Cómo se construye una empresa de 30 billones de dólares: El caso de Airbnb

18 Julio 18

Airbnb es una empresa cuyo nombre se menciona a menudo, pero ¿hasta qué punto la conocemos realmente? ¿Qué historia hay detrás de ese nombre? A continuación, te lo contamos. También veremos los motivos por los que se trata de un caso exitoso de emprendimiento: detectaron una necesidad real de mercado y lanzaron un servicio muy simple para resolverla de forma inmediata.

¿Cómo nació Airbnb?

Nos ponemos en situación: año 2007, San Francisco. Dos amigos veinteañeros, Brian Chesky y Joe Gebbia, tenían la intención de iniciar juntos un proyecto: ¡una empresa de diseño! -¡A que no os lo esperabais!-

Para ello, Brian se mudó a la ciudad, y la primera noticia que recibió al llegar fue que el pago del alquiler era de 1150 USD al mes. Esto lo colocaba en una situación difícil, ya que él solo contaba con 1000 dólares. 

Por otro lado, iba a tener lugar en la ciudad una conferencia de diseño. Tanto Brian como Joe coincidieron en que, siendo ellos diseñadores y teniendo en mente la idea de comenzar una empresa, tal vez podrían conseguir algunos contactos importantes. Así cogerían impulso en sus inicios como empresarios. Al revisar el sitio web de la conferencia, notaron, en la sección de hoteles, que todos se encontraban completamente llenos. Es decir, no había habitaciones disponibles.

En ese momento, Brian y Joe se dieron cuenta de que en su apartamento sí había bastante espacio. Así que tuvieron la idea de habilitarlo como un "Bed and Breakfast" (concepto de alojamiento económico que incluye, como su nombre indica, cama y desayuno). De esta forma, reunirían el dinero necesario para poder pagar el alquiler del apartamento.

Vale, ya sabemos de dónde sale el concepto de Airbnb, pero ¿y el nombre? Pues bien, resulta que estos chicos no tenían más camas que unas hinchables (air bed). De allí, la primera parte del nombre que hoy es conocido en cualquier rincón del mundo.

Crearon un sitio web muy básico llamado “Air Bed anBreakfast” (cama de aire y desayuno), y pidieron a los organizadores de la conferencia que lo promocionaran. Parecía una idea absurda, pero lo consiguieron. Y mejor aún, varias personas se mostraron interesadas en hospedarse con ellos.

Una mujer de 35 años, un padre de 5 hijos oriundo de Utah, y otra persona de La India acudieron al anuncio de los jóvenes y se hospedaron durante una semana en su casa. Esto les permitió interactuar con ellos de una manera especial e incluso hacerse amigos. Descubrían así un nuevo concepto en el hospedaje de personas.

Al despedir a estas personas, tanto Joe como Brian sabían que tenían delante algo especial. Buscaron a un tercer socio para que les ayudara a crear un sitio web más profesional. Sería Nathan Blecharzyk, quien completó el tridente que le daría vida a Airbnb.

¿Cuáles han sido los principales retos que ha afrontado Airbnb?

Tras su primer descubrimiento, los fundadores se enfrentaron a dos grandes retos:

  1. El primero de los retos a los que se enfrentaron los fundadores de Airbnb fue, obviamente, convencerse de que la idea innovadora de hospedar personas en casas de extraños iba a ser finalmente una idea exitosa. Este reto fue afrontado y superado cuando alquilaron su propio apartamento, viendo que sí había un nicho en el mercado que podía ser explotado en este sentido.
  2. Sin embargo, había muchos más desafíos pendientes. Uno de los más importantes era convencer a los inversores de que este concepto de hospedaje iba a resultar rentable. En los comienzos fue tan difícil lograr este objetivo, que la compañía tuvo que ser financiada con tarjetas de crédito. No abandonar el emprendimiento a pesar de tener más de 40.000 USD en deudas, fue quizá la prueba más importante que tuvo que superar la empresa en sus inicios.

¿Cuáles han sido los elementos claves del éxito de esta empresa?

En esos momentos en que la empresa estaba comenzando y en los que no encontraban inversores que los apoyaran, las deudas eran enormes. La desesperanza casi extinguía cualquier vestigio de optimismo. No obstante, hubo tres elementos clave para mantener la empresa mientras el éxito llegaba:

  1. El primero de ellos, fue mantener la unión de los fundadores y el apoyo que cada uno de ellos representaba para el otro.
  2. El segundo, fue mantener la convicción de que la idea funcionaría. Esa primera experiencia en la que los fundadores alquilaron su propia vivienda, marcó sus vidas para siempre. Introdujo en sus mentes la idea irreversible de que su emprendimiento había sido un acierto que los llevaría al éxito.
  3. Otro punto clave fue poder encontrar medios para sostener la compañía cuando las cosas no terminaban de arrancar por problemas económicos. Airbnb tuvo que “sobrevivir” durante algún tiempo a base de vender cajas de cereales con las caras de Barack Obama y de John McCain (aprovechando el impulso de la campaña presidencial de las elecciones presidenciales norteamericanas). Esto, como hemos dicho, permitió a la empresa mantenerse hasta que Y Combinator, la conocida aceleradora de Startups estadounidense, les ofreció 20.000 USD para mejorar el modelo de la empresa. A este lo siguió otro aporte de 600.000 USD por parte de la firma de capitales Sequoia Capital.

¿Qué podemos aprender de una startup como esta?

Para mí quizás la lección más importante de esta historia de emprendedores es:

¿Tienes una idea? Dale vida de inmediato.

Brian y Joe no se esperaron a tener una web espectacular para salir al mercado. Salieron con una web básica y con colchones hinchables.

Algunas otras lecciones:

  1. No tienes que ser un experto en gestión de hoteles para montar el negocio de hospedajes más conocido del momento.
  2. No tienes que tener mucho dinero para echar a andar un negocio.

Los fundadores de esta startup tuvieron una idea que quizá surgió de la casualidad. Sin embargo, una vez estuvo en sus manos, hicieron todo lo que estuvo a su alcance para materializarla y convertirla en un éxito rotundo. Y, efectivamente, en menos de 8 años, esa idea pasó de ser una visión a una realidad valorada en 30 USD billones.

Hay que destacar, el acierto que supuso ver una oportunidad de negocio en circunstancias que se dan a diario; observaron una necesidad no cubierta en el mercado y vieron la manera de solventarla.

También es reseñable el modo en que lo hicieron. Dieron la vuelta a las cosas cotidianas (y aparentemente simples) de las que ellos disponían. Las convirtieron en recursos aprovechables y así, partiendo de una base al alcance de cualquiera, consiguieron avanzar y crecer.

En conclusión, el caso de Airbnb es, además de inspirador, una muestra de que, cuando se tiene una idea hay que validarla con clientes reales cuanto antes, aprender, iterar y persistir para al alcanzar el éxito.

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos