María Alcaraz

Coronavirus COVID-19: ayudas para PYMES


*Actualización: 14.04.20. Un mes. Hoy cumplimos un mes desde que se decretó en España el Estado de Alarma y desde aquel 13 de marzo de 2020 que todos recordaremos por siempre, nada ha vuelto a ser igual. Todos estamos afectados de una u otra manera y aunque la salud es lo fundamental y lo principal, no podemos desde aquí dejar de pensar en todas las empresas que están viéndose afectadas. Las Pymes son uno de los nichos en el que se encuentran muchos damnificados y es que una pequeña – mediana empresa necesita trabajar día a día y sobre todo, vender, para poder salir adelante no sin esfuerzo.

Estado de Alarma, segunda vez en nuestra historia

Este Estado de Alarma nos trae de vueltas a todos. Jamás lo habíamos vivido y para los que no vivimos las guerras por las que pasó nuestro país, este momento nos está costando más de lo que pensamos, a todos los efectos.

Es la segunda vez desde que se instauró la Democracia en España que estamos bajo el Estado de Alarma. De la primera, ni nos acordamos y es que ni de lejos, supuso que nos quedásemos en casa. Nos pasó inadvertida pero ocurrió. Fue en 2010 y durante los días 3 y 4 de diciembre se instauró el Estado de Alarma por la “crisis de los controladores aéreos”. El Estado de Alarma de entonces se decretó por el obligado cierre aéreo del momento pero no afecto a los ciudadanos ni a la economía general (momentáneamente se vio afectado el turismo pero sin grandes consecuencias).

Es ahora la primera vez en la que estamos realmente viviendo esta situación y que una vez salvada la salud y puesto todo en orden, encontrada la vacuna y los remedios para evitar nuevas situaciones caóticas en la sanidad, tocará hacerse cargo de la situación cuanto menos complicada que se queda para todos en ámbitos económicos y profesionales.

Las Pymes, ¿en qué lugar están?

Todos estamos padeciendo en el ámbito profesional esta situación. Empresas “beneficiadas” por este momento las hay pero pocas y no debemos ni culparlas ni lapidarlas porque son movimientos naturales de la vida. Lo que debemos entre todos hacer es pensar y apostar por levantar la economía de nuestro país.

El entramado empresarial español está sustentando en su mayoría por pymes (pequeñas y medianas empresas) que son las que con su esfuerzo y trabajo diario consiguen generar empleo y riqueza (representan el 98% de las empresas de España y dan el 75% del empleo). Son estas a las que hay que prestar especial atención y cuidado por su vulnerabilidad y peligro ante la situación de no poder trabajar – vender – facturar y por ende, pagar a sus proveedores, empleados. Todo es una cadena que esperemos no se convierta en desastrosa.

Reconversión en tiempo fugaz

Para todos los que estamos al frente de una pyme es el momento, si no lo hemos hecho ya, de analizar, planificar escenarios y tomar decisiones a corto – medio largo plazo sin dejar de evaluar las consecuencias a largo.

Hay que reinventarse, buscar opciones y alternativas, acogerse a todo lo que esté a nuestro alcance e intentar mantener la calma y la cabeza fría. Es momento de pensar con frialdad, dejar el miedo a un lado y pensar que seguro, hay algún camino.

Lo primero que tenemos que analizar es la situación de tesorería propia, las posibilidades internas y las vías de soporte económico que podemos tener. En esta línea, desde billage hemos lanzado una importante colaboración con Banco de Santander para la financiación inmediata de facturas que ayudará a generar un poco de respiro en el estado financiero de la empresa.

Además de esto, hay que negociar con nuestros proveedores, clientes, arrendadores… Hay que hablar, poner los escenarios sobre la mesa, ofrecer opciones y llegar a acuerdos reales y también honestos para todos.

Ayudas del Gobierno para pymes

Por supuesto o al menos así es de esperar, el Gobierno de España apoyado y respaldado por Europa está ofreciendo ayudas para el sector de las pymes que pueden aliviar los daños causados por la pandemia del Coronavirus que estamos padeciendo. ¿Cuáles son? (Información actualizada).

Aplazamiento de impuestos

Esta moratoria fue una de las primeras en aparecer en el abanico de ayudas a autónomos y pymes y la que más ha calado. Desde el 13 de marzo y hasta el 30 de mayo (fecha en vigencia) se puede solicitar el aplazamiento de hasta 30.000 € en el pago de los impuestos durante un tiempo máximo de 6 meses (los 3 primeros sin intereses y los 3 últimos con el interés habitual de los aplazamientos).

Se puede aplazar el IRPF, el IVA y el Impuesto de Sociedades.

Aplazamiento solo válido para empresas que facturasen menos de 6 millones de euros en el ejercicio 2019.

*La última actualización del Ministerio de Hacienda dicta que las empresas que tengan que presentar impuestos el 20 de abril podrán hacerlo hasta el 20 de mayo.

*Actualización: 14.04.20:

El Gobierno notifica el aplazamiento de pago de impuestos para pymes y autónomos hasta el 20 de mayo (noticia que ha despertado controversia porque se ha hecho pública el día antes de la finalización del plazo para la domicialización de estos pagos).

Si tenías planificado hacer el pago del IVA, IRPF e Impuesto de Sociedades correspondiente al primer trimestre de 2020 y cuya fecha tope es el 15 de abril para domiciliaciones y 20 de abril para pago directo, tienes márgen sin que incurra en intereses. Nueva fecha para el pago de los mismos: 20 de mayo de 2020.

Moratoria de pagos a la Seguridad Social

Si eres una empresa – pyme afectada por el Covid 19 podrás aplazar, sin intereses y durante 6 meses, los pagos a la Seguridad Social referentes a los meses de mayo, junio y julio de 2020.

Esta ayuda es indistinta al régimen al que esté acogida la empresa pero será excluyente para las que tengan en vigor cualquier otro aplazamiento y cuyo pago se encuentre entre los meses de abril y junio.

Tampoco será viable esta moratoria para las empresas acogidas a un ERTE por el coronavirus.

Para autónomos el aplazamiento de deudas con la Seguridad Social también es viable para las que vencen entre abril y junio pero con un interés del 0,5%.

Ayudas del sector privado

Como parece (y así es) que las ayudas ofrecidas por el Gobierno no son suficientes, el sector privado (determinadas empresas) ha puesto en marcha ayudas para la situación. Bancos como el Banco de Santander ofrece para pymes “préstamos preconcedidos”, compañías telefónicas ofrecen datos gratis o anticipan el pago a sus proveedores, o compañías de energía ofrecen el fraccionamiento de sus facturas.

*Ponte en contacto con tus compañías habituales para analizar las ayudas concretas a las que te puedes acoger.

Pymes y startups de ciencia e innovación

Porque sin innovación no vamos a ninguna parte, el Ministerio de Ciencia junto al CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) ofrecen un plan de medidas extraordinarias para pymes y startups de innovación.

De esta forma se busca agilizar los procesos de gestión y aprobación para los proyectos en curso de I+D+i siempre que se cumplan los mínimos requisitos estipulados.

Contratos bonificados

El sector turismo, uno de los más vapuleados por esta crisis (todos los establecimientos de turismo – restauración – hostelería permanecen cerrados y sin noticas de cuando podrán volver a su actividad) tendrá determinadas ayudas propias como la bonificación de los contratos fijos – discontinuos.

Alquileres e hipotecas de pymes y autónomos

La medida adoptada para los alquileres y hipotecas de particulares se ha extendido también a los que se refieren a pymes y autónomos. De esta forma, todos los que no puedan hacer frente a un alquiler – hipoteca de un local o centro de trabajo podrán suspenderlo transitoriamente y devolverlo en un futuro según se acuerde (estará vigente hasta el último día del Estado de Alarma).

Suministros más flexibles

Ninguna empresa podrá dejar de recibir suministros como luz, agua, gas durante el estado de Alarma por falta de pago y podrán suspender el pago de estas facturas en este periodo y acceder a contratos más flexibles según las circunstancias particulares de cada negocio.

Promover el teletrabajo

Para ayudar y motivar a que las empresas instauren el teletrabajo (se evitan los traslados a oficinas y también se beneficia el cuidado de niños sin colegio) el Gobierno ha abierto una línea de crédito para ayudar a la compra y leasing de material necesario para instaurar el teletrabajo en las empresas (equipamiento destinado a la digitalización y trabajo remoto).

Industría: prestamos disponibles

Los préstamos del programa Emprendetur han suspendido durante un año (y libre de penalizaciones) los intereses y las amortizaciones de sus cuotas.

Sgigpyme (Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa) ofrece el aplazamiento de los reembolsos de préstamos concedidos por la entidad (es necesario acreditar que el coronavirus ha afectado a la actividad y será ejecutable por un plazo inferior a 6 meses).

Préstamos refinanciados

El pasado 27 de marzo, el Ministerio de Industria aprobó una renegociación de los préstamos Enisa existentes para empresa afectadas por la pandemia del coronavirus. Esta medida afecta a numerosas startups que funcionan con este tipo de préstamos y que estaban viendo peligrar sus negocios y actividades por las cuotas no asumibles de estos préstamos que vencen a finales de marzo.

*Al estar pendientes de aprobación los Presupuestos del Estado 2020, los fondos Enisa se han visto paralizados con el consiguiente daño para el ecosistema emprendedor que en un determinado volumen depende de esta línea de financiación.

Cese de la actividad *para autónomos

Si la empresa ha visto reducidos sus ingresos en un 75% por la crisis del coronavirus (no por otros motivos sino por esta situación) se puede solicitar un cese de la actividad temporal (es un trámite que deberá realizarse mediante la Mutua de cada uno).

Esta opción disponible para autónomos se materializa en la parada inmediata del cobro de la cuota de autónomos. También estos autónomos percibirán una prestación del 70% de la base reguladora en la que cotizan.

Este es un explícito detalle de las medidas actualizadas para pymes ofrecidas por el Gobierno para ayudar en las consecuencias de la pandemia de coronavirus que estamos viviendo. Además de esto, como decíamos al principio de nuestro post, es imprescindible que tengamos buena actitud, que sigamos adelante y que no desfallezcamos. Aunque parezca una frase hecha y fácil, tenemos que tener presentes que de esta hay que salir y además, reforzados. Sin actitud, es imposible.

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos