« Volver al glosario

Factura simplificada


Una factura simplificada es un documento muy similar a una factura convencional, pero contiene menos información que ésta y solo puede emitirse en ciertos casos. La emisión de facturas simplificadas va sustituyendo progresivamente a la justificación de gastos mediante tickets (la normativa más reciente ya no permite la utilización de tickets como documentos justificativos de gastos).

¿En qué circunstancias puede emitirse una factura simplificada?

  La factura simplificada únicamente puede ser emitida en unas circunstancias determinadas, entre las que se incluyen las siguientes:

  • Si el valor de la operación en su conjunto (incluyendo el IVA) no supera los 400 €.
  • Si la factura en cuestión es una factura rectificativa.
  • En ciertas operaciones de suministro de ventas o servicios, autorizadas por Hacienda y cuyo importe total (incluyendo el IVA) no supere los 3000 €.