Luis Miguel Larriba

¿Qué es una provisión de fondos?


Las provisiones de fondos son figuras muy frecuentes en determinados sectores, como la abogacía, donde resulta extraño iniciar un trabajo sin haberla solicitado previamente.   Una provisión de fondos es la solicitud que realiza el prestador de un servicio a su cliente para que este le entregue una determinada cantidad de dinero que pueda ir cubriendo los gastos que le puede suponer realizar a dicho servicio.  

¿Qué diferencia existe entre provisión de fondos y pago a cuenta?

Es relativamente frecuente confundir los conceptos de provisión de fondos y pago a cuenta, dado que en ambas situaciones la situación que se produce es la misma: la entrega de una determinada cantidad de dinero por parte del cliente al prestador de servicios, cantidad que se restará del pago final que se hará por la realización del encargo. En cambio, ambas cuestiones son diferentes, y pueden tener diferentes consecuencias fiscales y legales por lo que conviene tener claro cuando se nos entrega una provisión de fondos y cuando se está realizando un pago a cuenta. La provisión de fondos es el pago efectuado por los clientes como anticipo de los honorarios totales fijados por los servicios que se van a prestar. En cambio, un pago a cuenta es el pago parcial de los honorarios a medida que estos se vayan devengando, de forma que el pago a cuenta se realiza una vez ya comenzado el trabajo, a diferencia de la provisión de fondos que, aunque también puede ser en un momento intermedio, suele realizarse antes de iniciar. Otra figura, diferente completamente, pero que debemos diferenciar y no confundir son los suplidos. Billage te ayuda a llevar la contabilidad al día

¿Qué cantidad debes solicitar de provisión de fondos?

Existe una costumbre muy extendida, especialmente en algunos sectores, en que la provisión de fondos suele coincidir con la cuantía que se cobrará de honorarios por la realización del trabajo, de modo que, habiendo recibido dicha provisión de fondos, al finalizar el trabajo se emita la correspondiente factura con dicho importe y no sea necesario realizar más pagos. De este modo, en lugar de recibir inicialmente el pago del servicio, realizándolo bajo un precio cerrado e inalterable, siempre existe la posibilidad de que si el mismo nos ha supuesto un esfuerzo o dedicación superior al que teníamos planeado, podamos complementar esa provisión de fondos inicial con una cuantía adicional que se abone al finalizar y complete el pago por el servicio. Además, esta posibilidad nos supone una garantía muy relevante: que cobraremos por la realización de nuestro trabajo, ya que al haber recibido el importe al inicio, antes de empezar a trabajar, ya hemos recibido el pago por el mismo y no existe riesgo de morosidad alguno. Otro criterio que se puede seguir, y que resulta más acertado desde mi punto de vista, es que la provisión de fondos se corresponda con un 50% del presupuesto previsto, de modo dispongamos de fondos para la realización del trabajo y que, en el caso de que surja cualquier problema con el pago posteriormente, al menos hayamos cubierto la mitad del importe planificado y con ello sufragado los posibles costes que nos haya supuesto la realización del trabajo. De cualquier modo, como veis, no existe una regla cierta que nos diga cuál debe ser la provisión de fondos a solicitar para realizar un trabajo, sino que la misma dependerá de la situación concreta. Es más, en el caso de clientes habituales y en los que no tengamos ninguna duda de que el trabajo y el pago por el mismo se desarrollarán sin inconveniente alguno, no sería necesario siquiera solicitar el pago de provisión alguna.  

¿Sueles solicitar provisiones de fondos antes de hacer un trabajo?

¿Por qué importe sueles solicitarlo?

¿Crees apropiado hacer pagos a cuenta o crees que es mejor la opción de la provisión?

Billage te ayuda a llevar la contabilidad al día

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos