« Volver al glosario

Startup


Una startup es una empresa de reciente creación (en sus etapas más iniciales) de la que se espera un alto potencial de crecimiento dado el sector al que se dedica, las directrices de su plan de negocio y su modelo de gestión. Uno de los aspectos que suelen ser más relevantes cuando se valora el potencial de expansión de una startup es que su modelo de negocio sea escalable; es decir, que la empresa pueda empezar de cero a partir de unos requisitos mínimos (técnicos, de espacio, de recursos humanos), pero pueda llegar a crecer mucho y convertirse en una empresa grande.

¿Cuáles son las características principales de una startup?

Existen muchas startup distintas, cada una con sus particularidades, por lo que resulta muy difícil establecer un perfil común. No obstante, las startup son empresas que suelen compartir ciertas características, entre las que se incluyen:

  • Son empresas con un elevado potencial de crecimiento
  • El riesgo de fracaso de tales empresas es también muy elevado
  • Se enfocan mayoritariamente al sector TIC o Biotecnológico
  • Suelen utilizar sistemas de financiación alternativos al sistema bancario tradicional (en muchas ocasiones, dado el elevado riesgo inherente a dichas empresas, el sistema bancario tradicional es reacio a proporcionarles financiación).