio de Significación o Importancia relativa: es una regla contable que establece que la aplicación de algunos principios contables puede omitirse si las partidas obtenidas tras una actividad económica no poseen una importancia significativa. En la aplicación de los principios contables y normas particulares se debe actuar necesariamente con sentido práctico.
  • Principio de Empresa en funcionamiento: establece que al crearse una empresa, se ha de suponer que la gestión de la misma continuará a lo largo de un periodo más o menos largo. Suponemos que la empresa va a seguir en funcionamiento en el momento de emitir las cuentas anuales y que no hay indicio de que la empresa vaya a cerrar.

¿Le ves dificultad a la contabilidad para emprendedores? ¿Prefieres llevarla por ti mismo o que se encargue otra empresa? ¿Has tenido que recurrir a un gestor para casos concretos, a qué se debieron?

Billage te ayuda a llevar la contabilidad al día

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos