María Alcaraz

Diferencias entre asesoría online y tradicional


Si tienes entre manos tu propio negocio, uno de los primeros puntos a delegar es la gestión de tus asuntos fiscales. Puedes hacerlo tú, por supuesto pero te quitará mucho tiempo útil y valioso y puede que cometas errores por no estar especializado en ello. Contratar a una asesoría es y será una de las mejores decisiones pero, ¿cuál elegir? ¿online o tradicional? Para poder decantarte por una u otra lo fundamental es saber qué es cada una y qué implica.

No es lo mismo: Asesoría online vs asesoría tradicional

Aunque parezca que es lo mismo, en realidad no lo es. Pero entendemos que exista la confusión porque si algo hemos conocido durante toda la vida (incluso porque nuestros padres trabajaban con ello), son las asesorías tradicionales: esas “físicas” en las que el asesor existía y había reuniones puntuales para gestionar la documentación fiscal de la empresa.

Estas asesorías siempre han funcionado muy bien, todos los negocios estaban habituados a tener una de cabecera y trabajar con ella. También motivados porque las empresas eran tradicionales – offline.

Pero el entorno cambia, la vida modifica y empiezan a aparecer los negocios online. ¿Qué significa? Que todo debe adaptarse a esta nueva forma de trabajar y aparecen las primeras asesorías online. Y no solo porque son asesorías que trabajan en remoto y con las que nos comunicamos de forma virtual sino porque además, atienden las necesidades especiales de los negocios online.

No se comportan exactamente igual los negocios de ecommerce en cuanto a asuntos fiscales y tributarios por lo que hay que tenerlos muy en cuenta y las nuevas asesorías online cubren estos tips.

¿Qué es una asesoría tradicional?

La de toda la vida. La asesoría que todos conocemos y como decimos, nuestros padres utilizaban para sus negocios. Esa asesoría con su asesor que nos recibe en su oficina presencial y al que le llevamos los tickets en un sobre o incluso, en una bolsa para que se las arregle de cara a la declaración trimestral y otros trámites fiscales.

Deben tener esa oficina para la recepción de clientes y también para almacenar los documentos físicos – en papel que se les entregan.

¿Pueden hacer teletrabajo? Sí, claro, y ahora más que nunca todos estamos aprendiendo y explotando esta posibilidad de trabajo pero deben adaptarse ya que recibirán la documentación y papeles por correo – mensajería por ejemplo y podrán almacenarlo en sus casas o donde trabajen.

¿Qué es una asesoría online?

Una asesoría online en principio es lo mismo que una asesoría tradicional pero con servicio telemático – virtual. Esta tipología de asesoría va a utilizar internet como soporte principal para la gestión de sus documentos, tratamiento con el cliente e incluso, presentación de modelos ante la Agencia Tributaria y demás organismos.

Estas asesorías se crean a partir de las tradicionales pero quieren ir un paso más allá y cumplir con las necesidades actuales del mercado. Si el entorno es online, ellas, las asesorías, deben adaptarse y convertirse también en virtuales.

Y no sólo para atender de forma virtual lo que les ayuda por supuesto a abrir sus fronteras y no tener que limitarse a los clientes locales sino que además se pueden especializar en dar soporte y soluciones a los clientes de ecommerce que tienen necesidades especiales.

Si algo tienen las asesorías online es que son fáciles. Todo se gestiona a través de Internet y puedes enviar toda la documentación de forma telemática.

Un hándicap es que la mayoría de ellas te pedirán que envíes la documentación de tus trimestres de forma ordenada y gestionada pero para eso tienes soluciones como billage en la que puedes ir sumando tus gastos y tu facturación día a día y al finalizar el trimestre solo tienes que exportar y enviar los documentos a tu asesoría.

Qué elegir: online o tradicional

Dependerá sobre todo de tus necesidades y de tu forma de trabajar. Aunque es cierto que todos estamos virando hacia un trabajo más telemático y virtual, la realidad es que hay determinados negocios y sobre todo, personalidades y formas de trabajar que son más offline y siguen apostando por lo tradicional. También está bien. Lo importante es que cada uno encuentre su manera y apueste por ello.

La asesoría tradicional te puede ofrecer un trato no más personalizado pero sí más íntimo y que podrás tener esas reuniones presenciales con tu asesor que a algunos les gusta pero que para otros representa una pérdida de tiempo.

En realidad, la buena atención al cliente no depende de si es virtual o presencial sino de cómo esté organizada en este caso la asesoría y el propio tratamiento al cliente. Pero eso es otro asunto y no solo aplica a las gestorías sino a todos los negocios.

Eso sí, si tu negocio es digital tal como un ecommerce, te recomendamos que elijas no en sí una asesoría virtual o tradicional pero sí una asesoría que conozca los pormenores y especificaciones de los negocios online porque no son iguales.

A tener en cuenta a la hora de elegir cualquier asesoría, ya sea tradicional u online son aspectos como:

  • La ubicación: trabajas en remoto, en una ciudad, en un pueblo apartado… todo cuenta.
  • El precio del servicio: qué quieres contratar vs lo que necesitas que cubran para ti.
  • El procesamiento de documentos: según tus necesidades si lo harás tú o ellos.
  • Seguridad: determina qué nivel de seguridad necesitan tus documentos para así evaluar la que te ofrecen las asesorías posibles de contratación.
  • Software: es lo más sencillo de utilizar y aunque tengas contratada una asesoría no es excluyente. Un software de facturación y gestión te va a ayudar a tener el máximo control de tu negocio en todo momento desde por ejemplo, tu teléfono móvil. Con billage puedes hacerlo y será totalmente efectivo. Pruébalo ahora.

Ya conocemos las diferencias entre asesoría online y tradicional. Es el momento de apostar por una para tu negocio porque tu tiempo es muy valioso y deberías dedicarlo a lo que realmente aportas valor. ¿Quizás vender, gestionar tu equipo? Eso lo sabes tú mejor que nadie. ¡Explótalo!

0 comentarios No hay comentarios.
Dejar un comentario

Comentario enviado correctamente y pendiente de comprobación.

No se ha podido enviar correctamente el comentario.

Campos incompletos