« Volver al glosario

Principio de uniformidad, ¿qué es?


Principio de uniformidad es uno de los asientos o normas contables referidos a la empresa y mediante el mismo, la compañía ha decidido seguir unas pautas contables que hay que adoptar en todos los casos. Se trata por lo tanto de aportar a la contabilidad de la empresa “uniformidad”.

Definición de principio de uniformidad

Como definición exacta el principio de uniformidad atribuimos que significa el parámetro, norma o criterio contable que se aplica de forma constante e igualitaria para las actividades de la compañía.

Estos criterios o normas contables se determinaron por una situación en particular y mientras esta siga presente, se continuará aplicando dicha norma bajo la que se ampara el principio de uniformidad.

En caso de que varíe o cambie lo que motivó el criterio adoptado, las condiciones que lo hicieron existir, se modificará el principio de uniformidad para con las nuevas casuísticas.

Aplicaciones del principio de uniformidad

Una de las preguntas más habituales es cuándo se utiliza y aplica el principio de uniformidad. Estos criterios deberán estar recogidos en la Memoria de las cuentas anuales y su modificación debe ser informada para garantizar y mantener los principios de coherencia.

¿Cuáles son los casos más normales y comunes?

  • Cuando se ha elegido un método concreto para la valoración de existencias.
  • En las situaciones en las que se adopta un criterio de devengo o de caja.
  • Si la compañía ha decidido aplicar una determinada fórmula de amortización para el inmovilizado.

Utilidad real del principio de uniformidad

Pero, ¿para qué sirve realmente el principio de uniformidad? Esta es una de las grandes preguntas referentes a este caso.

Gracias al principio de uniformidad se puede comparar bajo los mismos criterios, dos ejercicios contables de una misma empresa pudiendo así tomar decisiones acertadas sobre lo acontecido.

Y es que si se toman criterios diferentes para realizar la contabilidad de una empresa, pueden haber grandes diferencias en los resultados de dos ejercicios sin que sean del todo reales.Así que con el criterio de uniformidad, también conocido como de consistencia, nos vamos a garantizar que se toman criterios comunes y que nos facilitan la realización y análisis de la contabilidad de la empresa.

El principio de uniformidad debería ser adoptado por todas las compañías que realizan contabilidad (que tienen que ser todas) y es que como decimos y no nos vamos a cansar de repetir, la contabilidad debe ser transparente, bien realizada y seguir unos criterios saludables, constantes y comunes. Esto sin duda, lo garantiza el principio de uniformidad.

Si aún no lo tienes implementado en tu empresa es el momento de ponerte con ello. Analiza tu casuística particular y de ahí, desarrolla este principio de uniformidad para que tu contabilidad siempre sea lineal. 

¿Quieres saber más sobre nuestro programa de facturación gratis y todas sus posibilidades?  ¡Pruébalo gratis!