Alba Delgado

Pirámide de Maslow: las prioridades del s XXI


Internet y el mundo digital lo han cambiado todo. Incluso la prioridad de comer por encima de  estar conectado «solo un rato más». La pirámide de Maslow explicaba las prioridades del ser humano, hasta hace unos años. Hoy en día las prioridades han cambiado. Sigue leyendo y descubre la pirámide de las necesidades de Maslow adaptada a un emprendedor del siglo XXI.

¿Qué es la pirámide de Maslow?

La pirámide de Maslow es una teoría psicológica que se publicó por primera vez en 1943. Desde ese momento se ha rebatido y cuestionado múltiples veces, pero ninguna de las réplicas ha llegado a estar tan extendida como el original. Según la pirámide de Maslow, las necesidades humanas se clasifican en 5 grupos que se consiguen uno a uno y por orden ascendente. Por ejemplo, si uno no tiene qué comer, le preocupará poco no tener el reconocimiento del grupo porque necesita comer. Una vez satisfechas las necesidades de un nivel, son las del siguiente nivel las que priman sobre el resto. Por ejemplo, si tus ingresos están en riesgo, estás menos dispuesto a participar en causas altruistas porque estás centrado en mantener tu sueldo. Esta es la pirámide de Maslow clásica:   350px-piramide_de_maslow-svg

Aplicación de la pirámide de Maslow en el siglo XXI

Es evidente que la transformación que ha sufrido nuestro mundo desde los años 40 ha alterado también las prioridades de los individuos. Existen numerosos estudios sobre las prioridades de los Millennials a la hora de buscar un trabajo: priman el reconocimiento y la autorrealización por encima de la seguridad. Es este momento digital en el que todo cambia cada año, la seguridad se ha desdibujado, y con ella el principio básico de la teoría de la pirámide de Maslow. Para verlo en un ejemplo: en las últimas guerras y revueltas, lo primero que se corta para controlar a la población no es el suministro de comida, sino el acceso a internet. Seguro que algunos de vosotros habéis visto esta reinvención de la pirámide de Maslow: Cuando viajas por negocios y estás en un hotel con mala cobertura, si encima te has dejado el cargador, una buena WIFI y un 100% de batería pueden hacerle la competencia a la cena. Reevaluemos juntos los niveles de necesidades de Maslow:   6a00e5502e47b2883301b8d10d4f5c970c  

Necesidades básicas

Son básicas para seguir vivo, como comer, beber y respirar. Pero aquí también quedan incluidas dormir (madres del mundo, seguro que tenéis algo que aportar: se pueden cubrir otros niveles sin dormir ;-)), evitar el dolor o mantener una temperatura adecuada. No voy a preguntar si tener cobertura es más importante que comer, pero ¿cuántos habéis salido a un exterior muy frío para conseguir un par de rayitas de cobertura y recibir los mensajes de Whatsapp?

Necesidades de seguridad y protección

Se refieren a sentirse seguro y protegido. Es decir, proteger la integridad de tu cuerpo y la salud, pero también incluye la seguridad de unos recursos mínimos, como una casa, dinero, un coche, etc. Aquí encontramos más interpretación: ¿qué es un recurso mínimo? Una casa donde vivir es una necesidad clara de este nivel, pero el cómo es esa casa es interpretable. De todas formas, creo que con la casa nos pondríamos todos de acuerdo, pero cuando llegas a dinero y coche… es más difícil. En la economía colaborativa de hoy en día, tener un coche no es imprescindible. Existen sistemas para compartir vehículos (¡incluso casas!). Si tuvieras que elegir entre wifi o coche de propiedad, ¿qué elegirías? te_ayuda_a_gestionar_tu_negocio

Necesidades sociales

Son las de relación (amistad, pareja, colegas o familia) y aceptación social. Aquí es donde más ha impactado la transformación digital. Sin redes sociales, la aceptación se producía en un pequeño círculo físico: tu pueblo, tu colegio, tu grupo de amigos de la calle, etc. La cantidad de aceptaciones necesarias para pasar este nivel era minúscula comparada con la actual. Hoy en día, cualquiera puede opinar sobre tu persona cuando publicas en redes sociales. Tienes amigos en Facebook que opinan sobre tu nuevo corte de pelo, a los que no ves desde hace más de 25 años. Y les consideras tus «amigos». Las redes han ampliado el concepto de amigo porque hay gente con la que no hablas jamás que puede saber todo lo que pasa en tu vida (si tú lo publicas). Las empresas con equipos remotos también han tenido que afrontar los cambios en este nivel. Si estás en una oficina con tu equipo y firmáis un gran contrato, existe una celebración inmediata y colectiva. Pero si estáis cada uno en una zona horaria diferente, el sentimiento de relación y aceptación es muy distinto. De ahí que los principios Ágiles aboguen por sentar a todo el equipo en la misma sala. Está más que probado como acelerante de la efectividad.

Necesidades de estima

En este nivel se incluyen la estima hacia uno mismo y hacia los demás. Cuando este nivel no se consigue, hablamos de personas con baja autoestima y sentimientos de inferioridad. Siguiendo con lo que comentaba en el apartado anterior, construir una autoestima fuerte en el mundo actual requiere más aplomo. El anonimato es un arma para aquellos con baja autoestima que se reafirman dañando a otros. El anonimato de las redes y la rapidez con la que se genera, difunde y comenta la información puede complicar una autoestima alta. Que se lo digan a la madre (y a la hija) del «¡Ni Periscope ni h****as !»

Necesidades de autorrealización

En este último nivel está la justificación o el sentido de la vida de uno a través de una actividad. Aquí es donde la transformación digital ha cambiado la pirámide de arriba a abajo. La tecnología actual permite que proyectos vitales completamente imposibles hace 20 años se hagan realidad. Una persona sin recursos y sin trabajo pero con conexión a una wifi puede poner en marcha el negocio de sus sueños. Podrá funcionar o no, pero las barreras de entrada son tan bajas que no se pierde nada por intentarlo.

Internet: una ventaja al alcance de todos

Las necesidades han cambiado. El mundo digital ha puesto del revés al mundo real y eso se refleja en nuestro comportamiento. En lo profesional, es el momento de los profesionales con experiencia que se convierten en autónomos porque han perdido su trabajo o lo han abandonado en pos de un sueño, su sueño. Esa misión solo necesita acceso a internet. Si tu causa tiene repercusión, puede ser que no tengas ni casa, ni dinero, ni coche, pero estés en el nivel más alto de autorrealización. Que se lo cuenten a Oscar Camps de Proactiva Open Arms, pero también a los miles de pequeños negocios que ven una oportunidad, se lanzan a por ella y arriesgan lo que tienen. ¡Qué os voy a contar que no sepáis ya! Muchos ánimos y que lo digital os acompañe. Y como siempre, lo digital acompaña y mucho. Y más en la gestión de negocios.

Si quieres que tu día a día sea más fácil y sencillo, nada como usar una herramienta Todo en 1. Billage te ayuda en la Programa de Gestión de Proyectos, Tareas y CRM y mucho más. Descúbrelo ahora ¡Gratis! 

1 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos