« Volver al glosario

Nómina


La nómina es un documento que la empresa debe entregar mensualmente a sus empleados, donde se describen las condiciones salariales de cada trabajador.

¿Qué apartados constituyen la nómina?

La nómina está formada por cuatro grandes apartados, cada uno con sus subapartados correspondientes:

  • Datos identificativos: Identificación fiscal de la empresa y del trabajador, fecha de emisión de la nómina, etc.
  • Retribución bruta: describe toda la retribución abonable al trabajador antes de haberse realizado los descuentos pertinentes. La retribución bruta puede dividirse en dos grandes grupos:
    • Percepciones salariales: incluyen el salario base para el puesto de trabajo en concreto (fijado en el convenio colectivo de la empresa) y los complementos (remuneración adicional como compensación por el trabajo en días festivos, horas nocturnas, etc.).
    • Percepciones extrasalariales: son las retribuciones que no pueden considerarse salario como tal, como por ejemplo las dietas o los gastos de desplazamiento.
  • Deducciones: la mayoría de las deducciones están fijadas por ley, y se dividen en:
    • Pagos que la empresa realiza a Hacienda a cuenta del trabajador: más conocidas como retenciones del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas). El trabajador deberá pagar un tanto por ciento de sus ganancias a Hacienda en concepto de IRPF, y parte de este pago lo abona la empresa cada mes descontándolo directamente del salario bruto del trabajador.
    • Aportaciones a la Seguridad Social: la aportación realizada a la Seguridad Social cubre las contingencias comunes (bajas por accidentes, enfermedades no laborales, etc.), el desempleo y la formación.
  • Resumen: Desglose de las principales cantidades descritas en los apartados anteriores. Se presenta aquí el salario neto, obtenido al sustraer las deducciones de la retribución bruta.