« Volver al glosario

Benchmarking


El benchmarking consiste en analizar la evolución de empresas de éxito -pueden ser competidores o empresas en áreas distintas a la propia-  para poder estudiar los factores que les han conducido al éxito y hallar una forma de aplicar dichos factores a la propia empresa para mejorar su rendimiento. El benchmarking consiste, de hecho, en “aprender de otras empresas”: las que lo hacen especialmente bien (para intentar mejorar aspectos de la empresa propia que tal vez no se encuentren en el nivel adecuado), las que compiten directamente con nuestra empresa (para que no nos tomen una ventaja competitiva que deje rezagada a nuestra empresa en el mercado) o cualquier otra empresa cuya forma de hacer las cosas nos puede parecer interesante para nuestra empresa. El benchmarking puede utilizarse para mejorar la evolución de la propia empresa en general, para detectar la mejor forma de relacionarse con el público objetivo o para valorar el lanzamiento de un nuevo producto, entre otros.