María Alcaraz

Registro de marca / nombre comercial para empresas


Si eres emprendedor y has arrancado con tu proyecto, antes de continuar, plantéate al menos en qué momento vas a realizar el registro de tu marca y/o el nombre comercial para tu empresa. Evita problemas y sustos posteriores. Si no es tu momento, al menos tenlo contemplado en tu plan de negocio.

Acabas, por fin, de dar el paso y crear tu proyecto, hacer realidad tu idea y estás a tope con ello. De hecho, tienes hasta el nombre (que aunque parezca que no, es sumamente difícil llegar a él) y tienes la marca gráfica, ¿cuál es el siguiente paso? Registrarla para asegurarte que esa es y será tu marca de forma oficial y no corres el riesgo de que nadie te la robe / quite / use.

Marca, denominación social, nombre comercial

No, no son lo mismo y por lo tanto, necesitarás contemplar las tres opciones. ¿Qué son cada una de ellas y cómo las tienes que gestionar?

Marca:

La marca es el conjunto de palabras, imágenes, figuras, símbolos e incluso números que denominan a tu proyecto en nombre y visualmente.

Es lo que todo el mundo va a recordar y por lo que referenciarán a tu proyecto y se convertirá en tu marca. Intenta que además de ser algo que te represente, sea fácil de recordar e identificar para tu público objetivo. No les compliques la vida y hazlo fácil, así te asegurarás mayor éxito.

Nombre comercial:

Si la marca es el símbolo o conjunto de los mismos que identifican a tu proyecto, el nombre comercial es el naming que acompaña a esa marca.

Normalmente el nombre comercial coincide con la marca pero a veces no es así (en muy contados casos y por motivos muy específicos).

Razón / denominación social

Lo que sí puede ser diferente en muchas ocasiones es la razón / denominación social. Este es el nombre de la empresa a efectos legales y como la hemos registrado en Hacienda y la Seguridad Social. Este nombre es en muchísimas ocasiones diferente puede que porque usemos para amparar a varias marcas comerciales una misma empresa – razón social. En el caso de los autónomos, su nombre y apellidos sería la denominación – razón social pero pueden tener una marca comercial que sea la que todo el mundo conozca de su empresa.

Esta determinación se usa para efectos legales, facturación, etc pero no para asuntos comerciales y de imagen – publicidad.

Registrar una marca comercial / razón social

A efectos creativos y de registro lo que se suele “registrar” es la marca y no la denominación social. Lo que nos interesa que no nos quiten y usen en paralelo es la marca ya que es como todo el mundo nos va a conocer.

A menudo ocurre que cuando vamos a facturar como profesionales a un cliente que conocemos por su marca, su razón social es completamente diferente. Ahí verás bien la diferencia y lo que es correcto registrar.

Si por ejemplo eres autónomo, como decíamos tu razón social es tu nombre y apellidos pero tu marca, ese distintivo que hayas colocado estratégicamente como identificativo para que todo el mundo conozca a tu proyecto. Eso, la marca, es lo que deberás registrar en el Registro de Patentes y Marcas.

Antes de registrar una marca lo primero que debes comprobar es que no está ya registrada. Y sí, hay que comprobarlo porque te sorprenderá la de marcas importantes y famosas que no están registradas (es alucinante la de gente que se ha hecho de oro registrando marcas ya conocidas y después vendiendo el registro al dueño moral de la marca) y la de marcas que no son conocidas pero que sí están registradas.

Para saber si tu marca o la que quieres tener está ya registrada o no debes clicar aquí y consultar en el directorio de la Oficina Española de Patentes y Marcas.

Si una marca está registrada y tú la usas, el propietario puede comenzar un proceso de impugnación y te obligará a dejar de usar la marca. Imagina el gasto que te va a conllevar cambiar todos los materiales de marca y rehacer el conocimiento de marca en tus clientes.

Asegúrate antes de avanzar que tu marca (la que quieres usar) no está registrada y si no, comienza los trámites para registrarla tú.

Registro de marca a nivel nacional – España

Cuando ya tienes claro que tu marca – la que quieres usar no está registrada por nadie, deberás comenzar el proceso de registro de marca. Tienes dos opciones: hacerlo presencial o contratar a una empresa que te lo haga. Si lo vas a hacer tú, estos son los pasos a seguir:

  • Cumplimentar el formulario de solicitud de Registro de Marca – aquí.
  • Presentar la solicitud en la Oficina Española de Patentes y Marcas adjuntando el justificante de pago de la tasa de dicha solicitud (se puede presentar en la oficina citada de tu ciudad – Centros Regionales de información de propiedad de las comunidades autónomas) o también en las oficinas de correos (el sobre debe ser abierto, correo certificado y con acuse de recibo).  

Aquí termina tu labor. No puedes hacer más hasta que se revise tu solicitud y te envíen una conclusión y determinación sobre el registro de tu marca. Lo que hacen en este periodo es comprobar que no hay ninguna otra marca registrada con tu nombre – imagen y que además, no colisiona en ningún aspecto con otra. Se abre un periodo de tiempo en el que cualquiera (jusiticando por qué) puede impugnar el uso por tu parte de tu marca y si nada de esto ocurre, te darán a ti el registro de tu marca.

Podrás solicitar el registro de tu marca a nivel Nacional o Internacional, eso dependerá del uso que le vayas a dar y tus necesidades así como de tu presupuesto.

Registrar tu marca telemáticamente – online

Si por el contrario quieres hacer el trámite online (algo muy importante sobre todo en estos momentos o si vives en algún lugar alejado de las oficinas pertinentes), de dejamos las instrucciones también para que te sea fácil y ágil:

  • El link al que tienes debes acudir para iniciar los trámites es este: Sede Electrónica de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).
  • Clica en “Trámites para signos distintivos” y posteriormente en “Solicitud de marcas, nombres comerciales y marcas internacionales”. A partir de aquí, debes cumplimentar los datos que te solicitan para el registro de la marca deseada.

¿Cuáles son los plazos para asignar mi marca?

Una vez que hayas realizados correctamente todos los pasos, la Oficina de Patentes y Marcas tiene hasta 12 meses para el registro de tu marca si no hay ninguna oposición. En el caso de que alguien se oponga, el tiempo se puede expandir hasta 20 meses.

Cuando te adjudican tu marca será tuya durante 10 años. Tras este periodo, tendrás que abonar de nuevo la tasa para otros 10 años más y así, sucesivamente pero ya sin proceso de aceptación o con posibilidad de revocación.

Registro de nombre comercial

Como decíamos al comienzo, una marca no es lo mismo que un nombre comercial por lo que registrar tu marca no implica que hayas registrado tu nombre comercial. Por lo tanto, si también quieres registrar tu nombre comercial, el proceso es cumplimentar la documentación de la solicitud de registro del nombre comercial y presentarla en la OEPM añadiendo el justificante de tasa de solicitud correspondiente.

Al igual que con la marca, antes de ponerte a ello, realiza una búsqueda para asegurarte que no exista ni esté ya registrado sobre todo para ahorrar tiempo y dinero.

Registro de logotipo

Para el registro del logo de tu empresa (marca gráfica) será el proceso antes descrito de registro de marca por lo que no habrá que hacer más procesos.

Registro internacional

Para poder registrar una marca a nivel internacional, el primer requisito que debes cumplir es tener registrada la marca a nivel nacional (solo podrán registrar en España una marca quien tenga la nacionalidad, sea residente o tenga un negocio en España).

Cuando tengas la marca registrada a nivel nacional, debes pedir el registro internacional con esa misma marca sin modificar absolutamente nada, todo debe ser idéntico.

El proceso lo realizarás en este link con el formulario de solicitud de registro internacional a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

Una vez presentada, la revisarán la Oficina Española de Patentes y Marcas, la Oficina Mundial de la Propiedad Intelectual y la Oficina Nacional de cada país. Revisión total y absoluta.

Ahora ya tendrás todo en orden y podrás registrar tu marca y también nombre comercial. Un paso más en la evolución de tu proyecto / negocio. Eso sí, no olvides contar con un programa de gestión para facilitarte la vida y que todo funcione como un reloj. ¿Cuál? Nosotros te recomendamos billage y además, puedes probarlo ahora gratis.

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos