Cristina Hontanilla
Cristina Hontanilla

Cómo hacer un análisis de la competencia


Analizar competidores no es tarea fácil. Sin embargo, sí es una labor indispensable para todos aquellos que queráis montar una empresa, lanzar un nuevo producto o servicio, o evaluar vuestra posición en el mercado. El análisis de la competencia nos ayuda a identificar las debilidades y fortalezas de nuestros competidores, y decidir cómo podemos utilizar esa información para ganar una ventaja sobre ellos en el mercado. Pero, ¿por dónde empezamos a hacer un estudio de la competencia? La clave para que un negocio sobreviva en el mercado es que su producto o servicio tenga un valor añadido sobre el de la competencia. ¿No sabes qué te diferencia de tus competidores de tu sector? Es el momento de sentarte y analizar las empresas competidoras para descubrir así qué hace diferente a tu negocio.

Realizar un análisis DAFO propio

El análisis DAFO, también conocido como SWOT por su nombre en inglés (Strengths, Weaknesses, Opportunities y Threats), examina las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de un producto o servicio. Como primer paso de cara a realizar un buen análisis de la competencia, es aconsejable saber cuál es la posición de tu negocio entre la competitividad del mercado. No seas modesto, lo aconsejable es ser todo lo realista que puedas, y analizar tu empresa de forma objetiva.

La clave para el éxito de un negocio es diferenciarse de la competencia. Conócela

Aquí van una serie de consejos para hacer tu propio análisis DAFO:

  • Pregúntate cuáles son los puntos fuertes de tu producto o servicio. Responde a estas cuestiones como si fueras tu propio cliente. ¿Qué ventajas ofrece tu empresa? ¿Por qué deberían elegir tu producto o servicio? ¿Qué te hace diferente?
  • Ahora es el turno de analizar los puntos más débiles de tu empresa. Piensa como lo harían tus posibles clientes, tus propios competidores y como lo ves desde tu punto de vista. ¿Son tus competidores mejores que tú en general? ¿Por qué? ¿Qué crees que hace mal tu empresa? ¿Cómo podrías mejorarlo? ¿Se conoce lo suficiente tu marca en el mercado?
  • Llega el momento de saber qué oportunidades te ofrece tu sector, y cómo puedes aprovecharte de ellas. ¿Está todo hecho en tu nicho de mercado? ¿Cuáles son las principales tendencias a nivel local, nacional e internacional? ¿Estás aprovechándote de alguna de ellas? ¿Puedes adelantarte al mercado e innovar?
  • Llegados a este punto, vamos a ver cuáles son las posibles amenazas con las que podemos encontrarnos en el mercado. Estas amenazas son siempre externas, no es algo que nosotros podamos controlar, pero sí debemos saber y tenerlas en cuenta para que no nos pillen por sorpresa y nos dejen en desventaja ante nuestros competidores. ¿Qué obstáculos te pone el mercado en general y tu sector en particular? ¿Los constantes cambios tecnológicos pueden afectar a tu negocio y a tu producto o servicio?

Una vez analizada nuestra propia situación en el mercado, es hora de comenzar con el análisis de la competencia.   agiliza_tus_campañas_de_marketing

Cómo identificar a nuestros competidores

Esta tarea no debe tomarse como algo esporádico, como un estudio que se realiza antes de lanzar la empresa, o el producto, y después no se vuelve a hacer. Pensar en analizar a la competencia como algo estanco y de una sola vez es un error. Debemos hacer un análisis de nuestros competidores constante. Tipos de competidores

  • Primarios: aquellos que dominan el sector y que tienen muchas posibilidades de ‘robarnos’ clientes potenciales. En este tipo de competencia se encuentran nuestros competidores más directos; aquellos que tienen un producto o dan un servicio muy similar al nuestro, en la misma zona y a los mismos clientes potenciales.
  • Segundarios: son aquellos competidores que se diferencia de nosotros en algún aspecto, pero que están en nuestro mismo mercado.

También hay que tener en cuenta en este análisis de la competencia a aquellos competidores que pueden entrar en nuestro nicho en cualquier momento, y pueden por lo tanto ser una amenaza para nuestro negocio.

Realizar el análisis DAFO a la competencia

Ahora que ya conocemos nuestras debilidades, fortalezas, las posibles amenazas del mercado y de la competencia, y las oportunidades que se nos puede presentar en nuestro negocio, es momento para aplicar el mismo análisis DAFO a nuestros competidores. Así podremos comprobar si están por delante o por detrás de nosotros en el mercado, analizando todos los factores de manera objetiva. Si esta tarea la realizamos en forma de matriz, podremos determinar en qué punto se encuentra cada competidor y dónde estamos nosotros. Como decimos, lo mejor sería mantener siempre en constante actualización este análisis de la competencia, esta matriz, y así ir viendo cómo estamos colocados en cada momento con respecto a nuestros competidores. ¿Has realizado alguna vez un análisis del mercado y de la competencia? ¿Cómo estás posicionado en tu nicho? agiliza_tus_campañas_de_marketing

This post is also available in: Spanish

2 Comentarios
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos