María Alcaraz
María Alcaraz

Profesional independiente


Un profesional independiente es lo mismo que un trabajador autónomo. Es decir, un trabajador independiente que no está contratado por un tercero para realizar sus tareas profesionales. Trabaja de forma “libre” o freelance mediante relación de obra y servicio. Pero, ¿qué es exactamente un trabajador por cuenta propia y qué características tiene su trabajo a efectos de contratación?

¿Qué es un profesional independiente?

Un trabajador por cuenta propia se define como aquel trabajador que realiza sus tareas profesionales sin tener ninguna vinculación a medio – largo plazo con la parte contratante más allá de lo acordado entre ambas. No existe una vinculación como la que hay cuando se realiza un contrato de trabajo y somos “empleados” de un tercero (persona o empresa).

Por lo tanto, un autónomo es un trabajador por cuenta propia. Trabaja “para él” mismo y ofrece sus servicios y productos a los demás a cambio de una retribución económica puntual. Carece de una vinculación contractual, ni un pago recurrente, ni podrá ser despedido y tampoco disfrutará de los beneficios que otorga el tener un contrato de trabajo.

Si un trabajador por cuenta propia no responde a lo establecido en el acuerdo – presupuesto presentado a su cliente, este (el autónomo), deberá responder con sus pertenencias – bienes ante tal incumplimiento. Por lo tanto, un hecho fundamental para un trabajador por cuenta propia es siempre, separar los gastos / ingresos y sus finanzas profesionales de las personales. Así se llevará una economía más saludable tanto en el trabajo como en la vida personal (la mezcla de ambos es uno de los mayores errores de un autónomo y que lleva a más fracasos en la actividad profesional).

Para ello siempre te recomendamos que elijas una buena solución de gestión de tu negocio. Sí, ser profesional independiente ya es ser un negocio y como tal, debes llevar toda la gestión del mismo. Con billage tendrás todos los gastos / ingresos / facturas / presupuestos, control de tus clientes (CRM) y gestión de proyectos en una única plataforma con una tarifa mensual más que ajustada y accesible.

Trabajador por cuenta ajena: ¿qué es?

Para poder también entender de forma más clara qué es un trabajador por cuenta propia (profesional independiente y autónomo), es bueno tener constancia de su opuesto, el trabajador por cuenta ajena.

Este es el que por el contrario al profesional independiente, tiene una vinculación directa con una empresa, es decir, que trabaja de forma constante con una compañía que le realiza un contrato de trabajo. Realiza por tanto sus tareas bajo “el mandato” de un jefe o empleador que a su vez le otorga un salario fijo y/o variable en función del trabajo desempeñado.

Para que se considere un trabajador por cuenta ajena este debe haber firmado un contrato de trabajo “oficial” (que esté dado de alta en la Seguridad Social como tal y la empresa cumpla sus obligaciones de cotizaciones por este trabajador). En este contrato deberán verse reflejadas las características de la vinculación profesional: horario de trabajo (tipo de jornada: parcial o completa), tareas y funciones, rol, vacaciones, sueldo y duración del contrato.

Un contrato a un trabajador por cuenta ajena puede ser por horas / semana, meses o años – indefinido. El mínimo para tener un contrato con una empresa debe ser de una hora a la semana.

Un trabajador por cuenta ajena podrá prestar sus servicios a todo tipo de empresa ya sea esta una organización, un autónomo, una sociedad mercantil, una comunidad de bienes o una empresa de trabajo temporal que hace de intermediaria.

Diferencias entre profesional independiente y trabajador por cuenta ajena

Las diferencias entre ambos roles son más que notables y todos las tenemos siempre presentes ya que si somos profesionales por cuenta propia lo habitual es haber pasado antes por una época de trabajador por cuenta ajena. ¿Qué los diferencia?

Relación contractual del profesional independiente

Ante todo, la relación laboral / mercantil que se tiene para con la empresa con la que se trabaja o se prestan servicios. En el caso del trabajador por cuenta propia estará vinculado mediante un presupuesto y/o un contrato solo hábil para esas tareas acordadas y un trabajador por cuenta ajena tendrá un contrato laboral de la jornada y condiciones pactadas.

Pago del trabajo realizado vs sueldo

En el caso de un trabajador por cuenta ajena este recibirá un salario por su actividad siempre lineal y percibido en el mismo momento del mes (según se acuerde en las condiciones del contrato) y un profesional independiente cobrará sus servicios prestados mediante la emisión y envío de una factura.

Riesgo asumido

Dicen que un trabajador por cuenta ajena goza de mayor seguridad ya que siempre deberá percibir su salario a pesar de los altibajos que pueda sufrir la empresa contratante. El trabajador por cuenta propia también debe cobrar su factura a pesar de todo ya que es un trabajo pactado y acordado previamente y que cuando se emite la factura ya estará realizado.

También el riesgo se considera mayor en el caso del trabajador por cuenta propia ya que este no tiene una relación de contrato laboral y es más fácil prescindir de sus servicios en caso de que la empresa así lo considere y quiera: no habrá despido, finiquito, preaviso (si no se pacta) ni indemnización.

Material de trabajo

Para los trabajadores por cuenta ajena el material necesario para realizar su trabajo deberá ser proporcionado por la empresa contratante mientras que para un trabajador por cuenta propia deberá hacerse con todo lo que considere que necesitará para el desarrollo de su actividad profesional.

Libertad horaria

Este es sin duda el mayor de los beneficios de los que goza un trabajador por cuenta propia y es que no está sujeto a horarios ni obligaciones más allá de la entrega del trabajo acordado. No tiene horario de trabajo ni días que cumplir sino trabajo que entregar. No tendrá que dar obligaciones de cuándo o cómo trabaja algo que por el contrario un trabajador por cuenta ajena no goza. Este último tiene un horario de trabajo que cumplir y unas jornadas que realizar.

Vacaciones

En la línea del punto anterior, un trabajador independiente tiene las vacaciones que él/ella considere y quiera cogerse. Eso sí, estas vacaciones no son retribuidas como en el caso del trabajador por cuenta ajena que aunque tenga que pactarlas con la empresa (en días y fechas) sí estará cobrando esos días que no trabaja.

Lugar de trabajo

El trabajador por cuenta propia podrá trabajar allí donde quiera y/o pueda según su actividad profesional. Puede ser que sea desde su casa, desde una oficina compartida, desde un lugar remoto… Todo vale porque lo único que tiene que cumplir es la entrega del trabajo realizado.

Un trabajador por cuenta ajena tendrá que desarrollar su trabajo allí donde la empresa le indique y estipule: oficina u otros.

Ser profesional independiente y trabajador por cuenta ajena a la vez

Una de las grandes dudas que nos surgen a todos cuando tenemos en mente un proyecto personal y queremos lanzarnos al mundo del autónomo es si podemos hacerlo mientras estamos trabajando para otra empresa. Es decir: ¿podemos ser profesional independiente y trabajador por cuenta ajena a la vez? ¿Puedo tener nómina en una empresa y ser autónomo simultáneamente?

La respuesta es sí. Es posible y de hecho muchas personas están en esta situación o bien porque están por ejemplo a media jornada con una empresa y después desarrollan su proyecto o porque cuando se lanzan a ser autónomos al principio simultanean ambas actividades para tener una cierta seguridad.

Lo único que tendrás que hacer es como siempre, informar a Hacienda de tu situación y cumplir con las obligaciones fiscales de ambos regímenes. En tu nomina se descontará el IRPF que se deba (se encarga la empresa contratante) y luego en tus facturas como autónomos tendrás que incluir el IVA y el IRPF correspondiente como tal.

Si eres trabajador por cuenta propia lo mejor es siempre tener organizadas todas tus finanzas y negocio al completo. Vas a tener muchas situaciones diarias que te robarán tiempo y energía así que la gestión de facturación, la de proyectos y tener bien organizados tus clientes tiene que ser algo fácil. Con billage tendrás todo en un único lugar y siempre, disponible en cualquier dispositivo. Pruébalo ahora gratis.

This post is also available in: Spanish

0 ComentariosEsta publicación no tiene comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos