« Volver al glosario

Contrato de leasing


Un contrato de leasing es un contrato mediante el cual una empresa (arrendador) cede a otra (arrendatario) el disfrute de un bien -adquirido por la primera a petición de la segunda- durante un período de tiempo y a cambio de cierta cantidad de dinero. El contrato debe incluir siempre una opción de compra del bien por parte del arrendatario al finalizar el contrato.

¿Qué bienes pueden incluirse en un contrato de leasing?

Únicamente los bienes que el arrendatario destine a uso empresarial (no personal). El tipo de bienes que pueden incluirse en un contrato de leasing son muy variados:

  • Flotas de vehículos
  • Maquinaria industrial
  • Naves industriales
  • Pequeña maquinaria de oficina (fotocopiadoras, por ejemplo)

¿Qué sucede al finalizar el contrato de leasing?

Al finalizar el contrato de leasing, el arrendatario puede optar por una de las tres opciones siguientes:

  • Ejercer su opción de compra y quedarse con el bien a cambio de una cantidad residual de dinero.
  • Devolver el bien al arrendador.
  • Negociar un nuevo contrato de leasing con el arrendador.