« Volver al glosario

Principio de devengo


El principio de devengo establece que las operaciones económicas realizadas por la empresa deberán consignarse cuando se produzcan (sean ingresos o gastos) independientemente del momento en que se cobren (para las operaciones que originen un ingreso) o paguen (en operaciones donde se genere un gasto). Es decir, que las operaciones (ingresos, gastos) deberán constar en las cuentas anuales del ejercicio en el que se generaron, independientemente de si fueron o no cobradas o pagadas en aquél ejercicio, en el siguiente, o incluso si (en el caso de un gasto) nunca resulta posible su cobro.