« Volver al glosario

Insolvencia


La insolvencia es la incapacidad del deudor para abonar, de forma regular, las deudas contraídas antes del vencimiento de éstas. Dicha situación puede afectar tanto a personas individuales como a empresas.

¿En qué circunstancias puede ser insolvente una empresa?

Aunque por lo general existe la idea de que la insolvencia empresarial sólo puede ser debida a la falta de dinero y de propiedades, existen algunos casos en los que dicha creencia es matizable. Una empresa puede encontrarse en la insolvencia por dos motivos principales:

  • La empresa no posee dinero y de bienes propios con los que podría pagar las deudas.
  • La empresa posee un patrimonio, incluso un gran patrimonio, pero carece de liquidez y sus posesiones no pueden ser convertidas en dinero en efectivo con la celeridad suficiente y en las condiciones adecuadas para permitirle atender a sus compromisos de pago de forma regular.