¿Conoces las soluciones de billage incluidas en el programa Kit Digital?¿Quieres conseguir tu ayuda Kit Digital?Saber más
¿Quieres hablar con un experto? Llámanos al 93 247 99 59
Marc Singla
Marc Singla

Utilidad de las newsletter en la comunicación interna


Una de las herramientas más potentes con las que contamos para llevar a cabo nuestras estrategias de comunicación interna en nuestra empresa o negocio es la newsletter a nivel interno. Pese a ello, aún son muchas las empresas que hoy día cuentan con una revista impresa de tirada interna en lugar de una newsletter. Probablemente porque es lo tradicional y, puede que también porque, para algunos, siempre luce más algo que tocamos y palpamos que no algo digital. Evidentemente, este aparente punto a favor no compensa, para nada, las muchas ventajas que sí contamos con la newsletter. Sólo por citar algunas: Inmediatez: es lógico, pero es importante. Cuando enviamos nuestra newsletter llega de inmediato a nuestro público. Y, a parte de la evidente ventaja que supone, debemos tener en cuenta que esto también significa que podemos programar el momento en que queremos que la newsletter llegue a su destino. Esto es fundamental cuando hablamos de comunicación interna, porque dependiendo de la hora y el día en que decidamos que nuestros trabajadores lean la newsletter conseguiremos uno u otro resultado. Es bastante probable que si la enviamos en horario laboral tenga una notable audiencia, pero debemos ser conscientes que ello será a costa de un rato de ocio robado al horario productivo. Pero si la mandamos en horario no lectivo quizá no consigamos la repercusión que buscamos. Es cosa nuestra decidir por una u otra opción, y dependerá también de la filosofía con la que trabaje cada empresa.  Contenidos: aunque una revista puede dar mucho de sí, no cabe duda que la newsletter tiene un potencial mucho mayor en cuanto a los contenidos que puede ofrecer. No solamente nos permite colgar mucha información, sino que dicha información puede tener formato multimedia, con audio y vídeos incorporados. Además, los contenidos que podemos tratar en una newsletter interna pueden ayudarnos a vertebrar todo nuestro equipo humano, que se comprometa mucho más con la misión y la visión de nuestra empresa.  Interactividad: si algo destaca en una newsletter es que nos permite entablar una relación comunicativa bidireccional con nuestros empleados, mediante un sistema, el ordenador y la consiguiente newsletter, que rompe las barreras que normalmente se establecen entre un empleado y su superior cuando la comunicación es cara a cara. En la newsletter podemos incorporar encuestas, concursos, foros o tablones virtuales de anuncios, con lo que, por un lado recabaremos valiosas opiniones de nuestros trabajadores, que, además, serán trabajadores más implicados y satisfechos al sentirse parte de un auténtico grupo social.  Gratuidad: aunque esta ventaja depende del músculo financiero de cada empresa, no es menos cierto que la eficiencia y la eficacia nunca deben desdeñarse. Diseñar una newsletter mediante html o alguno de los sistemas de plantillas que existen no es más laborioso que maquetar una revista, y su envío es totalmente gratis. Ni impresiones ni encuadernaciones. Coste cero. Podríamos enumerar algunas ventajas más, pero sólo con estas pinceladas creo que ningún directivo o responsable de comunicación de cualquier empresa, en su sano juicio, debería seguir empecinándose en una revista de papel pudiendo optar por una newsletter. A digitalizarse toca.

«La innovación es un desafío y no un drama, una oportunidad y no una amenaza.» Amparo Moraleda.

 

This post is also available in: Spanish

1 Comentarios
  • El mejor día para enviar una newsletter
    El mejor día para enviar una newsletter2014-11-10 09:57:20
    Autor

    […] En general deberías evitar enviar una newsletter los lunes, especialmente si algunos de tus usuarios son empresas. Los lunes los buzones de entrada […]

Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos