¿Conoces las soluciones de billage incluidas en el programa Kit Digital?¿Quieres conseguir tu ayuda Kit Digital?Saber más
¿Quieres hablar con un experto? Llámanos al 93 247 99 59
Luis Miguel Larriba
Luis Miguel Larriba

Las 5 reglas del franquiciado


Durante los últimos años hemos visto cerrar decenas de negocios cada día. Sin embargo, sólo hay que echar un vistazo a nuestro alrededor para comprobar que las franquicias han sido capaces de resistir la embestida de la crisis. Y no sólo eso, la mayoría de los franquiciados han incrementado sus ventas. Si eres de los que está pensando en abrir una franquicia porque lo consideras un negocio seguro debes saber que también se corren riesgos. En el franquiciado también hay reglas, y debes seguirlas si no quieres fracasar.

1. Tener claro en qué sector queremos meternos.

Las opciones son innumerables. Bueno, en realidad hay 41 tipos de franquicias. Por eso lo recomendable es convertirse en franquiciado de un sector que ya se conozca. Y, en su defecto, de uno tradicional. Hay muchos negocios que ahora están de moda, pero todos sabemos que las modas pasan. Existe un registro público oficial de franquiciadores en el que se pueden consultar todos los datos (económicos, número de locales, características, etc.) de las franquicias.

2. Aprender desde cero.

Convertirse en franquiciado no es pagar y olvidarse. En muchas ocasiones es necesario pasar por un periodo de aprendizaje que puede llegar a ser de un año. Por eso, cuando vayamos a visitar al franquiciador debemos llevar una lista con todas las preguntas que se nos ocurran. No se nos puede olvidar preguntar si hay un tiempo máximo durante el cual podemos ser franquiciados.

3. Verificar la información.

Después de visitar al franquiciador y de pedir todos los datos que creamos necesarios para decantarnos por una u otra franquicia, tenemos que verificar que sean ciertos. También es muy importante contactar con otros franquiciados para que nos cuenten su experiencia.

4. Concienciarse de que mandarán otros.

Lo bueno de tener una franquicia es que te lo dan todo hecho. Pero debes saber que no podrás actuar por tu cuenta. Desde los colores del negocio hasta la página web serán impuestos por la central. Y eso no se puede cambiar, nos guste o no.

5. La inversión inicial es alta.

Dependiendo de la franquicia que elijamos pagaremos más o menos dinero, pero lo cierto es que las que tienen más éxito son mucho más caras. Algunas cadenas de comida rápida piden una aportación inicial de casi un millón de euros. Y luego está la cuota mensual, que se calcula en función de los beneficios.Una vez tengamos todo esto claro y hayamos decidido la franquicia, llega el momento de decidir si vamos a hacernos autónomos o a crear una sociedad limitada. Después debemos buscar un local. Pero aquí tampoco podemos decidir. Dependiendo del sector y del tipo de negocio nos exigirán que el emplazamiento esté en un lugar determinado. Puede ser un centro comercial, la calle más concurrida de una ciudad o una pequeña tienda en un barrio de clase media. Si hemos superado todo esto, entonces sólo nos quedará esperar a que nos concedan la licencia de apertura.  Entre unas cosas y otras, pueden pasar hasta 6 meses. Así que una última regla: Paciencia.

This post is also available in: Spanish

0 ComentariosEsta publicación no tiene comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos