« Volver al glosario

Flujo de caja


El flujo de caja de una empresa se calcula restando de los ingresos de una empresa durante un período de tiempo determinado los pagos que la empresa ha llevado a cabo durante dicho periodo. El resultado obtenido es el flujo de caja generado por la empresa; es decir, se trata de la cantidad neta de dinero que la empresa ha generado en cierto periodo.