María Alcaraz
María Alcaraz

Vuelta al trabajo… En remoto: las herramientas más útiles


La vuelta al trabajo ya está aquí y además, hay que seguir evolucionando en esto de trabajar “en remoto”. La pandemia nos empujó forzosamente a aprender a trabajar a distancia y es algo que se ha quedado en nuestra vida. Al menos, de forma intermitente. Las empresas han descubierto que teletrabajar es igualmente efectivo y abren la mano a que los miembros de sus equipos puedan combinar trabajo presencial con teletrabajo. Eso sí, es imprescindible para que todo funcione, disponer de las mejores y más útiles herramientas para el trabajo en remoto. ¿Cuáles son las herramientas más efectivas para trabajar en remoto? Veamos y descubramos las que mejor te irán según tus necesidades y tareas a cubrir.

El trabajo remoto: la nuevo forma de volver al trabajo

Hemos vuelto al trabajo. Es el mayor indicativo del arranque del mes de septiembre. Eso y que los niños van al colegio, que nos ponemos a dieta, nos apuntamos al gimnasio, madrugamos más – trasnochamos menos, cogemos una rebeca por las mañanas… Vaya, lo que viene siendo el típico mes de septiembre con su síndrome post-vacacional asociado.

Eso sí, parece que este año será un poco más liviano y es que si algo bueno nos ha dejado la pandemia de Covid19 en la que aún estamos inmersos (y eso lo comentamos para tengamos cuidado) es la oportunidad de teletrabajar. Ahora más que nunca está totalmente aceptado e integrado en nuestra sociedad y mente laboral la capacidad de realizar nuestro trabajo en remoto (siempre que sea posible).

Y esto para la vuelta al trabajo, es un plus. Para qué negarlo. Porque hay quien es más productivo en casa, quien prefiere trabajar desde su hogar y para quien ir a la oficina es un poco tedioso. Oye, hay gustos para todo. Igual hay quien sigue prefiriendo relacionarse con compañeros, estar en un lugar de trabajo diferente al que pasa su tiempo personal… Lo importante es que ahora tenemos la oportunidad (o al menos un poco más), de elegir.

El teletrabajo vino para quedarse y ahora las empresas están mucho más convencidas de su efectividad. Por eso, han “abierto la mano” y se permite cierta flexibilidad para que cada uno elija desde donde realizar sus tareas. Y es que eso es realmente lo que importa: que el trabajo esté hecho. Y no tanto lo de antaño: calentar la silla de la oficina.

Trabajar en remoto todos tenemos claro lo que es: trabajar fuera de tu lugar de trabajo habitual.

Si tienes oficina, podrás trabajar desde casa, una cafetería o un parque. El lugar lo pones tú y es que se trata solo de que hagas tu trabajo y te enfoques en terminar tareas con el mejor nivel de calidad.

¿Qué son las herramientas para el trabajo en remoto?

Trabajar en remoto lo pueden hacer determinadas personas cuyo rol profesional lo permite. Normalmente el más beneficiado es el trabajo de oficina o que se puede realizar a través del ordenador. Coger el ordenador, una conexión a Internet (que hoy en día casi todos los lugares la tienen) y trabajar en remoto es más que fácil.

Lo que es imprescindible para poder realizar este trabajo de forma eficaz y sobre todo, libremente, es que contemos con las herramientas necesarias para hacerlo. A las habituales que siempre hemos tenido a nuestra disposición para la cobertura de nuestras tareas, tendremos que sumar aquellas que nos permitirán trabajar en remoto.

Por supuesto, necesitarás un ordenador portátil y es que trabajar en remoto con un ordenador de sobremesa es un poco complicado. Es posible si estableces tu lugar de trabajo en un espacio físico pero no itinerante. Y seamos claros, lo interesante de trabajar en remoto es poder moverte aunque sea de tu casa a la oficina… Con libertad.

Lo siguiente que necesitarás (al menos una gran parte de tu tiempo) es una conexión a Internet estable y buena. Eso ya no es un problema porque en casa la tenemos, en restaurantes y cafeterías, bibliotecas, coworkings por días y hasta nuestros teléfonos móviles. Ahí no hay lío y ni barrera alguna.

El siguiente paso y por el que estamos aquí es que para poder tener acceso a toda la documentación y material del que antes disponías en la oficina y para poder organizarte mejor en remoto, necesitarás una serie de herramientas. ¿Qué herramientas? Las que se adapten a tus necesidades, objetivos y requerimientos. No hay que buscar una que haga maravillas en general y a niveles estratosféricos. Busca y elige la que solucione tus necesidades y problemas.

Las herramientas más útiles para el trabajo en remoto: la vuelta al trabajo

Afortunadamente, el Mundo va muy rápido y todo evoluciona vertiginosamente. Antes de que nos lanzásemos a teletrabajar, ya teníamos a nuestra disposición infinidad de herramientas digitales. Y es que solo hay que darse una vuelta por Internet y descubrir todo lo que nos ayuda a tener una vida laboral más fácil. Vamos al lío.

*A continuación os vamos a nombrar algunas de las herramientas más utilizadas en el trabajo en remoto para tareas habituales. No indagaremos en herramientas y soluciones muy particulares por nicho de trabajo o roles.

Gestión de proyectos: Trello – Billage

Lo más importante a la hora de trabajar en remoto es gestionar tu tiempo y organizar tus tareas – proyectos de forma correcta. No puedes dejarte llevar por entretenimientos variados pensando que como no tienes un horario fijado, “ya lo harás luego”. Hay que ser más fuerte mentalmente para centrarse y focalizarse en el trabajo cuando estamos en remoto y fuera del entorno habitual que nos incita a trabajar (porque tampoco podemos hacer otra cosa).

En la nube encontrarás multitud de soluciones para gestionar tu tiempo y tus proyectos. Nosotros te recomendamos dos:

Trello. Es la más conocida y por lo tanto muy utilizada. Se puede compartir con otros usuarios y su versión gratuita es más que suficiente. Organiza tus proyectos y tus tareas de forma muy visual (tablero canvan) y optimiza toda tu agenda.

Billage. Es para ir un paso más o varios. Con billage además de gestionar tus proyectos y sus tareas (también con tablero canvan) puedes controlar e implementar el tiempo que estás dedicando a cada labor. Cuenta con un temporizador que hará las veces de cronómetro para que puedas trabajar tranquilamente.

Almacenamiento en la nube: Dropbox – Google Drive

Otro de los puntos importantes cuando trabajamos en remoto es poder tener toda la documentación e información guardada en la nube. Necesitamos libre acceso y disponibilidad constante. Además, que todo esté actualizado.

Las soluciones más potentes, con mejor relación calidad precio y más utilizadas por todos (estos es importante a la hora de compartir cosas con otras personas) son Dropbox y Google Drive.

Ambas son altamente seguras (si hay un fallo de seguridad ni te darás cuenta porque están más que preparados) y sus versiones gratuitas están muy bien. Si necesitas más espacio siempre puedes ampliar el plan de pago.

Video calls: Google Meet – Skype – Zoom

Trabajar en remoto no significa estar desconectado ni ausente. Necesitarás de hecho, mayor y más estrecho contacto con tu equipo. ¿Cómo hacerlo? Con las ya más que famosos y nuestras mejores amigas las videollamadas.

Es importante reunirnos sin que ello nos haga hipotecar nuestro tiempo. Hay que verse las caras sin la obligación de que sea presencial (aunque siempre viene bien). Las videollamadas hicieron en nuestro confinamiento las veces de cafetería, sillón de psicólogo y como no, de sala de reuniones.

Las tres más utilizadas por su versatilidad, accesibilidad y opciones que ofrecen son Google Meet, Skype (ya más en desuso) y por supuesto, Zoom. Échales un vistazo y elige cuál se adapta mejor a vuestro negocio y equipo.

Mensajería instantánea – Slack – Google Chat

Y por último, las mensajerías instantáneas. Porque hay veces que queremos decir algo y no es ni para email y tampoco para llamadas (que las deberíamos dejar para cuando hay un fuego o es algo de urgencia). Poder mandar un mensajito siempre es genial, inmediato y rápido. Pero mejor no utilizar Whatsapp porque es una vía personal y ya estamos liando cosas.

Si quieres mantenerte conectado con tu equipo de trabajo de forma inmediata pero no intrusiva, utiliza herramientas de mensajería instantánea para escritorio. Slack es la que más cuota de mercado está ganando y es que es cómoda, rápida, eficaz y muy fácil de utilizar. Luego tienes otras como Google Chat y otras más. Elige la que más os guste y crea grupos, salas, comparte archivos, etc.

Hasta aquí nuestro repaso de herramientas para trabajar en remoto ahora que toca volver al trabajo. Que se te haga más sencillo o más difícil es cosa tuya. Ánimo que solo es cuestión de coger el ritmo. Eso sí, ten siempre tus proyectos bien controlados y organizados. En billage todo será más fácil y ágil. ¡Adelante! Pruébalo ahora gratis. 

This post is also available in: Spanish

0 ComentariosEsta publicación no tiene comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos