Javier Sánchez Serrano
Javier Sánchez Serrano

Cómo elaborar un recurso de reposición ante Hacienda


No lo dejes, tienes opciones: ¡prepara un recurso de reposición ante Hacienda! Si necesitas oponerte a una liquidación realizada por Hacienda, que va en contra de tus intereses, y tienes tanto el convencimiento como la justificación de que se trata de un error, puedes plantearte interponer un recurso de reposición. Te lo explicamos en este artículo.

¿Qué es el recurso de reposición?

Se trata de tu primera línea de defensa contra los actos dictados por la Administración Tributaria, que sean susceptibles de reclamación económico-administrativa. Hablando de manera menos legalista, se trata de realizar un escrito ante la Administración, en la que expones que no estás de acuerdo con alguno de sus actos, argumentas este desacuerdo, y en su caso lo justificas documentalmente. Se pueden reclamar por esta vía, a modo de ejemplo y entre otras:

  • Las liquidaciones provisionales o definitivas realizadas por la agencia tributaria.
  • Las comprobaciones de valor de rentas, bienes, etc.
  • Los actos dictados en los procedimientos recaudatorios, como la providencia de apremio, una diligencia de embargo, una denegación de aplazamiento, etc.
  • Los actos que impongan sanciones.

Billage te ayuda a llevar al día tus impuestos

¿Cómo interponer un recurso de reposición?

El recurso hay que interponerlo ante el mismo órgano que dictó el auto al que te opones. El plazo es de un mes a partir del día siguiente al que se recibe la notificación. En el mismo debe constar:

  • Datos del interesado.
  • Órgano ante el que se formula el recurso.
  • Acto administrativo que se pretende impugnar, con su fecha, número de expediente, etc.
  • Alegaciones tanto de hecho como de derecho.
  • Documentos que puedan acreditar las alegaciones formuladas.

Aquí tienes el formulario de la AEAT que tendrás que rellenar.

¿Qué efectos tiene la realización de un recurso de reposición?

El más importante es que la ejecución del acto impugnado quedará suspendida hasta que se resuelva el recurso. Para ello habrá que aportar garantías en forma de aval, fianza, depósito de dinero y otros admisibles, que garanticen la deuda tributaria, más los intereses y recargos que pudieran derivarse. La garantía no será necesaria si se trata de sanciones.

¿Cómo se resuelve el recurso de reposición?

La competencia para resolver el recurso la tiene el órgano que dictó el acto recurrido,  y contará con un mes de plazo para hacerlo, contado desde el día siguiente al de la presentación del recurso. Transcurrido dicho plazo, el interesado podrá considerar desestimado el recurso y podrá proceder a interponer una reclamación de otro tipo, como una reclamación económico-administrativa. ¿Has interpuesto alguna vez mediante un recurso de reposición ante Hacienda? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios. Billage te ayuda a llevar al día tus impuestos

This post is also available in: Spanish

0 ComentariosEsta publicación no tiene comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos