Albert Bellera
Albert Bellera

Tengo una startup ¿Cuál debería ser mi salario?


Cuando estás al frente de una startup y empiezas a incorporar miembros a tu equipo, tienes que pensar en qué les vas a ofrecer a cambio de su trabajo. Sin embargo, tus trabajadores no son los únicos que deberán recibir un salario a final de mes, tu también deberás tener el tuyo. No obstante, asignarse un salario es solo una de las opciones cuando hablamos de establecer una paga para uno mismo. Además, puede ser que otras opciones sean más beneficiosas para ti si hablamos de impuestos. Si tu eres el único propietario de la startup no queda mucho por decidir, tu salario será básicamente lo que sobre después de cubrir todos los gastos e impuestos. Después puede ser que decidas invertir parte de tu salario en tu startup, o que decidas aprovecharlo todo para cubrir gastos en tu vida personal, depende de ti. No hay ninguna norma que establezca en cuánto tienes que fijar tu propio salario, sin embargo, tienes que mirar con sentido común lo que es mejor para el negocio y para tu situación económica personal. Empieza con un salario ajustado Para establecer una forma de pago para ti mismo, empieza cubriendo únicamente tus necesidades con el dinero excedente de la empresa. Piensa que todo lo que no vaya destinado a tus gastos personales servirá para ayudar a tu startup a alcanzar el éxito. Los primeros meses al cargo de una startup suelen ser los más duros económicamente, a no ser que dispongas de una buena frente de inversión. Este es uno de los motivos por los que muchos potenciales emprendedores con buenas ideas terminan echándose atrás. El hecho de tener que estando vigilando tus gastos durante meses para no tener que sacar demasiado dinero del negocio puede limitar bastante el bienestar en tu vida personal. Muestra el salario a los inversores Es cierto que el hecho de no asignarte un salario puede beneficiar el rendimiento de tu startup, sin embargo, es un hecho que puede jugar en tu contra a la hora de buscar financiación para el negocio. Cuando un inversor potencial vea en tu plan de negocio que no tienes un salario asignado como propietario le van a surgir las dudas y se va a preguntar por qué… Para evitar esta situación muestra en el plan un salario asignado aunque realmente nunca llegues a cobrarlo como tal. Además, estarás ofreciendo una versión un tanto inflada de los potenciales beneficios de la empresa, hecho que puede distorsionar la realidad para potenciales inversores, ya que no estarás teniendo en cuenta para tu startup un futuro gasto como es tu salario. Gestiona tu startup con billage Hora de cobrar un salario Cuando tu startup adquiera cierta solidez llegará el momento de asignarte un salario, una cantidad de dinero mensual que demuestre lo que realmente cuesta tu trabajo, ¿Cuánto es eso? Es una pregunta difícil de responder, probablemente nadie sepa mejor que tu el esfuerzo que tu pones en tu propia empresa, no obstante, el salario no se mide a partir del esfuerzo sino del rendimiento que ofreces para tu negocio. Si dispones de financiación externa para tu negocio, te conviene averiguar cuál debería ser exactamente tu salario para que vaya acorde con tus habilidades. La cifra que llegues a cobrar deberá ser una combinación de:

  • Lo que están cobrando tus otros CEO’s en una situación similar a la tuya
  • La experiencia y cualidades que puedes aportar a la empresa
  • La magnitud de la aportación de los inversores a tu negocio
  • Salario medio nacional en tu profesión

Cuando tu startup empieza a crecer Cuando una empresa pequeña llega a cierto nivel de crecimiento, la mayoría de los propietarios se plantearía revisar sus salarios, sin embargo, hay que ir con cuidado. El hecho de tener que revisar todos los salarios en este mismo punto podría tener consecuencias negativas para tu startup. Para empezar a revisar los salarios después de llegar a cierto nivel de crecimiento es recomendable esperar al menos un año, de este modo podrás comprobar que se trata de una situación estable y no de un efímero pico de rendimiento. Generalmente, se considera arriesgado subir los salarios más de un 50%, el porcentaje del incremento dependerá sobretodo del crecimiento de la startup a lo largo del último año, y del margen de mejora de la misma. Revisa los salarios de forma constante La remuneración de tus trabajadores e incluso la tuya deberá ser revisada periódicamente, acorde con la situación de la empresa. Hemos comentado que en caso de crecimiento los salarios se pueden subir con prudencia, lo mismo pasa en una situación de decrecimiento. Si la empresa empieza a experimentar un retroceso en el rendimiento, los salarios deberán ajustarse a la realidad del negocio para tratar de sanear las cuentas y brindar un poco de oxígeno, haciendo posible disponer de más opciones para revertir la situación.    

This post is also available in: Spanish

0 ComentariosEsta publicación no tiene comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos