María Alcaraz

¿Qué es Rappel?


El descuento aplicado en una factura en relación al volumen de compra en un determinado periodo de tiempo es lo que conocemos como Rappel. A menudo, los clientes solicitan o se ofrece directamente un descuento por volumen de venta a modo de “fidelización”. Esto es lo que llamamos Rappel pero, ¿qué es realmente un Rappel, cómo y cuándo se aplica?

El término Rappel es de origen anglosajón y en castellano – español lo hemos adaptado a rapel pero el significado viene a ser el mismo: un descuento en factura por volumen de venta.

Su origen, el del término, proviene de la escalada y es que cuando un alpinista hace Rappel está descendiendo rápidamente una pared ayudándose de los cabos y cuerdas que le sujetan. Si extendemos esta explicación a los efectos contables y financieros, el uso del término está justificado y es más que entendible.

Si en la escalada se desciendo con el Rappel de forma acelerada por la pared, en económica lo que hace bajar son los costes o la factura a abonar en consecuencia de lo comprado. Cuanto más alto, más rápido se baja. Cuanto más se compra, mayor es el descuento y por tanto, el Rappel.

¿Qué es un descuento por Rappel?

Cuando se aplica un descuento Rappel en una factura a un cliente lo que estamos realizando es un descuento por volumen de compra – venta. Se premia de esta manera al cliente que compra elevados volúmenes y cantidades. Es decir, a más compra, mayor descuento en cantidad neta y/o en porcentaje.

¿Cómo se aplica un descuento por Rappel?

Lo habitual es tener un porcentaje marcado de descuento según ciertas cantidades de facturación en euros o en unidades de compra. Así quedaría en ambos casos un ejemplo:

Si lo aplicamos en cantidades netas de facturación y porcentajes de descuento:

  • A partir de 1.000 € de compra – 5% de descuento
  • De 1.000 € a 3.000 € de compra – 10% de descuento
  • A partir de 3.000 € de compra – 15% de descuento

Si lo aplicamos en unidades de venta de producto y descuento neto:

  • Hasta 10 unidades (gorras) – 0,25 € de descuento por unidad
  • De 10 a 20 unidades (gorras) – 0,50 € de descuento por unidad
  • A partir de 30 unidades (gorras) – 0,75 € de descuento por unidad

Tipos de rappel existentes

La diferencia entre los tipos de rappel existente radica en la forma de contabilizarlos en nuestros asientos contables.

Rappel sobre ventas

Cuando aplicamos el rappel a las ventas, estamos refiriéndonos al descuento que hacemos a nuestros clientes según lo que nos hayan comprado.

Si un cliente nos compra un volumen elevado / determinado de producto, le aplicaremos un descuento según esa cantidad vendida.

Rappel sobre compras

Este es el caso inverso cuando nos aplican el descuento a nosotros cuando le hacemos un pedido a un proveedor. Somos en este caso el cliente al que nos aplican el descuento.

El Rappel en el asiento contable

Una de las dudas más recurrentes es cómo se aplica el rappel en el asiento contable para hacer que nuestra contabilidad cuadre siempre y esté perfecta (obviamente, nosotros te recomendamos que cualquier asiento contable esté bien reflejado en tu contabilidad sin ningún tipo de error y para ello, utilizar Billage te cambiará la vida).

Si somos fabricantes de gorras (las mismas que las del caso anterior), nosotros realizamos las gorras pero no el clip decorativo de nuestra marca.

Compramos por lo tanto 1.000 € pins – clips de nuestra marca para nuestras gorras. Nuestro proveedor nos ha dicho que si compramos 1.500 €, nos hará un descuento del 10%. Para que cuadre en nuestro asiento contable lo haríamos de la siguiente manera:

  • 1.500 € compra cordones cuenta a proveedor
  • Descuento 150 € - rappel sobre compra
  • Iva soportado 283,5 €

Decisión de aplicar descuento por rappel

Lo más habitual es tener una política de descuento por rappel previamente establecida para que cuando tengas esas ventas, aplicarlo o no directamente y no tener que andar pensándolo en cada momento (con el consiguiente gasto de energía que conlleva). Cuanto más protocolices en tu empresa, más fácil y ágil será todo.

La decisión de hacer un descuento por rappel es bien fácil: todo depende de lo que quieras “premiar” a tus clientes por volúmenes de compra simultaneo. Se suele hacer para incentivar grandes pedidos y por lo tanto, facturaciones más elevadas.

Es una forma de fidelizar a tu cliente y ayudarle / motivarle a que haga pedidos importantes que para ti son una entrada reseñable de dinero y una seguridad. Tú además seguro que prefieres aplicar ese descuento y tener un cliente feliz y además, sacar tu stock antes de quedarte con él.

Ahora ya puedes aplicar rappel – descuentos a tus ventas con un motivo más sólido y sobre todo, saber cómo aplicar estos descuentos en cantidades netas y porcentajes pero sobre todo, lo más importante, cómo aplicarlo en tus asientos contables con éxito y sin errores.

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos